Sara Winter se volvió popular por haberse autoproclamado exfeminista, lo que la convirtió en un referente de los movimientos provida y fundamentalistas religiosos. Winter, hoy de 27 años, fue líder del movimiento Femen en Brasil. Femen es una agrupación feminista ucraniana que tiene presencia en varios países de Europa, pero no en América Latina. Winter fundó dicho movimiento Brasil en el 2012, cuando apenas tenía 19 años. 

 |Como a muchas otras industrias, la emergencia sanitaria está afectando la capacidad de los medios de financiarse. Si nuestro trabajo te ayuda a estar mejor informado, #haztuparte aquí|

Después de un año, la líder del movimiento original en Ucrania, Alexandra Shevchenko, dijo en una entrevista que “Femen Brasil no las representa”. Además, aseguró que Winter sería expulsada del movimiento. Esto sucedió después de que la joven fuese asociada a varios algunos escándalos, como arrestos por causar disturbios en lugares públicos defendiendo argumentos que, según Femen, no se ajustaban a la ideología del grupo. Entre estos actos, se le cuestionó a Winter su extraño amor y admiración por Hitler. Del genocida nazi, Winter dijo que fue un “buen marido”. 

 Las acusaciones de ser neonazi, la llevaron a dicha expulsión de Femen. Winter tiene en su pecho un tatuaje de una cruz de hierro, hacienda referencia a una condecoración prusiana que fue muy utilizada durante la era nazi en Alemania. Sobre todo, se la criticó es por el uso del seudónimo Sara Winter (su nombre real es Sara Giromini). La verdadera Sara Winter fue una militante nazi en Inglaterra durante la Segunda Guerra Mundial (la brasileña ha dicho según la BBC, que se trata de una “infeliz coincidencia”).

Después de ser expulsada del colectivo feminista, Winter formó un movimiento propio al cual denominó Bastardxs , que —según ella— seguía siendo feminista pero que “aceptaba a los hombres”. Mientras ejercía como líder del nuevo movimiento, Winter se convirtió en YouTuber y en una celebridad televisiva, tras participar en la edición del reality show Gran Hermano en Brasil de 2014. En este programa reveló que se arrepentía de haber abortado y pidió perdón por haberlo hecho. 

PUBLICIDAD

 Dos años después, durante una entrevista, se autoproclamó exfeminista. “Desde ahora regirá su vida partiendo desde los principios bíblicos de Jesús y la Virgen María”, dijo. Desde entonces, su militancia dio un giro para pasar a defender a la familia tradicional y a protestar en contra del aborto. Se convirtió en ultraconservadora religioso. Alegaba que su vida estaba dedicada a seguir remendando todos los errores que, según ella, cometió porque “el feminismo la había traicionado”. 

|Para saber las últimas actualizaciones del Covid-19 en Ecuador, haz clic aquí|

Winter también pidió que Bolsonaro, a quién alguna vez criticó por ser machista, la perdone por haber tenido un pasado feminista. Antiguos adversarios,  Winter y el presidente ultraderechista han alineado sus causas. “Me defino como prodefensa, porque estoy a favor de la defensa de la vida de los policías militares, de la seguridad y de una intervención militar de las fuerzas armadas”, aseguró Winter, quien hoy fue arrestada por difundir estos mensajes a través de actos que han sido considerados como antidemocráticos