El Municipio de Quito quiere evitar que en la capital se repita la crisis de manejo de cadáveres que hubo en la última semana en Guayaquil. Hernán Alvarado, gerente de la Empresa Pública Metropolitana de Gestión Integral de Residuos Sólidos, explicó cómo la capital se prepara para el manejo de los cuerpos de quienes mueran en sus domicilios durante la emergencia sanitaria. “Quito tiene la capacidad de cremar 30 cadáveres por día, y sobre esa base hemos hecho unos cálculos, un análisis sobre el peor escenario. Nos estamos adelantando porque estamos previniendo”, dijo Alvarado en una rueda de prensa virtual la mañana del domingo 5 de abril de 2020.

En Guayaquil se han vivido escenas de terror por la demora de los equipos forenses y funerarios en retirar los cuerpos fallecidos en domicilios durante la emergencia sanitaria. Esta semana, Jorge Wated —el presidente del directorio de BanEcuador, a quien el gobierno le ha encargado la recolección de cuerpos en domicilios— dijo que recogían un promedio de 130 cadáveres en domicilios de Guayaquil. 

|Como a muchas otras industrias, la emergencia sanitaria está afectando la capacidad de los medios de financiarse. Si nuestro trabajo te ayuda a estar mejor informado, #haztuparte aquí|

Sobre la capacidad de la ciudad para atender la recolección de cuerpos, Alvarado dijo que tiene dos vehículos refrigerados con capacidad de transportar un promedio de entre 12 y 15 cadáveres. Además, habrá 5 contenedores disponibles como “sitio de acopio” para poder conservarlos durante el tiempo que tome poder cremarlos o inhumarlos. 

El gerente de la empresa que gestiona los residuos sólidos en la capital mencionó que los tres grupos de personas que han identificado recibirán la misma atención: quienes tienen exequias privadas a través de un seguro privado, quienes tuvieron acceso a un servicio de salud público, y quienes no tienen ninguno de los anteriores. De los últimos, dijo Alvarado, “nos haremos cargo” y agregó que tienen 500 columbarios para cremarlos y luego disponerlos en condiciones dignas en un cementerio. 

PUBLICIDAD

|Para saber las últimas actualizaciones del covid-19 en Ecuador, haz clic aquí|

El protocolo para recoger los cuerpos en los domicilios, dijo Alvarado, empieza cuando se recibe la llamada en el ECU 911 notificando el deceso. Según los cálculos hechos por la Alcaldía, planean llegar en un promedio de 45 minutos al domicilio donde se produjo la muerte. 

En el carro de recolección habrá un médico que llenará una ficha con la información del fallecido que luego enviará, vía virtual, al Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Inec) y al Registro Civil, “quienes están trabajando 24 horas, los 7 días de la semana”. Así, dijo Alvarado, se tramitará el acta de defunción, y a la par se seguirá con el proceso de embalar y mover el cuerpo al sitio de acopio o al crematorio. 

Pichincha, la provincia donde está Quito, tiene 345 casos confirmados de covid-19 en el Ecuador, lo que la convierte en la segunda más afectada del Ecuador —aunque aún muy detrás de Guayas, que contabiliza ya más de 2524.