Todo lo que hay que saber sobre los últimos temblores en Quito

  • ¿Por qué hubo seis temblores en Quito?

    • temblores en Quito

      Los temblores en Quito son parte de un “enjambre sísmico” y suceden a diario.

    El 28 de mayo de 2019, la gente que vive en Quito sintió 6 temblores. El primero fue a las 13h28, y el último a las 22h00. El de mayor intensidad tuvo, 2,8 grados de magnitud, según el Instituto Geofísico de la Escuela Politécnica Nacional, y sucedió a 7 kilómetros de profundidad. Si bien la cercanía y recurrencia de los movimientos causó alarma, el Instituto Geofísico ha dicho que no se puede asociar estos sismos a movimientos anteriores —o que sirvan para predecir uno futuro de mayor intensidad.

    Según Silvana Hidalgo, del Instituto Geofísico, los movimientos son parte de un “enjambre sísmico” y suceden a diario, aunque esta vez, al ser de mayor intensidad fueron sentidos por la población.

  • Un enjambre sísmico como causa de los temblores en Quito

    • enjambre sísmico

      El 28 de mayo de 2019 el Instituto Geofísico de la Escuela Politécnica Nacional registró 18 sismos, 12 con una intensidad imperceptible.

    Un enjambre sísmico es un conjunto de sismos que se presentan continuamente en un determinado tiempo, según el Instituto Geofísico. La actividad sísmica suele disminuir a los pocos días. El enjambre no proviene de un sismo principal seguido de réplicas.  El 28 de mayo de 2019 el Instituto Geofísico de la Escuela Politécnica Nacional registró 18 sismos, 12 de los sismos con una intensidad imperceptible. Los otros seis temblores se sintieron con una magnitud entre 1,4 y 2,8.

    Según Silvana Hidalgo, directora del Instituto Geofísico, este enjambre sísmico tiene origen en la falla geológica debajo de Quito, y que lleva su nombre. Alexandra Alvarado, ex directora del Instituto dijo que tenían evidencia de que la falla se había movido, produciendo el enjambre que alertó a los habitantes de la ciudad.

    Hidalgo dijo que en 1998 también se registraron en Quito otros enjambres sísmicos. En 2013 hubo un enjambre sísmico en la frontera norte con Colombia también relacionado con un sistema de fallas.

  • El enjambre sísmico no está relacionado con la actividad de los volcanes

    • no está relacionado con la actividad volcánica

      Se descartó que el enjambre sísmico en Quito tenga relación con la actividad de los volcanes.

    En la rueda de prensa que dio el Instituto Geofísico el 29 de mayo de 2019, se descartó que el enjambre tenga relación con la actividad de los volcanes. Alexandra Alvarado dijo que los enjambres sí pueden ser producto de la actividad volcánica, pero que no era el caso actual.

    Además, Hidalgo dijo que el sistema de fallas está cerca del volcán Pichincha por lo que ambos podrían interactuar para producir un sismo. Sin embargo, el Instituto no puede confirmar que vaya a suceder. Actualmente, el volcán Pichincha no ha presentado cambios de actividad, dijo.

  • ¿Qué es la falla geológica de Quito?

    • la falla de Quito

      El segmento que presentó el movimiento sísmico fue en el sector de El Bosque, en el norte de la capital.

    La falla geológica de Quito es es un plano de fractura, sobre el cual se asienta la ciudad, es un sistema de fallas compuesto por varios segmentos. El segmento que presentó el movimiento sísmico —es decir, del que se liberó energía— fue en el sector de El Bosque, en el norte de la capital.

    La falla se encuentra activa. El Instituto Geofísico dijo que la amenaza que representa es: al moverse, mueve, a su vez, el bloque en el que está asentada Quito.

  • Otros sismos registrados en Ecuador y un terremoto en Perú

    • Los temblores registrados en la capital no superan los siete kilómetros de profundidad.

    En la madrugada del 29 de mayo de 2019 se sintieron dos temblores en la ciudad andina de Baños, provincia de Tungurahua. Tuvieron una intensidad de 3 grados. A las once de la mañana de ese día, se sintió un sismo de 3,6 de magnitud en la provincia costera de Manabí.

    El Instituto Geofísico reportó 18 sismos el 28 de mayo, en Quito. Los temblores registrados en la capital no superan los siete kilómetros de profundidad. En la tarde se registró un sismo de 2,7 grados de magnitud; tres minutos después hubo otro sismo. Desde las ocho de la noche hasta las diez de ese mismo día se sintieron cuatro sismos con intensidades de 2,1 a 2,8 grados de magnitud. Tuvieron 24 y 14 minutos de diferencia.

    Los sismos registrados el 28 de mayo de 2019 no tienen ninguna relación con el terremoto de magnitud 8 ocurrido en Perú dos días antes.

    Ese terremoto fue causado por  la fractura de la placa de Nazca, es decir no tiene relación con los sismos de Quito producidos por el sistema de fallas.