Este es El Respiro, la dosis diaria de noticias buenas del 17 de junio para sonreír y olvidarnos —por un rato, al menos— de la emergencia sanitaria.

Melodías para las personas atrapadas en casa

En un vecindario de Ciudad de México, varios músicos tocan en las calles para ganarse la vida. Después de que el brote de coronavirus provocara que las calles normalmente bulliciosas de la capital mexicana se vacíen, dejando a muchos artistas que tocaban en bares y eventos sin trabajo. Pero ellos han encontrado una solución temporal: van por las calles, dando serenata a las casas a cambio de propinas, están llenándolo con las melodías de sus marimbas, trompetas y güiros. 

“Deberíamos estar en fiestas”, dijo Efraín Girón a Reuters mientras él y tres compañeros de banda se paseaban en una marimba en el bohemio vecindario de Condesa, “pero no teníamos más remedio que adaptarnos al sistema, darnos cuenta de que la gente está en casa, así que digo, tienes que traerles música, ¿verdad? Tienes que traerles alegría ”, le dijo a la agencia de noticias.

Girón, quien antes de la pandemia solía tocar en conciertos los fines de semana y días festivos, dijo que gana entre  9 y 14 dólares por ocho horas de trabajo. En México hay al menos a 155.000 casos de covid-19. Más de 18.000 han muerto. Millones han quedado en el desempleo. Girón anhela un rápido final de la crisis del coronavirus. “Espero retomar el ritmo que teníamos. Si los restaurantes donde trabajábamos no se ven afectados o no cierran para siempre, continuaremos haciendo lo mismo ”, dijo.

PUBLICIDAD

Su repertorio es muy variado. Algunos peatones pidieron canciones, otros bailaron en sus balcones mientras la banda tocaba canciones tradicionales mexicanas como Cielito Lindo y el bolero Bésame Mucho. Tal fue el abanico que ofrecían que llegaron a tocar canciones de bandas como Coldplay.

Una guía de cómo invitar amigos a tu casa

Algunos lugares ya empiezan a reactivarse. Recibir visitas al interior de tu casa sigue siendo una mala idea, según los expertos. Pero hay formas de organizar una reunión en tu casa sin ponerte en peligro a ti y a tus invitados.

Con una planificación cuidadosa, una actitud cautelosa y un poco de diseño creativo, es posible reunirse con un pequeñísimo número de amigos y familiares.

Reunirte al aire libre es la manera más segura. Puedes hacerlo en un parque o en la terraza, el pórtico delantero o el jardín de tu casa. “Estar al aire libre es la clave”, dijo Lindsey Leininger, investigadora de políticas sanitarias y profesora clínica de la Escuela de Negocios Tuck de la Universidad Dartmouth. 

Reunirse en casa o en un parque puede ser más seguro que comer en algún restaurante, incluso si es al aire libre, porque eres responsable de tu propio distanciamiento y puedes controlar en todo momento quién toca los alimentos, platos y cubiertos.

Si extrañas las reuniones con tus amigos, prepara dos cócteles en casa, guárdalos en el termo refrigerante más potente que tengas y pídele a un amigo que vaya a tu casa con su propio vaso o copa. Sírvete tu bebida, dile a tu amigo que coloque el otro vaso a 2 metros, llénalo y regresa a tu lugar. 

La distancia es todo. Si planeas recibir un grupo más grande, saca tu cinta métrica y asegúrate de que tus sillas estén al menos a dos metros de distancia. No coloques mesas compartidas entre ellas. Si tienes un espacio al aire libre lo suficientemente grande para varias mesas, distribúyelas como corresponde. Reúne en una misma mesa solo a quienes hayan estado viviendo juntos durante la cuarentena. “Posiciona macetas u otras señalizaciones entre las mesas para que la separación quede clara”, sugirió Jennifer Collins, directora ejecutiva de JDC Events, una agencia de planeación de eventos en Silver Spring, Maryland.

Y la regla clave: todos deben traer sus propias cosas. Los expertos están de acuerdo en este punto. Los invitados deben traer su propia comida, platos, cubiertos, vasos y bebidas, incluyendo las alcohólicas. 

Si quieres compartir la comida, usa la parrilla. “Algo caliente directamente de la parrilla representa el menor de los riesgos”, dice Leininger, de la Escuela de Negocios Tuck. Las mejores opciones de comida son pescado, carne o salchichas, todo a la parrilla. Haz que tus invitados tomen su ración directamente de la parrilla y se alejen.

No enloquezcas por el baño. Si los asistentes pasan tres horas en tu jardín, lo más probable es que vayan a necesitar usar el baño. “La buena noticia es que el baño, con algo de cuidado, no es algo por lo que necesites estresarte mucho”, dijo Leininger. “Manda una persona a la vez y pídeles que usen mascarillas y que se laven muy bien las manos”. Organiza las toallas y pídeles a tus invitados que las traigan al cesto de basura afuera. Cada vez que un invitado utilice el baño, puedes limpiar las superficies con desinfectante, solo para estar seguro.

Limita tu círculo. Entre más personas se junten, mayor será el problema de la mezcla de historias de transmisión, según Jennifer Nuzzo, profesora asociada en el Departamento de Salud e Ingeniería Ambiental en la Escuela de Salud Pública Bloomberg de Johns Hopkins. “No saber con quién han estado socializando los demás es el componente más arriesgado al reunirse con personas fuera de tu hogar”, dijo Nuzzo.

Los niños son los más difíciles de mantener distanciados. Si tu reunión los incluye, es mejor juntarse en un parque. Planea actividades como el béisbol y o patear la pelota, donde la distancia social puede mantenerse mejor.

Recuerda que no todos tienen las mismas nociones sobre lo que significa distanciarse físicamente y pueden tener sentimientos encontrados sobre las reuniones. Es mejor hablar con anticipación para que estén en la misma página. 

Suites, brotes y hojas: la ópera española reabre con concierto para plantas

Los asistentes al primer concierto en la ópera Liceu de Barcelona no necesitarán máscaras ni guantes, ni se les exigirá que observen el distanciamiento físico. Se limitarán  estar una maceta y recibir poco de agua para evitar que sus raíces se sequen mientras un cuarteto de cuerda les da una serenata con Crisantemi de Puccini. Sí, el público serán plantas. 

Consciente de la necesidad de regresar, la ópera catalana anunció el Concierto para el Bioceno. Asistirán 2.292 plantas el próximo lunes, cuando el Liceu vuelva a abrir. Los fanáticos no vegetales de la música también podrán disfrutar de la interpretación que se transmitirá en vivo el 22 de junio en la página de la Liceu de la Ópera de Barcelona 

Según el director artístico del Liceu, Víctor García de Gomar, el Concierto para el Bioceno busca ayudarnos a reflexionar sobre el estado actual de la condición humana y cómo nos hemos convertido en “una audiencia privada de la posibilidad de ser una audiencia”. 

Esto fue El Respiro, las buenas noticias del 17 de junio de 2020. Se publica todos los días a las 8:45 de la noche. Es una dosis de buenas noticias para contrarrestar la ansiedad y preocupación que nos causa la emergencia sanitaria generada por el covid-19 en el Ecuador y América Latina.