Después de la rueda de prensa, el vicepresidente Otto Sonnenholzner y  el Secretario Particular de la Presidencia, Juan Sebastián Roldán, conversaron con el periodista Rodolfo Baquerizo. Sonnenholzner dijo que no se podía revertir la eliminación de los subsidios a la gasolina extra y a diésel porque significaría perder entre “300 y 400 millones de dólares al año”. El vicepresidente dijo, además, que la decisión afecta a “mafias que no se iban a quedar tranquilas” y que infiltraron las manifestaciones indígenas, dañándolas y restándoles legitimidad. 

Según Sonnenholzner, el gobierno tuvo que elegir entre mantener el subsidio o la dolarización. Moreno “podría haber sido el último presidente que no tenía la necesidad” de hacer esa elección. “Después de él, el siguiente habría tenido que desdolarizar”. Sonnenholzner, elegido por la Asamblea después de que María Alejandra Vicuña renunciara al cargo por acusaciones de corrupción, “podría haberse endeudado más y pateado la pelotita”, pero no lo hizo:  “tuvo los pantalones” que otros no, según Sonnenholzner.

El Vicepresidente dijo que quienes quieren desestabilizar al gobierno tienen manuales para hacerlo, generando miedo a través de noticias falsas difundidas a través de redes sociales. “No nos vamos a dejar engañar por ustedes, que quieren pescar a río revuelto”, dijo. Además, lamentó que en la Sierra central haya habido enfrentamiento entre campesinos. “Queda demostrado quién es quién”, dijo Sonnenholzner en referencia a los enemigos políticos del gobierno, encabezados por Rafael Correa.

En la charla televisada, habló también Juan Sebastián Roldán. Dijo que debían “reemrumbar la democracia”, corrigiendo distorsiones, empezando por eliminar un subsidio que beneficiaba en un 80%  a los más acomodados. 

Roldán dijo, además, que hubo infiltrados porque los indígenas no saquean, sino que han sido una fuerza de progreso de los derechos humanos en el Ecuador. Ofreció discutir con la dirigencia indígena las formas de compensación tras la eliminación de los subsidios “Nadie en sus cabales puede aprobar lo que vimos en Quito” el 7 de octubre de 2019, dijo Roldán, que aseguró que trasladaron el gobierno para darle “un respiro a Quito”.

PUBLICIDAD

Después, se unió al panel Raúl Clemente Ledesma, ministro de Ambiente. Ledesma se preguntó por qué los ambientalistas no han respaldado la eliminación del subsidio a la gasolina, si es una medida que ayuda a combatir el cambio climático. Según Ledesma, “los más reacios” a la eliminación del subsidio son, precisamente, las organizaciones ambientales. Nombró, específicamente, al prefecto del Azuay, Yaku Pérez Guartambel, a quien insistió en llamar Carlos, “el nombre con el que lo bautizaron su papá y su mamá”. Para ese momento, en la conversación ya no estaba Roldán, y se anunció la entrada de Jorge Wated, presidente del directorio de BanEcuador. Sonnenholzner se retiró, no sin que antes el entrevistador Baquerizo le preguntara si ya había ido al cine a ver a Joker.

| Sigue nuestra cobertura del paro nacional, en vivo, desde nuestra cuenta en Instagram, aquí.