Profundidad

Carlos Ochoa: “Jamás he sido juez y parte”

Una entrevista con el Superintendente de Comunicación del Ecuador, después de que la Asamblea Nacional aceptara llevarlo a juicio político y la Contraloría General del Estado ratificara la sanción de destitución de su cargo.
  • Entrevista con Carlos Ochoa

    Carlos Ochoa habla sobre las acusaciones en su contra y su gestión como Superintendente. Fotografía de José María León para GK.


UN CABLE A TIERRA EN UN PAÍS POLARIZADO

Suscríbete a nuestro newsletter semanal para recibir nuestras publicaciones directamente en tu bandeja de entrada

El martes 6 de febrero de 2018, Carlos Ochoa está dedicado a una ronda de entrevistas con varios medios ecuatorianos. Está vestido con un terno gris que le hace juego a la corbata negra y la camisa de rayas. Sobre la solapa lleva un botón de rosa negro. Afuera llueve y el aire está frío. En su despacho amplio, sobre la avenida 10 de Agosto, donde funciona la Superintendencia de Comunicación, Ochoa está a salvo del clima de Quito, pero no de la tormenta política que vive el Ecuador desde que el presidente Lenín Moreno rompió con su predecesor, Rafael Correa: alguna vez autoproclamado ‘obrero de la comunicación’ y convertido en capataz de medios por la Ley de Comunicación aprobada en 2013, Ochoa está por ir a juicio político en la Asamblea Nacional y la Contraloría General del Estado ha ratificado la sanción de destitución que le impuso en diciembre de 2017. En esta entrevista, Carlos Ochoa habla sobre las acusaciones en su contra, el juicio político que enfrenta, su gestión como Superintendente y de su admiración por Rafael Correa.

Carlos Ochoa

Carlos Ochoa, Superintendente de la Comunicación, en su despacho el 6 de febrero de 2018. Fotografía de José María León para GK.

Usted está a punto de enfrentar un juicio político en la Asamblea Nacional, además la Contraloría ratificó su destitución por supuestas irregularidades durante su gestión como directivo del medio incautado Gama TV. ¿Cuál es su postura frente a eso?

Primero hay que felicitar al CAL [Consejo de Legislación Administrativo] por la rapidez inusitada que ha demostrado en este proceso, a diferencia de los anteriores. Segundo, dejar en claro que a Carlos Ochoa no lo están llamando por enriquecimiento ilícito, ni por peculado, no lo están llamando por ningún tipo de acción negativa: a Carlos Ochoa lo están llamando a juicio político por cumplir la Ley que la propia Asamblea aprobó.

¿A qué se refiere?

Que me están llamando porque, supuestamente, bajo el criterio de algunos asambleístas, he tomado algunas resoluciones equivocadas. Me están llamando por cumplir la Ley que aprobó la Asamblea Nacional. Hay que destacar que esta ley proviene de una Constituyente, que fue aprobada en su momento por la ciudadanía y ratificada por la Corte Constitucional. Ese aspecto tiene que quedar muy claro.

¿No es por las presuntas irregularidades que encontró la Contraloría cuando estuvo al frente del Departamento de Noticias de Gama TV?

La que se aprobó en el CAL es únicamente la propuesta de CREO. La pedido anterior, hecho por la asambleísta Cabezas, con todo respeto, no tiene pies ni asidero jurídico. ¿Cómo se puede llamar a que rinda cuentas ante la Asamblea por mi cargo como director de noticias de Gama TV?

Ese era un cargo privado. Yo soy funcionario público desde el 15 de octubre de 2013, cuando fui nombrado por la Asamblea Nacional.

Pero al ser una empresa incautada, manejada por el Estado,  sí hay una competencia sobre los fondos públicos, ¿o no?

Permítame discrepar con usted. Al día de hoy continúa siendo una empresa privada. El paquete accionario de los canales incautados se encuentra en litigio jurídico, no le pertenece al Estado. Tan no le pertenece, que fui contratado mediante el Código del Trabajo, y el acta de finiquito [con la que terminó su trabajo en Gama TV] fue inscrita, en esa época, en el Ministerio del Trabajo.

Existe también un fallo de la Procuraduría que reconoce el carácter privado de Gama, lo cual permitió la entrega de utilidades en mi período como director nacional de noticias y la integración de un comité de empresa que compró acciones. Que yo conozca no existe ninguna empresa del Estado donde un ciudadano pueda comprar acciones.

Pero eran empresas manejadas por el Estado.

No fueron manejadas por el Estado. El paquete accionario está en un fideicomiso. Como no pertenecen al Estado se manejaron bajo esta figura jurídica que fue reconocida hace pocos meses por el Presidente de la República, y tan reconocido que hace poco en un litigio presentado por la familia Isaías [antiguos dueños de Gama TV], las Naciones Unidas ordenó al Estado retrotraer las acciones,

¿Quién administraba el fideicomiso?

El fideicomiso es una figura jurídica que le permite al Estado mantener un control, pero no en el tema de la acción administrativa.

¿Pero quién lo administraba?

El fideicomiso estaba manejado por la AGD.

¿Que luego pasó a la UGEDEP, no?

Por eso: en el propio fallo que emite ayer la Contraloría, ellos señalan que eso ocurre en el 2015, y en 2015 yo ya no era funcionario de Gama TV. Esa discusión sobre el carácter privado o público aún permanece, y es reconocida por los funcionarios del Estado.

Ya que estamos hablando de esto: en nuestra defensa le hemos preguntado a la Contraloría, y no nos ha podido contestar, le he solicitado de manera oficial, que me muestre el nombramiento público que existe (y debería existir en el escalafón), donde esté el cargo de director nacional de noticias.

Le he pedido a la Contraloría —y no me ha podido mostrar— la partida presupuestaria que generó el Ministerio de Finanzas para el presupuesto de Gama TV. Durante mi gestión en Gama no se invirtió un solo centavo de dinero del Estado en la administración de Gama: mal se puede hablar de dinero público.

De todas maneras, la Contraloría ratifica su destitución, ¿qué va a hacer usted frente a esto?

Estamos analizando el fallo de la Contraloría que, valga la pena también señalar, es una coincidencia que llegó casi en el mismo momento en el que el CAL emitió su llamado al posible juicio político y mi convocatoria a la Comisión de Fiscalización.

En el caso que tiene que ver con la Contraloría vamos a presentar una acción ante el Contencioso Administrativo para suspender cualquier acción que disponga la Contraloría. La Constitución, en su artículo 173 también lo destaca: “Los actos administrativos de cualquier autoridad del estado podrán ser impugnados”, y quiero reiterar, cualquier autoridad del Estado, “tanto en la vía administrativa como en los correspondientes órganos de la función judicial”.

El señor Contralor no está por encima de la Ley. El señor Presidente de la República tampoco, ni el Superintendente. Todos respondemos ante la Ley, y en ese marco presentaremos nuestra apelación que suspenderá de manera inmediata la resolución de la Contraloría.

Hay también la predeterminación de glosas por más de 122 mil dólares.

La resolución de la Contraloría fue únicamente en el aspecto de la destitución, en el otro aún no emite la resolución.

A mí lo que me están reclamando son los fondos que recibí de mi sueldo como empleado privado.

Estoy seguro de que el Tribunal Contencioso Administrativo me dará la razón de que Gama TV es una empresa privada cuyas acciones están en un fideicomiso. Y otra cosa: los informes de la Contraloría tiene un término perentorio de 180 días, término que en este caso superó la Contraloría, por eso hay la posibilidad de que en el Contencioso se anule ese informe, más aún cuando nunca fui informado de que se generaba un proceso en mi contra, ni siquiera fui citado a la lectura del borrador. Solamente cuando se genera este se me notifica; es decir, que se me negó desde el principio el derecho a la defensa.

Su argumento principal ante el Contencioso sería que Gama era una emprea privada

Que Gama era una empresa privada reconocido por la Procuraduría, reconocida por el Presidente de la República, que se vendieron acciones de esa empresa, que no existe el cargo en el escalafón público, que no se invirtió dinero del Ministerio de Finanzas durante mi período en el canal, y que además se violó el tiempo porque superó los 180 días, tal como dice la Ley.

Más allá del informe de Contraloría o del juicio político, ¿es verdad lo que dice el informe?  ¿Es cierto que, haciendo los cálculos, durante dos años, usted ganó al mes más o menos 11mil 400 dólares?

Yo lo he dicho: mi sueldo como director nacional de noticias era de 8 mil dólares mensuales. De lo que conozco, por haber trabajado en el medio, el sueldo del director nacional de noticias de Teleamazonas es de 25 mil dólares mensuales. Y el sueldo que ganan los directores de los medios nacionales superan ampliamente los 8 mil dólares.

Pero aquí hay una particularidad: la nueva administración ha hablado de graves problemas financieros en los canales incautados.

Cada quien es responsable de sí mismo, y todos ante la opinión pública. Que cada quien responda por lo que recibió y por lo que hizo.

Pero hay una diferencia entre medio privado y medio incautado.

Es que estamos hablando de medios privados: siempre trabajaron como medios privados.

Pero hay una diferencia al ser incautado.

Ese es su criterio, yo no lo comparto. Además los 11 mil 400 no correspondían solamente al tema de director nacional de noticias. Yo presentaba el noticiero de las 6 de la mañana, entrevistaba y además hacía un programa semanal de carácter político. Por esos dos rubros que son totalmente diferentes a mi salario era que se me generaba el pago de 3 mil 400 dólares. Además mi trabajo era como director nacional de noticias, yo no tenía ninguna incidencia en el tema administrativo. Creo que en toda institución pública o privada existen cargos que se corresponden con sus actividades, al director de noticias le corresponde generar un noticiero, no manejar dineros de la empresa.

Entonces, ¿es verdad lo que dice el informe?

Yo lo he reconocido. No es verdad lo que dice el informe, en eso usted no está correcta. Lo que dice es que se han pagado bonos de manera ilegal y no se han pagado bonos de manera ilegal porque mi contrato de trabajo de trabajo especificaba lo que yo ganaba.

¿Los bonos sí se pagaron, lo que usted dice es que no fueron de forma ilegal?

Estoy reconociendo que se ha pagado eso, yo mismo lo informé.

Carlos Ochoa Rafael Correa

Ochoa dice que hubiera preferido no aceptar encabezar la terna como le propuso Rafael Correa. Fotografía de José María León para GK.

En su gestión en la Superintendencia de Comunicación: usted mencionó en una entrevista que 3 de cada 10 medios han sido sancionados por la institución que usted representa. En dos años se sancionaron a 342 medios. Entre esas sanciones estuvo el 2% de la facturación de Diario El Universo por una caricatura de Bonil. Cuando usted evalúa su gestión, ¿considera que ha habido excesos?

Lo único que se ha hecho aquí es aplicar la Ley que fue aprobada por la Asamblea. Pueden decir que la Ley es dura o menos dura, lo que he hecho es aplicarla y en ningún caso se ha generado una sanción que no esté acordada en la Ley de Comunicación.

Una de las críticas precisamente a esa ley es la ambigüedad al momento de aplicarla. En el gobierno de Rafael Correa usted tuvo un  claro respaldo del Ejecutivo. ¿Lo sigue teniendo en el gobierno de Lenín Moreno? ¿Cuál es su relación con él?

Ninguno de los procesos que se han llevado por esta Superintendencia se efectuaron mirando quién está en el poder Ejecutivo. Nuestro trabajo se genera en base a posibles violaciones a la Ley de Comunicación no a quien esté ostentando su cargo al frente de la función ejecutiva.

Sin embargo en lo que va de este gobierno, su perfil ha sido más bajo que el que tuvo durante el período de Rafael Correa.

Ningún perfil bajo. Simplemente lo que ha pasado es que al inicio de la aplicación de la ley existía un total desconocimiento de ella, pero paulatinamente van descendiendo el número de procesos y de sanciones debido a que la gran mayoría de medios acatan el cumplimiento de la Ley. Pero se sigue haciendo el mismo monitoreo.

Hablando del expresidente Correa, cuando se hizo público el informe de la Contraloría, él le dio su respaldo, y dijo que usted era un perseguido político del gobierno de Lenín Moreno. ¿Usted se siente un perseguido político?

Yo no me siento perseguido por nadie. Yo tengo la tranquilidad de haber aplicado la Ley, y asistiré a la Comisión de Fiscalización a explicar punto por punto cada uno de los procesos que se han llevado a cabo.

Uno de los objetivos del juicio político es poder censurarlo para evitar que usted sea funcionario público.

No creo que ese sea el objetivo No creo que sea tan importante, y además no creo que está en mis planes continuar como funcionario público una vez que concluya mi cargo como superintendente.

¿No le preocupa que lo censuren?

¿A quién no le va a preocupar que lo censuren? Pero estoy convencido de la legalidad de mis actuaciones, y en ese marco no tengo ningún temor de que en la defensa y con el debido proceso, demostraré cada una de mis actuaciones.

A usted lo han acusado de ser juez y parte en las sanciones. Que denuncia la Supercom, juzga la Supercom, apela la Supercom y resuelve la Supercom.

Esa es una figura que se ha vendido por parte de determinados medios pero que no es una realidad en el ámbito legal. Yo no soy juez, no aplico el Código Penal, nosotros somos funcionarios que generamos acciones administrativas.

Le voy a poner un símil que siempre utilizo: la Superintendencia de Bancos controla a los bancos, genera el proceso, genera la sanción que corresponda. Es una acción administrativa, no judicial. Tanto así que le permite a la entidad o al medio apelar ante el Tribunal Contencioso Administrativo si no está de acuerdo con la resolución de la Superintendencia.

¿No es juez y parte?

De ninguna manera.

Rafael Correa Carlos Ochoa

Carlos Ochoa habla sobre su relación con los medios. Fotografía de José María León para GK.

Usted también ha sido acusado de sancionar duramente a los medios privados y hacerse el ciego con los medios públicos.

No necesito ir a un oculista, tengo una vista perfecta. ¿Sabe cuántos medios públicos, comunitarios e incautados hay en el país? No superan más de 30. ¿Saben cuántos medios registrados oficialmente ante el Cordicom? Cerca de 1200.

Por lógica matemática, siempre van a haber más sanciones para medios privados que para públicos, comunitarios e incautados. Hago una salvedad: esa noticia de que no se sancionan a los medios públicos, comunitarios e incautados carece de toda veracidad.

En su momento el canal Ecuavisa presentó un reclamo a Ecuador TV, se llevó a proceso y se le dio la razón a Ecuavisa. En su momento, el señor David Reinoso presentó una queja por linchamiento mediático a TC Televisión, se le dio la razón al señor Reinoso y se le obligó al canal a pedir disculpas públicas. No es cierto que se haya aplicado la ley discrecionalmente.

No tengo las cifras, pero en el caso de Teleamazonas existieron 44 procesos, de ellos 36 fueron presentados por diversas instituciones o personas y apenas 8 se iniciaron de oficio. De las 36, creo que 16 en su momento fueron desechados.

Y como esos tengo varios ejemplos. En Radio Visión, que supuestamente mantiene una línea diferente a la del anterior régimen, se presentó un proceso por parte de la exministra Sandra Correa por linchamiento mediático, y la Superintendencia desechó esa denuncia por no tener sustento jurídico. Lo que pasa es que cuando se inicia un proceso contra un medio nacional se genera la noticia pero cuando se desecha la denuncia, simplemente no se informa.

Hace poco usted inició un proceso a Teleamazonas por las declaraciones de la asambleísta Lourdes Cuesta. Una jueza finalmente ordenó que usted se disculpe con el medio. Para algunos analistas, esto fue una forma de sentar un precedente porque usted enviaba videos o aclaraciones sin ir a la entrevista. Los directivos del canal dijeron que no iba a permitir más ese tipo de abusos. ¿Cuál es su lectura sobre este hecho en el que una jueza ordenó que usted pida disculpas?

Partamos de un punto: lo que dice la Ley. La Ley destaca la posibilidad de que la réplica se haga de manera personal, por escrito o mediante video, cualquiera de los tres. Nosotros no tenemos miedo a las entrevistas.

Lo que sucedió es que cuando la asambleísta Cuesta dio su versión, nosotros acudimos a la Ley, y generamos una pieza de 5 minutos para contestar afirmaciones que creemos que no corresponden a la realidad.

De lo que recuerdo, ella señalaba que nosotros, en base a multas y sanciones, hemos quebrado medios. Que me digan un medio que durante estos cuatro años haya sido cerrado por sanciones económicas. No existe, porque lo que se ha podido recaudar en estos 4 años no supera los 700 mil dólares ante la realidad de los 60 medios más importantes de este país que superan los 530 millones de dólares, declarado ante la Superintendencia de Compañías. Segundo, no se puede cerrar porque la Ley no lo contempla, no existe una disposición en la Ley que permita el cierre de medios.

De manera personal ella señalaba que aquí se sanciona de acuerdo al carácter con el que se levanta el Superintendente de Información, demostrábamos en cada uno de los procesos que aquí se aplica la Ley, no el criterio de Carlos Ochoa. Nos cambiaba el nombre, decía que éramos la Secom, cuando nosotros somos Supercom. Señalaba de manera equivocada que las multas y sanciones iban al presupuesto general de la institución, cuando van al presupuesto general del Estado.

Todo eso enviamos en una pieza en la que se pedía el derecho a la réplica. Que yo conozca, Carlos Ochoa, por ser superintendente o autoridad no pierde sus derechos como ciudadano y puede ejercer el derecho a la réplica, como dice la Constitución: todos somos iguales ante la Ley.

En ese marco nosotros pedimos la réplica, ellos se negaron, y una vez iniciado el proceso, recién allí el señor Sebastián Corral, gerente general de Teleamazonas, mandó una carta indicando que se podría entrevistar al Superintendente en caso de que él lo requiera. Aquí nadie está por encima de la Ley: ni Sebastián Corral, ni el Contralor, ni el Presidente de la República, ni Carlos Ochoa.

En el momento en el que se volvió a hacer la invitación de manera directa, todo el público pudo ver la entrevista, que durante 44 minutos se le dio cada una de las explicaciones a la periodista Janet Hinostroza.

¿Pero cuál es su lectura sobre la postura de la jueza?

Nosotros somos respetuosos de la Ley. Creemos que ella se excedió en su criterio pero no es Carlos Ochoa el que tiene que juzgar la actuación de la jueza. Hemos presentado una solicitud ante el Consejo de la Judicatura, hemos presentado una apelación que está en proceso y en su momento esperamos que en Derecho se resuelva la situación. Pero acogimos, aunque no estábamos de acuerdo, el criterio de la jueza. Similar situación se dio con el diario El Comercio. En la apelación que fue aceptada, automáticamente se suspendió el pedido de disculpa como no ocurrió en el caso anterior donde creemos que la jueza se excedió en sus atribuciones, pero no es Carlos Ochoa el que tiene que decir eso sino un juez de la República.

Usted al inicio dijo que lo que estaba juzgando la Contraloría es su labor como Carlos Ochoa, director de noticias de Gama TV. Si es que es así, ¿por qué las justificaciones o comunicados se envían desde la Supercom?

Eso no es cierto. Los comunicados que se emiten como Carlos Ochoa como ciudadano, se hacen fuera de esta oficina y responden a una oficina jurídica que he tenido que contratar de mi salario para defenderme en el caso de la Contraloría. Únicamente el día de ayer (6 de febrero) se emitió un boletín porque habla de la destitución del Superintendente de Comunicación.

Si usted hace un análisis autocrítico de su gestión. ¿Cuáles serían las críticas que haría sobre su período?

Como decía mi abuelita, alabanza en boca propia es vituperio. Yo creo que les corresponde a ustedes como periodistas, a la sociedad en general hablar si hubo aciertos o errores. Debe haber habido errores, no conozco a nadie en este mundo que sea perfecto y que todo lo que hace le salga bien.

¿Pero cuáles ve usted? ¿Cuál es su propia evaluación?

Quiero terminar la ilación de lo que venía diciendo. Una vez que creo que le corresponde a la ciudadanía juzgar la actividad, yo puedo haberme equivocado pero ninguna de esas equivocaciones fue de mala fe o generada como animadversión hacia determinado medio o periodista.

¿No hay ningún medio o periodista con el que se ha ensañado?

No hay ninguno. Radio Visión no tiene un solo proceso durante 4 años, Radio Exa no tenido ningún proceso —excepto uno de música o intercultural. En los casos en los que se ha sancionado a determinado medio ha sido por su reiterada violación a la Ley.

¿Cuántos procesos tiene el señor Bernardo Abad? Ninguno. Ha sido un constante crítico del gobierno, no sé si está ahora con el actual pero ni siquiera se ha generado una acción contra él.

Que algún periodista me diga que se le ha generado una persecución a su medio o a él por su línea editorial. No existe uno solo.

Le voy a contar una anécdota. El señor Freddy Paredes, hace cerca de tres años, en una entrevista en FM Mundo, me decía que no existe libertad de expresión. “Me extraña que usted diga que no existe libertad de expresión y lo esté diciendo”, le dije. Yo le preguntaba cuántas veces le han llamado funcionarios de gobierno o de la Superintendencia a decirle no publique esto. Tuvo que reconocer que ninguno y me acotó: “ahora pensamos cien veces antes de decir o escribir algo”. Le dije, perfecto Freddy, ese es el beneficio de la Ley, ahora ejercemos buen periodismo.

Regresando a la pregunta que no me ha contestado. ¿En qué se equivocó usted en su gestión?

Le voy a ser infidente. Esto yo no lo comento demasiado pero en esta circunstancia tiene varlo para responder a su pregunta. Cuando yo ejercía como director nacional de noticias, en el último período, yo presenté mi renuncia con 6 meses de anticipación antes de que se dieran las elecciones del tercer período para el Presidente Correa.

Notifiqué a la gerencia que me retiraba de las actividades como director de noticias porque consideraba que se había terminado mi período en ese canal y les notificaba con ese tiempo para que tengan la oportunidad de buscar director, presentador, entrevistador y que alguien se haga cargo de los programas de carácter político.

Entonces el señor expresidente de la República me llamó personalmente a preguntarme el motivo de mi renuncia. Creo que en ese entonces tenía algo de sintonía en el país. Le dije “creo que mi período había concluido, quiero hacer otras cosas, tengo otras expectativas”. Además de que pasaba cerca de 14 horas diarias en el canal, los siete días de la semana. Esa vida, a mi edad… quería buscar otro tipo de expectativas profesionales. Semanas después, me llamó el presidente de la República para consultarme la posibilidad para encabezar la terna.

Cuando él me planteó esa posibilidad yo le dije “soy la persona menos indicada para ejercer ese cargo porque yo mantengo en estos últimos meses un nivel de confrontación debido al periodismo que yo realizo y creo que la persona que venga a la Superintendencia tiene que ser una persona que pueda dialogar con la mayoría de medios para generar el inicio de la aplicación de la Ley”. Luego de 45 minutos de discutir, acepté de mala manera, encabezar la terna para Superintendente. Determinados medios y la opinión pública se han formado una figura totalmente equivocado de Carlos Ochoa.

¿En qué sentido?

Se habla de que soy una persona déspota, que no tiene afinidad, que soy una persona irascible, que aplico las sanciones de acuerdo a mi criterio personal. Creo que esa imagen que se le vendió a la ciudadanía de ninguna manera benefició a la institución. Creo que si pudiera retornar en el tiempo me mantendría en la petición en la que le respondía al Presidente que debía ser una persona que tuviera mucho más acercamiento con los medios para el inicio de la aplicación de la Ley.

juicio político Ochoa

Carlos Ochoa dice que su error como Superintendente fue no ser lo suficientemente proactivo. Fotografía de José María León para GK.

¿Entonces si volveríamos en el tiempo y le volverían a plantear que sea superintendente, usted diría que no?

Creo que visto el caso y aprovechando lo que dije en su momento, creo que me mantendría en la posición de no aceptar la postulación, que en ese momento era solamente la de integrar la terna. Pero eso es tiempo pasado. Ahora, de otra cosa sí estoy muy convencido, y lo digo sin ningún tapujo: si no hubiera estado aquí Carlos Ochoa, no se hubiera podido aplicar la Ley luego de cuatro años.

¿No es un poco pretencioso decir eso?

De ninguna manera.

¿Usted es el único ecuatoriano en el país capaz de hacer aplicar la Ley?

En este momento sí.  Porque tengo la calidad moral para hablarle a cualquier propietario de medios de este país porque no me pudieron ni amedrentar jurídicamente ni comprar económicamente. Se habla mucho de la corrupción en este país, se habla que la mayoría de funcionarios públicos son corruptos, eso es una falsedad. Existen millones de ecuatorianos como yo que vienen a servir, no a servirse del cargo y como he trabajado treinta años y conozco personalmente cómo se manejan los medios, pude generar la aplicación de la Ley.

No me ha dicho ninguno de sus errores en su gestión. Me ha dicho que si volvería en el tiempo no aceptaría el cargo pero no me ha dicho en qué se equivocó. ¿No encontró ningún error?

A ver, cómo que no. Deben haber múltiples errores.

¿Ninguno lo tiene presente?

Le acabo de decir uno. Todo cargo debe ir acompañado de una gestión en la cual se tenga la posibilidad de generar diversos acercamientos que en este caso no se dieron.

Pero concretamente, dígame, cuál fue su error.

Estoy pensando.

¿Le cuesta encontrar errores en su gestión?

No, no, no, de ninguna manera, no ponga palabras en mi boca. Yo pienso que debimos ser mucho más proactivos con la ciudadanía, evidenciar más los beneficios de la ley. En el caso del 1×1, hemos hecho conciertos en todo el país, y la aplicación del 1×1 ha permitido que miles de artistas se den a conocer.

Debimos ser más proactivos en el terna de inculturalidad, por ejemplo, había ciudades como Guaranda que solamente salían al espacio en carnaval y desaparecían del ámbito informativo. No fuimos muy proactivos, debimos generar más información sobre beneficios de la Ley de Comunicación y eso también se debe parte a los grandes medios que nos han generado un cerco mediático en el cual se magnificaban los errores y se invisibilizaba todo nuestro trabajo.

¿Los malos del cuento son los grandes medios?

No creo.

Así como lo plantea, es lo que parece.

Estoy diciendo, y cada cual debe asumir su responsabilidad. El primer caso de linchamiento mediático contra Diego Oquendo, la exministra Sandra Correa lo denunciaba, fueron titulares durante 7 días y el día que se llevó a cabo el proceso, la resolución fue prácticamente invisibilizada, aspectos de ese tipo yo los debo destacar.

¿A qué se va a dedicar usted cuando termine este período?

Esa es una de las grandes preocupaciones que existe por parte de gran cantidad de ecuatorianos. No me he puesto a pensar qué haré luego de culminar mi trabajo en la Superintendencia. Lo que sí le voy a decir es que ya existen dos o tres propuestas de medios para que una vez que deje mis actividades como superintendente pueda trabajar con ellos.

Carlos Ochoa

Carlos Ochoa, Superintendente de la Comunicación, en su despacho el 6 de febrero de 2018. Fotografía de José María León para GK.

¿Lo volveremos a ver en la pantalla? ¿Le gustaría volver?

No sé, son propuestas. No me he puesto a pensar en lo que quiero hacer, quiero culminar mi labor como superintendente, generar un informe que permita evaluar en su real dimensión mi trabajo y cuando ya no tenga el cargo entonces me pondré a pensar qué hacer con los pocos años de vida que me quedan.

¿Sigue siendo correísta?

Nunca fui correísta. Yo admiro al expresidente Correa por su línea política, ni siquiera me puedo contar como su amigo porque nuestra relación fue eminentemente profesional.

Pero si le planteó a usted para encabezar la terna, debió haber habido algún nivel de confianza, ¿no?

Creo que lo que había era un reconocimiento a una labor profesional de más de 30 años en todos los medios y en todos los cargos: fui camarógrafo, ayudante de cámara, reportero, productor ejecutivo, editor. Conozco los medios de adentro y de afuera, creo que eso fue lo que llevó al presidente a ofrecerme encabezar la terna. Que admiro al Presidente Correa, siempre lo he dicho.

Lo dejó claro en sus programas, además.

Exactamente. Siempre desde que inicié mi carrera como periodista he hecho un periodismo propositivo en beneficio de las grandes clases marginadas, siempre era el que cubría sindicatos, temas indígenas, tems pluriculturales. Siempre he defendido la necesidad de una sociedad más justa, que se acabe la sociedad excluyente, que haya mayor posibilidad de educación, de salud, de carreteras de primera, seguridad para los medios.

PUBLICIDAD____________________________________________________________________________________________________ _______________________________________________________________________________________________________________

A pesar de los escándalos de corrupción que se han descubierto durante el gobierno de Rafael Correa, se mantiene en su admiración hacia él?

Yo admiro a la persona. Soy el primero en pedir que se sancione a los que hayan tocado un dólar del presupuesto general del Estado. El tema de la corrupción es un tema que debe ser analizado en su real dimensión: al que se le compruebe debe ser sancionado con todo el peso de la ley, pero asimismo quienes hemos servido al país y no nos hemos servido de él.

María Sol Borja
Periodista y publicista. Tiene experiencia en televisión y prensa escrita. Docente universitaria y traductora. Ha publicado en medios como New York Times, Mundo Diners y Soho. Máster en Comunicación Política e Imagen (UPSA, España) y en Periodismo (UDLA, Ecuador). Editora asociada en GK.