Profundidad

Nebot y Lasso dan libertad a sus bloques legislativos para votar a conciencia sobre el aborto por violación

Los líderes del Partido Social Cristiano y del movimiento CREO, dos fuerzas de la derecha ecuatoriana, han dicho en sus bancadas en la Asamblea que no creen que una mujer que ha sido violada y quedó embarazada deba ir presa por abortar.
  • Nebot sobre el aborto por violación: voten según su conciencia.

    Los líderes de CREO y PSC, Guillermo Lasso y Jaime Nebot, han dado libertad de conciencia a sus legisladores para el voto sobre despenalizar el aborto por violación. Ilustración de Paula de la Cruz.

El miércoles 31 de julio de 2019 los asambleístas del Partido Social Cristiano tuvieron una reunión telefónica relámpago. El día anterior, el líder del partido y exalcalde de Guayaquil, Jaime Nebot, los había convocado a las tres y media de la tarde para hablar sobre la reforma al artículo 150 del Código Penal. De manera concreta, Nebot iba a hablar sobre la postura del PSC sobre la despenalización del aborto por violación, que se deberá votar en la Asamblea Nacional, en teoría, en las próximas semanas. 

| Si quieres recibir los textos de GK en tu correo, regístrate aquí. |

Según fuentes internas del bloque que pidieron no ser identificadas, Nebot les habría dicho a los legisladores que cree que una mujer violada que decide abortar no debe ir a la cárcel. Les habría dicho, además, que ellos tienen libertad de conciencia para votar. 

“La posición de él [Nebot] es la misma que la del bloque, nosotros sí creemos que deben despenalizarse las sanciones que contempla la ley respecto al aborto cuando se trata de una violación”, dijo el asambleísta socialcristiano Vicente Almeyda, quien recalcó que no hay una indicación o postura oficial del partido de cómo votar. “Va a haber una libertad pero se podría decir que un poco el consenso es ese”.

Un día después de la llamada relámpago de Nebot, el 1 de agosto, la Asamblea Nacional debía realizar el segundo debate de las reformas al Código Integral Penal— incluida la causal para despenalizar el aborto en casos de violación

Pero la sesión se suspendió por falta de quórum, y no se ha anunciado una nueva fecha para que se instale. Una de las dos asambleístas que sí intervino fue Lourdes Cuesta, independiente, quien le pidió al presidente de la Asamblea, César Litardo, entregar a los legisladores una copia del informe de minoría que tiene, según dijo ella, el apoyo de Henry Cucalón, el jefe de bloque del PSC. 

Cucalón, vía Whatsapp, dijo que él no suscribió el informe de minoría. Dijo también que votó en contra del informe de mayoría —el que apoya la despenalización del aborto por violación hasta la semana 14 de gestación. En el informe de minoría solo aparecen dos nombres: Lourdes Cuesta y Luis Esteban Torres. En el de mayoría, en la página 49, aparece el nombre de Henry Cucalón junto a las palabras “en contra”.

informe de minoría en contra de despenalizar el aborto por violación

Solo dos asambleístas suscribieron el informe de minoría de segundo debate del COIP, Lourdes Cuesta, independiente, y Luis Esteban Torres del PSC.

el informe de mayoría del segundo debate del COIP

El jefe del bloque del Partido Social Cristiano, Henry Cucalón, votó en contra del informe de mayoría.

Según Vicente Almeyda, los legisladores han tenido “reuniones extensas” para tratar el tema. Y, aunque no hay una obligación sobre cómo votar, muchos coinciden en que una mujer violada que aborta no debería ir presa. Su colega de bancada Dennis Marín dijo que los socialcristianos votarán según la convicción personal de cada asambleísta. Él, explicó, habla como padre de una niña: dice que no le gustaría que sea criminalizada si estuviera en esa situación. “Imagínese qué penoso sería que ocurra eso y encima llegue a prisión”, dijo Marín. 

Otra socialcristiana que votará a favor de la despenalización es Patricia Henríquez. “Estoy en un estado crítico de conciencia porque, por un lado, protejo la vida; y por otro lado, no estoy de acuerdo que a una muchacha que, a más de ser violada, le obliguen a tener una criatura que a lo mejor no la puede amar”. Henríquez, al igual que Almeyda y Marín confirma que Jaime Nebot les ha pedido que voten de acuerdo a su convicción y creencias. “El abogado Nebot nos pidió que cada cual analice su conciencia lo que crea que es más conveniente”, dijo. 

Una fuente dentro del bloque que pidió no ser identificada dijo que creía que tendrían al menos 10 votos (de los 15 asambleístas del PSC-Madera de Guerrero). 

Quizás el único voto socialcristiano confirmado en contra de la reforma es el de Luis Esteban Torres —quien reemplazó a su padre Luis Fernando Torres cuando dejó la Asamblea en diciembre de 2018 para postularse a la alcaldía de Ambato, elección que perdió.

En los ocho meses que lleva en el cargo, Luis Esteban Torres ha dicho, en varias ocasiones, que está en contra de la despenalización del aborto por violación. “Con mi voto no se va a permitir el aborto en el Ecuador, porque defiendo la vida desde la concepción. No estoy de acuerdo en que la solución a los problemas de la sociedad se los resuelva con violencia”, dijo en el primer debate, en enero.

En ese mismo debate, el asambleísta socialcristiano César Rohon dijo “esas decisiones son libres hasta que estamos rebasando los límites de terceros afectados, de esos niños que tienen derecho a la vida”. Sin embargo, otra fuente dentro del bloque dijo que recientemente Rohon ha dicho que no se puede mandar a una mujer presa por abortar si ha sido violada. 

§

El movimiento CREO, liderado por Guillermo Lasso, también tuvo un encuentro a principios de 2019, en un hotel en Quito. Varios de sus asambleístas hablaron allí de distintos temas con el líder del partido y la discusión sobre la despenalización del aborto en casos de violación, surgió. 

Para entonces, ya algunos legisladores habían planteado su postura favorable a la despenalización. Aunque la discusión fue breve, Lasso les habría dicho que —aunque mantiene su postura anclada en sus convicciones religiosas, favorable a la vida desde la concepción— no está de acuerdo con que una mujer que ha sido violada y aborta, vaya presa. “Un legislador dijo que no estaba de acuerdo con el tema y se empezó un medio debate”, dijo la asambleísta lojana, Jeannine Cruz. “Nosotros dijimos que cómo se puede llevar a la cárcel a una mujer que ya ha sido maltratada, violada. Ahí Guillermo dijo que él tampoco estaba de acuerdo con que se siga violentando a una víctima”, dijo Cruz.  Otra persona que estuvo en la reunión y que pidió no ser identificada, dijo que Lasso fue menos explícito. “Él evita tratar el tema, y lo que dijo es que hay darles apoyo psicológico y médico, aunque entiende que no suena justo que además de ser violadas se las encarcele”, dijo. 

Tanlly Vera, otra legisladora de CREO, también estuvo en la reunión. Vera fue parte de la Comisión Ocasional para Erradicar la Violencia contra la Mujer, creada en septiembre de 2018 en la Asamblea del Ecuador. Vera recuerda la conversación pero no exactamente cuáles fueron las palabras de Lasso. Lo que dice —y en eso coincide Cruz — es que el excandidato presidencial dejó a la conciencia de cada uno. “Guillermo Lasso tiene una postura que todos los asambleístas respetamos, pero dio la posibilidad de que cada quien vote de forma independiente, no como bloque”, dijo Vera. 

Luis Pachala, asambleísta de CREO por la provincia de Bolívar, es el coordinador del bloque. En una entrevista telefónica dijo que es muy apresurado para hablar sobre la votación de este tema, pero que Lasso ha dado la libertad a cada asambleísta, para que vote de acuerdo a su criterio. “Todos los ecuatorianos, todos los ciudadanos estamos en la posición de defender la vida desde el nacimiento, sin embargo ese es el principio de libertad que propagamos. Es un fuero interno, fuero de conciencia. Esto no es político”, dijo Pachala. Preguntado si el voto quedará a la discresión de cada asambleísta, contestó con una evasiva: “No sé si a discrecionalidad porque si la Constitución me dice que la vida debe garantizarse desde la concepción entonces hay que hacer lo que diga la Constitución. Una reforma está por debajo de la Constitución”, opinó Pachala. 

Además, el coordinador del bloque legislativo dijo que no existe la posibilidad de que los asambleístas de CREO que voten a favor de la despenalización del aborto en casos de violación sean sancionados. ”No vamos a tomar ninguna sanción, ninguna represalia, nunca, jamás”, dijo vía telefónica. “Nosotros somos respetuosos, incluso en las posiciones políticas. Haremos lo posible para que prevalezca la unidad y si no es posible, tampoco se puede decir que el bloque se rompe.”, dijo. Pachala insistió que está haciendo todo lo posible por lograr un consenso que ponga la balanza en contra de la despenalización del aborto en caso de violación.

Tanlly Vera y Jeannine Cruz dijeron que, en sus casos, esa posibilidad no existe. Su decisión está tomada: votarán a favor. Contaron, además, que hay otros asambleístas del movimiento que podrían decantarse en ese sentido. “Algunos asambleístas nos dicen: yo estaría de acuerdo pero si existen parámetros reales para determinar que fue una violación”, dijo Vera. Cruz dice que ha hablado con algunos de sus compañeros, y tampoco creen que es justo llevar a la cárcel a una mujer violada. “Hay otros que, me imagino, están esperando directrices del coordinador de bloque y ahí sí me preocupa porque no debería predominar el tema religioso”, dijo Cruz.

Todavía hay varios legisladores que no han tomado un decisión, como ya lo hicieron Pachala, Vera y Cruz, aunque no son los únicos en haber hecho pública su postura. Héctor Yépez, el joven legislador que dejó SUMA para unirse a CREO, es un ferviente defensor del movimiento llamado “pro vida”. Su colega de bancada, el pastor evangélico de la provincia de Chimborazo Pedro Curichumbi, también. En un debate sobre las reformas al COIP, a inicios de febrero de 2019, Curichumbi dijo en el pleno de la Asamblea que si se aprobaba la despenalización en casos de violación, el aborto se se convertirá en un “deporte o pasatiempo”. Tras esa intervención, CREO emitió un comunicado desmarcándose de las palabras del asambleísta que, dijo, correspondía a “su creencia religiosa particular y no representa la posición oficial del movimiento”. 

Hasta el momento, Jaime Nebot y Guillermo Lasso no han dado una opinión pública sobre este asunto, a pesar de que hayan dado ya instrucciones al interior de sus partidos. Nos contactamos con ambos para tener su versión: vía whatsapp y telefónicamente con Lasso, pero no respondió. Le hemos pedido al exalcalde de Guayaquil, a través de dos contactos cercanos, una entrevista. Hasta el cierre de este artículo, no ha respondido. 

Avatar
Isabela es editora de Género en GK. Sol es editora de Transparencia en GK.