El 30 de octubre 2019 seis organizaciones de defensa de derechos humanos presentaron un informe sobre la vulneración de derechos humanos en el paro nacional del 3 al 13 de octubre de 2019.  

La Comisión Ecuménica de Derechos Humanos (CEDHU), Idea Dignidad, Fundación Regional de Asesoría en Derechos Humanos (Inredh), Surkuna, Amazon Frontlines y el Comité Permanente por la Defensa de los Derechos Humanos (CDH) elaboraron el documento, ques un monitoreo de las denuncias de vulneración de derechos durante las protestas de octubre. Entre los hechos reportados, está la detención en un ascensor de las abogadas Silvia Bonilla y Mishell Erazo. El reporte señala el abuso de armas no letales por parte de la Policía, un exceso que habría causado que algunas personas perdieran ojos o estén en peligro de morir. 

Elsie Monge, directora de CEDHU, dijo que el informe ya fue enviado a la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos (CIDH). Ana Vera de Surkuna dijo que los hospitales públicos no les han proporcionado información sobre el número de heridos que atendieron y cuáles fueron las razones de esos ingresos. “Tiene que ver con ocultar una verdad efectiva de lo sucedido en este país”, dijo Vera. María Espinosa de Amazon Frontlines dijo que el informe también denuncia desapariciones temporales de personas y casos en que la Policía no puso a las las personas detenidas ante la autoridad competente. 

Vera dijo que con el informe buscan que se investiguen todos los casos denunciados, “pero sobre todo que no vuelvan a pasar situación iguales en el país y que el Estado proteja las vidas de todas las personas”. 

Hasta hoy, 30 de octubre de 2019, una misión de la CIDH recoge testimonios sobre las vulneraciones a los derechos humanos sucedidas dentro del contexto de las protestas que empezaron el 3 de octubre de 2019 y terminaron once días después. 

PUBLICIDAD