El 5 de febrero de 2020, el canciller ecuatoriano José Valencia dio una rueda de prensa sobre el los ecuatorianos que están en Wuhan, China, epicentro de la epidemia del coronavirus. Sin embargo, Valencia no aportó información nueva,  sino que se limitó a dar la misma información del comunicado publicado el día anterior.

| Si quieres recibir los textos de GK en tu correo, regístrate aquí. |

Valencia dijo que la Cancillería recibió varias cartas de los padres de los estudiantes ecuatorianos en Wuhan en las que pedían que evacúen a sus hijos de territorio chino. Sin embargo, el Canciller dijo que al menos dos de los estudiantes no quieren dejar la ciudad. Al ser mayores de edad, dijo Valencia, si se encuentra una forma de sacarlos de China, su salida debe ser voluntaria. 

Preguntado por los reporteros presentes, José Valencia explicó que no se puede usar cualquier avión para que lo ecuatorianos salgan de Wuhan. “No se puede usar el avión presidencial, ni rentar un avión comercial”, dijo Valencia.. Según el Canciller, se necesita un avión ambulancia grande que tenga espacio para la tripulación, los estudiantes, personal médico especializado y los equipos médicos necesarios para reducir el riesgo de contagio. 

Uno de los familiares de los estudiantes dijo en la rueda de prensa que, además, de los ecuatorianos mayores de edad en Wuhan, hay un niño. El canciller José Valencia lo corroboró, aunque dijo que era “un menor de edad”, sin especificar su rango etario. 

PUBLICIDAD

|Al periodismo independiente lo financian sus lectores. Aporta a GK, aquí.|

Brasil es el único país de América Latina que hasta el 5 de febrero de 2020 ha conseguido un vuelo para repatriar a sus ciudadanos. Sin embargo, por el tamaño de la tripulación y el equipo médico no hay espacio para transportar a los ecuatorianos, cuya salida aún es gestionada por el Estado y sus familias. Además de Ecuador y Brasil, otros doce países de América Latina que tienen ciudadanos en Wuhan. La mayoría son estudiantes. Dos médicos cubanos están en Hong Kong investigando una posible cura para el virus. 

Hasta el momento, 490 personas han muerto por el coronavirus en China, superando al número de víctimas de los brotes del síndrome respiratorio agudo severo (SARS) en 2001 y 2003. Se han confirmado más de 24 mil casos a nivel mundial. Sin embargo, la cantidad de personas que se han recuperado de la enfermedad en China ha aumentado en los últimos días, por lo que la tasa de mortalidad del coronavirus se mantiene por debajo del 2%.