Claves para entender la propuesta de la bicameralidad en el Ecuador

  • ¿Por qué se quiere cambiar la estructura de la Asamblea Nacional?

    • cambiar la estructura de la asamblea nacional

      Pablo Dávila, coordinador nacional del Comité por la Institucionalización de la Democracia, explica la propuesta de la bicameralidad a los medios de comunicación. Fotografía cortesía de Julio Flores.

    El 23 de agosto de 2019, la Corte Constitucional aceptó la propuesta del Comité por la Institucionalización de la Democracia, una organización creada por Julio César Trujillo con algunos miembros que han pasado por funciones públicas como Pablo Dávila, exconsejero del CPCCS de Transición y Rosalía Arteaga exvicepresidenta de la República para convocar a un referéndum. Lo que buscan es plantear la posibilidad de eliminar el Consejo de Participación Ciudadana y Control Social, CPCCS, y si se cambia la estructura de la Asamblea Nacional. El referéndum también consultará sobre la posibilidad de convertir a la Fiscalía General del Estado en una institución independiente de la Función Judicial del Estado.

    La propuesta del Comité por la Institucionalización de la Democracia consiste en que la Asamblea Nacional se vuelva bicameral: que tenga una cámara de diputados y un senado. Pero eso solo sucederá solamente si a través del referéndum se elimina al Consejo de Participación.

    Si se elimina a la institución, la designación de autoridades de control —como el Contralor o el Defensor del Pueblo— volverá a la Asamblea Nacional pero reestructurada, según explica Pablo Dávila, coordinador nacional del Comité por la Institucionalización de la Democracia. Dávila, quien además fue parte del CPCCS de transición,  dice que para el referéndum proponen preguntar: “¿está usted de acuerdo con eliminar el CPCCS y que las atribuciones de designación de autoridades pasen a la Asamblea Nacional debidamente reestructurada a través de un sistema bicameral?”.

    La decisión de tener una Asamblea bicameral, para Dávila, ayudaría a recuperar la confianza en la institución. Según la encuestadora Perfiles de Opinión, hasta julio de 2019 apenas 2 de cada 10 ecuatorianos califican a la gestión de la Asamblea Nacional como buena. El objetivo es “que haya dos entes internamente que se controlen mutuamente y que permita mejorar la eficiencia en el cumplimiento de las obligaciones de la Asamblea”, dice Dávila.

  • ¿Cómo sería la nueva Asamblea Nacional?

    • nueva asamblea nacional

      La propuesta para reestructurar la Asamblea Nacional eliminará a todos los suplentes de los asambleístas. Fotografía de la Asamblea Nacional bajo licencia CC BY-SA 2.0

    Según la propuesta del Comité por la Institucionalización de la Democracia, la nueva Asamblea Nacional tendría 124 asambleístas —13 menos que ahora— y no habría suplentes. De esos, 30 serían senadores, elegidos a nivel nacional, y los demás formarían la cámara de representantes. 

    Los senadores durarían cuatro años en funciones y los representantes, dos años. Pablo Dávila, coordinador nacional del Comité por la Institucionalización de la Democracia, explicó que habría elecciones intermedias (cada dos años) para elegir a los asambleístas de la cámara de representantes.  

    Según Dávila, los senadores “serán los encargados de la mayor auditoría”. Sus funciones serían elegir a las autoridades de control, resolver los enjuiciamientos políticos, aprobar los tratados internacionales y trabajar en el proceso de creación de las leyes.

    La cámara de representantes también trabajaría en el proceso de creación de las leyes e integraría las comisiones, otorgaría amnistía e indultos, e iniciaría los juicios políticos y los presentaría para que el senado los resuelva.

    El bicameralismo es un sistema parlamentario que tiene dos cámaras: la cámara baja, de representantes o diputados, y la cámara alta, conocida como senado. Cada cámara tiene sus propias competencias y trabaja por separado. Pero pueden unirse en sesión para tratar asuntos constitucionales.

    La teoría dice que el sistema bicameral es propio de los estados federales, como Estados Unidos que tiene estados con autonomía política, pero que comparten unas instituciones comunes con el resto de la federación —léase instituciones nacionales— como la Corte Suprema de Justicia, el Congreso o la Agencia Central de Inteligencia. Esos estados no pueden defenderse solos —no tienen autonomía frente al mundo— ni pueden tener relaciones internacionales. En los casos de defensa y relaciones internacionales solo pueden actuar como nación. Por ejemplo, si hay una guerra, debe ser de EEUU en contra de otro país. No puede ser de Florida (un estado) contra otro país. 

    La estructura de los estados federales los lleva al bicameralismo porque, por un lado deben tener representantes de la nación y, por otro, representantes de cada estado que vele por las particularidades de cada miembro de la federación.

    Sin embargo, también hay estados unitarios, donde solo hay un poder central que toma decisiones para toda la nación, que tienen congresos bicamerales: Chile, por ejemplo. Si en el referéndum se aprueba la reestructuración de la Asamblea, Ecuador sería un estado unitario con un congreso bicameral. Como Chile.

    No sería la primera vez para el Ecuador. Históricamente, el Ecuador ha tenido más congresos bicamerales que unicamerales (entre 1835 y 1850, 1852 y 1945, 1946 y 1978). Desde la Constitución de 1979, que eliminó al congreso bicameral, el Ecuador ha tenido una Asamblea con una sola cámara. 

  • ¿En qué se diferenciaría con la actual Asamblea Nacional?

    • diferencias asamblea bicameral

      En la Asamblea Nacional bicameral, el senado se encargaría de la designación de las autoridades de control. Fotografía de la Asamblea Nacional bajo licencia CC BY-SA 2.0

    La primera diferencia es que la nueva Asamblea tendría dos cámaras: el senado y la cámara de representantes. Ahora la Asamblea solo tiene una cámara.

    También el número de asambleístas sería distinto. La Asamblea Nacional tiene 137 asambleístas y 137 suplentes. Si se vuelve bicameral, solo tendría 124 asambleístas: de esos 30 serían senadores y 94 serían de la cámara de representantes. No habría suplentes.

    Las funciones de la Asamblea también cambiarían. Ahora la Asamblea no elige a las autoridades de control como el Contralor, el Defensor del Pueblo, el Fiscal General, los jueces de la Corte Nacional de Justicia, entre otros, solo los posesiona. La función de designar a las autoridades de control la tiene el Consejo de Participación Ciudadana. Si en el referéndum la Asamblea se vuelve bicameral, el senado elegiría a esas autoridades.

    Según la propuesta del Comité para la Institucionalización de la Democracia, el senado se encargaría de hacer el reglamento para la valoración de los méritos de los candidatos y el procedimiento de designación. También, deberán formar comisiones técnicas para que revisen y califiquen los méritos de los candidatos y emitir un informe para el senado. El senado deberá aprobar el informe y designar a las autoridades en orden de puntuación.  

    El proceso de creación de leyes también sería distinto en la Asamblea bicameral. Actualmente, cuando se quiere aprobar una ley, el pleno de la Asamblea la debate en dos ocasiones y luego aprueba el proyecto de ley y se la envía al Presidente de la República, que puede aprobarla, vetarla o aprobarla parcialmente. Con la Asamblea Bicameral, ambas cámaras pueden proponer proyectos de ley.  La cámara de origen (la que propone la ley) debe enviarla a la cámara revisora (la otra cámara) y esa cámara revisora podrá desecharlo o aprobarlo parcialmente al proyecto de ley. Cuando logren aprobar el proyecto, el presidente de la cámara de origen debe enviarlo al Presidente de la República para que lo apruebe, lo apruebe parcialmente o lo vete. Después de la decisión del Presidente, la ley deberá publicarse en el Registro Oficial.

  • ¿Cuál es el proceso para que se reestructure la Asamblea Nacional?

    • proceso para reestructurar la asamblea

      El Comité tendrá 180 días para recoger más de 132 mil firmas. Fotografía de la Asamblea Nacional bajo licencia CC BY-SA 2.0

    Luego del visto bueno de la Corte Constitucional, el Comité por la Institucionalización de la Democracia deberá recoger firmas de respaldo. Para eso, el 2 de septiembre de 2019, el Consejo Nacional Electoral (CNE) les entregó los formularios de recolección de firmas a los miembros del Comité.

    De acuerdo al procedimiento para la reforma parcial (artículo 442 de la Constitución), el Comité tendrá 180 días para recoger más de 132 mil firmas —1% del del padrón electoral— para presentar la propuesta a la Asamblea Nacional. 

    Cuando tengan todas las firmas, el Comité podrá presentar la propuesta de reforma en el legislativo. La Asamblea deberá pedir al CNE que verifique la autenticidad y validez de las firmas y si todo está en orden, el texto de reforma parcial, presentado por el Comité, tendrá dos debates antes de su aprobación. Según la Constitución, en estos casos, la Asamblea tendrá un plazo de 90 días máximo para convocar al segundo debate no podrá pasar de los 90 días. Los asambleístas podrán modificar el texto, siempre y cuando mantengan la esencia de la propuesta, explica Dávila. 

    Luego de esos dos debates, la Asamblea debe enviar el texto a la Corte Constitucional para que se pronuncie sobre la constitucionalidad de la propuesta. Finalmente, una vez aprobado el texto, se envía al CNE para que se convoque al referéndum. 

  • ¿Qué países tienen congresos bicamerales?

    • congresos bicamerales

      Estados Unidos es uno de los países que tienen un congreso bicameral. Fotografía de la NASA bajo licencia CC BY-NC-ND 2.0

    En el mundo hay 75 países con congresos bicamerales, la mayoría son estados federativos. Algunos países con un congreso bicameral son: Estados Unidos, Argentina, España, Brasil, Colombia, Rusia, Francia, México, Reino Unido, Sudáfrica,  Italia, Jamaica, Japón, Uruguay, entre otros. Chile, aunque es un estado unitario, tiene un congreso bicameral.

    Hay 110 países con una sola cámara, como Ecuador, Perú y Venezuela en América del Sur. En Europa son unicamerales: Grecia, Hungría, Letonia, Lituania, Luxemburgo, Malta, Portugal, Eslovaquia, Suecia, entre otros.

    En caso de que se apruebe el referéndum para eliminar al Consejo de Participación Ciudadana y cambiar la estructura de la Asamblea Nacional, Ecuador pasaría a ser uno de los países con un congreso bicameral.

  • Claves para entender la propuesta de la bicameralidad en el Ecuador

    • cambiar la estructura de la asamblea nacional

      Pablo Dávila, coordinador nacional del Comité por la Institucionalización de la Democracia, explica la propuesta de la bicameralidad a los medios de comunicación. Fotografía cortesía de Julio Flores.