Johana Pesántez, secretaría jurídica de la Presidencia —acompañada por Andrés Michelena, ministro de Telecomunicaciones — presentó una denuncia en contra de José Carlos Tuárez, expresidente del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (CPCCS). La denuncia, presentada en la Fiscalía Provincial de Pichincha el 2 de diciembre de 2019, dice que Tuárez ha usado “indebidamente” el nombre de Rocío González de Moreno, esposa del presidente Lenín Moreno en un presunto caso de “asociación ilícita y oferta de tráfico de influencias”. 

| Si quieres recibir los textos de GK en tu correo, regístrate aquí. |

La denuncia, según Pesántez, se hizo por información difundida en medios de comunicación y redes sociales en las que se hace referencia a que González “tendría algún tipo de participación” en la organización que presuntamente ofrecía cargos en varias instituciones del Estado, caso que está siendo investigado por la Fiscalía

La Fiscalía dijo que los involucrados ofrecían cargos en instituciones del Estado, como la Dirección de Aviación Civil (DAC) y la Aduana, a cambio de “grandes cantidades de dinero, que iban desde los cinco hasta los 20 millones de dólares”. Además, habrían ofrecido contratos en instituciones públicas a cambio del “10% y el 20% del monto de contratación”, según la Fiscalía.

Pesántez pidió a la Fiscalía que realice todas las investigaciones necesarias para cumplir con la investigación de la denuncia. “No vamos a permitir que se utilice de una forma no apropiada y, peor, para el cometimiento de ilícitos, el nombre de ningún funcionario, ni de ninguna persona vinculada a la Presidencia de la República ni al Gobierno Nacional”, dijo la Secretaria Jurídico de la Presidencia del Ecuador. 

PUBLICIDAD

|Al periodismo independiente lo financian sus lectores. Aporta a GK, aquí.|

Pesántez dijo que la ciudadanía no debe dejarse engañar por personas que toman el nombre de funcionarios del Gobierno para “actuar al margen de la ley”. Aseguró que el Ejecutivo no tiene “ningún tipo de relación con esta oferta de tráfico de influencias”.