El colectivo Yasunidos presentó “cerca de diez” acciones legales contra el Consejo Nacional Electoral (CNE) ante el Tribunal Contencioso Electoral, dijo Pero Bermeo, representante del grupo ambientalista.

| Si quieres recibir los textos de GK en tu correo, regístrate aquí. |

Los Yasunidos, alegan que al no haber admitido su pedido de consulta, el organismo electoral ecuatoriano incumplió con una sentencia del mismo tribunal, en la que se determinó que los derechos de participación no solo de los yasunidos sino de todos los firmantes de la petición de consulta de 2014 fueron vulnerados. 

En un comunicado, el colectivo —formado en 2013 para oponerse a la explotación petrolera en el parque nacional Yasuní— explicó que presentaron acciones legales para que el CNE “ repare los derechos de participación de los 756,623 firmantes de la iniciativa de consulta”. 

La negativa del CNE, que les fue notificada el 15 de noviembre de 2019, es la segunda que recibe el colectivo de parte del Estado ecuatoriano. La primera fue en 2014, cuando los Yasunidos recogieron más de 750 mil firmas para convocar a una consulta en la que se decida por voto popular si se extrae petróleo del parque nacional Yasuní, una zona de la Amazonía de altísima biodiversidad.

PUBLICIDAD

El abogado del colectivo, Francisco Bustamante, dijo que, además, presentaron un recurso de apelación ante el Consejo Electoral para que se restituyan los derechos de participación de los firmantes del pedido de consulta. Según Bustamante, demostrarán, también, que el colectivo Yasunidos es el proponente de la consulta popular, y no Julio César Trujillo, como sostiene el CNE. 

El CNE negó la consulta a los Yasunidos alegando que su proponente, Trujillo, está muerto. Martha Troya, su viuda, entregó un documento en el que explica que su esposo era parte de la petición de la consulta impulsada por el colectivo, no su proponente. 

Las acciones legales pretenden, además, la destitución de los tres consejeros —de los cinco que conforman el organismo electoral— que acogieron un informe de la dirección de asesoría jurídica de ese organismo en el que califica de improcedente la consulta popular por cuanto Trujillo había fallecido.