El 16 de junio de 2020, después de varios meses de que la emergencia por covid-19 afectara al mundo entero, se ha determinado que un fármaco podría reducir drásticamente la mortalidad en los enfermos graves con el virus: la dexametasona. Es un esteroide que, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), ha sido utilizado desde la década de 1960 “para reducir la inflamación en una variedad de afecciones, incluidos los trastornos inflamatorios y ciertos cánceres”. 

 Los especialistas encargados del estudios dijeron que en el ensayo clínico Recovery, de la Universidad de Oxford, se determinó que la dexametasona evitaría una de cada ocho muertes entre los pacientes más graves de coronavirus. En el comunicado compartido por la Universidad, se anunció que estos resultados aún son preliminares pero que pronto serán publicados en una revista científica revisada por expertos independientes. 

 |Como a muchas otras industrias, la emergencia sanitaria está afectando la capacidad de los medios de financiarse. Si nuestro trabajo te ayuda a estar mejor informado, #haztuparte aquí|

“Para los pacientes con ventiladores, se demostró que el tratamiento reduce la mortalidad en aproximadamente un tercio y para los pacientes que requieren solo oxígeno, la mortalidad se redujo en aproximadamente un quinto” dijo la OMS. A pesar de que los beneficiados por este medicamento son los pacientes con síntomas o con condiciones más graves, la dexametasona no ha demostrado que las personas infectadas más levemente no se beneficien de su uso.

 El principal asesor científico del gobierno del Reino Unido, sir Patrick Vallance, dijo que noticias como esta muestran la importancia de realizar ensayos clínicos de alta calidad y basar las decisiones en sus resultados. “Es un desarrollo innovador en nuestra lucha contra la enfermedad, y la velocidad a la que los investigadores han progresado para encontrar un tratamiento efectivo es realmente notable”, dijo Vallance. 

PUBLICIDAD

 “Este es el primer tratamiento demostrado para reducir la mortalidad sea instantáneamente disponible y asequible en todo el mundo”, dijo el profesor de Medicina y Epidemiología en el Departamento de Salud de la Universidad de Oxford, Martin Landray, quien expresó su emoción por el descubrimiento.

|Para saber las últimas actualizaciones del Covid-19 en Ecuador, haz clic aquí| 

La prueba con la dexametasona se hizo analizando a más de 2 mil infectados que fueron seleccionados aleatoriamente para recibir la medicina. Los participantes del ensayo después fueron comparados con el progreso de otros 4 mil pacientes que recibieron los cuidados normales contra el covid-19. 

Los resultados de las personas en las que se probó el fármaco reflejaron que la mortalidad entre los que necesitaban respiración asistida fue del 41%, mientras que los que necesitaban oxígeno registraron una tasa de mortalidad del 25%. Por otra parte, las personas que no se sometieron a ninguna de estas dos intervenciones tuvieron una mortalidad del 13%. La dexametasona es hasta ahora, el único tratamiento con el que se ha comprobado que la mortalidad se reduce, por lo que se han comparado sus resultados con el índice de mortalidad general de los pacientes con dichas características. 

 Tedros Adhanom , Director General de la OMS, dijo “esta es una gran noticia y felicito al Gobierno del Reino Unido, la Universidad de Oxford y los numerosos hospitales y pacientes en el Reino Unido que han contribuido a este avance científico que salva vidas”. La OMS también afirmó que seguirán trabajando con todos sus socios y estados miembros para desarrollar más terapias y vacunas para salvar vidas dentro del contexto del covid-19.