Luego que se supiera que el exvicepresidente del Ecuador, Jorge Glas, recibió medidas cautelares de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) Rafael Correa, expresidente del Ecuador e íntimo amigo de Glas, dijo en Twitter “Cada vez se quedan más solos a nivel internacional. Es imposible ocultar todos los atropellos que han cometido”, en referencia al gobierno de Lenín Moreno. El Estado tiene la obligación de cumplir las medidas cautelares de la CIDH, aunque Correa, durante su gobierno, insistió en que no eran vinculantes para el Ecuador.

| Si quieres recibir los textos de GK en tu correo, regístrate aquí. |

Juan Sebastián Roldán, secretario particular de la Presidencia del Ecuador, dijo en una entrevista en Teleradio que se cumplirán y se respeterán a los derechos de Glas como lo solicita la Comisión Interamericana. Sin embargo, Roldán dijo que Glas no será liberado porque “eso no dice la Comisión”.  

En otra publicación en Twitter, Rafael Correa escribió que tiene muchas críticas de fondo a la CIDH y a Santiago Cantón, exsecretario de la Comisión. “¡Nada que ver con Paulo Abrao!”, dijo, en referencia al actual secretario de la Comisión. 

En su periodo como presidente del Ecuador, Correa cuestionó duramente a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. Dijo que la comisión no defendía los derechos humanos sino una oenegé. En 2012, en uno de sus enlaces ciudadano de los sábados, dijo que la CIDH era una burocracia y que el gobierno de la revolución ciudadana no permitiría que la comisión se inmiscuya en asuntos internos, refiriéndose a las medidas cautelares que la Comisión otorgó a los directivos del Diario El Universo y al editorialista Emilio Palacio, acusados de injurias por el expresidente. Los directivos de El Universo y Palacio estaban sentenciados a tres años de prisión y  a pagar una indemnización a Rafael Correa de 40 millones de dólares por la publicación de un editorial firmado por Palacios, entonces jefe de opinión del diario guayaquileño, en el que decía que Correa había ordenado disparar a un hospital durante la revuelta del 30 de septiembre de 2010. 

PUBLICIDAD

Augusto Espinosa, actual asambleísta y exministro de educación en el gobierno de Correa, dijo que Glas es víctima de permanentes amenazas de agravar su situación. Victoria Desintonio, destituida de su cargo de consejera del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (CPCCS) agosto de 2019 por incumplimiento de funciones, dijo en Twitter que “la persecución  se derrumba desde instancias internacionales”.  También Paola Pabón, prefecta de Pichincha, celebró en redes sociales que la CIDH haya concedido medidas cautelares a Glas. Pabón junto a Christian González y Virgilio Hernández estuvieron detenidos por el supuesto delito de rebelión y el 6 de diciembre de 2019 y también recibieron medidas cautelares. Hernández dijo que con las medidas se demostraba la persecución contra los correistas.