3679798874_9aa1743875_z.jpg
captura_de_pantalla_2016-07-10_a_las_11.04.16_pm.png
captura_de_pantalla_2016-07-10_a_las_11.04.28_pm.png

El Producto Interno Bruto habla. El Banco Central publica desde el 2007 la desagregación del PIB del Ecuador por ciudades y aunque el periodo para el que tenemos información todavía resulta corto (2007-2014), podemos sacar algunas conclusiones interesantes sobre la siempre cambiante estructura económica del país y sus urbes. La información incluye el valor agregado de cada cantón con y sin petróleo. El análisis del PIB urbano de cada ciudad es tremendamente importante pues da muchísima información sobre las transformaciones que cada ciudad está viviendo. El periodo analizado muestra aspectos como la consolidación del perfil de ciudad manufacturera y comercial en Guayaquil y su zona de influencia —como Durán—, y de ciudad enfocada a servicios (profesionales, financieros o públicos) en el caso de Quito.

Para este análisis considero a las 20 ciudades más importantes del país (hablando en términos económicos) y excluyo al sector petrolero para evitar la distorsión que el incremento en el precio del crudo tuvo en la economía ecuatoriana durante ese tiempo. Estas 20 ciudades han incrementado su peso en la economía nacional: desde el 73% en 2007 hasta el 78% en 2014. Por el contrario, los 201 cantones restantes redujeron su participación en la la economía no petrolera: del 27% al 22%. En el Ecuador, como en el resto del mundo, las ciudades son cada vez más importantes.

Quito tiene el mayor porcentaje (26.8%) en el PIB no petrolero en 2014. Siete años antes, era de un 25.4%. Guayaquil por el contrario ve su participación caer levemente: del 23.6% en 2007 a un 23.2% en 2014. Si miramos el detalle por industrias vemos grandes diferencias. En ese período, Guayaquil amplía su liderato en actividades comerciales pasando del 25.5% al 28%. Este incremento podría explicarse por el aumento de exportaciones e importaciones y la condición de ser el puerto más grande del país. Guayaquil también lidera en manufacturas con el 31.3% del total nacional —algo que no sucedía en 2007, cuando Quito era el principal centro industrial con un 31% (valor que se ha reducido al 30% en 2014). Por el contrario, ahora Quito lidera en Actividades Financieras (41%), Actividades profesionales (45%), otros servicios (46%) y Sector Público (39%).

Pero el mayor crecimiento no se dio en las dos ciudades más grandes del Ecuador, sino en las medianas. Machala es la que más creció en esos siete años, —tanto, que pasó de ser la quinta ciudad en 2007 (1.6% del PIB no petrolero) a ser la cuarta con un 2.4%. Manta tiene también un crecimiento muy por encima de la mayoría de ciudades pasando del 1.6% al 2.1% del PIB no petrolero. Ibarra, Ambato, Riobamba, Durán, Rumiñahui y Babahoyo crecieron considerablemente más que Ecuador en su conjunto. En términos generales, casi todas las ciudades dentro del ranking de las 20 más grandes crecieron por encima del promedio nacional, excepto Guayaquil y Santo Domingo.

crecimiento de ciudades del país

PUBLICIDAD

Fuente: Banco Central del Ecuador

Si hacemos un análisis por industrias vemos también cambios importantes, sobre todo si consideramos que el periodo analizado es relativamente corto -las ciudades evolucionan lentamente por eso siete años podría resultar poco para entender el patrón de cambio-. El traslado de actividad económica desde Guayaquil hacia Durán y Samborondón es llamativo. En el primer caso, se trata del sector manufacturero que crece de un 3.1% del PIB industrial ecuatoriano hasta el 7.2%, convirtiendo a Durán en la tercera ciudad industrial después de Guayaquil y Quito.     

Más interesante es el incremento de servicios profesionales e inmobiliarios en Samborondón. En 2007 esta industria era apenas el 2.3% de la economía de este cantón y para el 2014 es el 35%: es difícil encontrar una transformación más radical. Este crecimiento en Samborondón se ha dado en parte desviando actividad económica desde Guayaquil, es así que esa misma industria en Guayaquil creció apenas un 21% en los 8 años analizados, cuando por ejemplo en Quito lo hizo un 98%.

PIB de Samborondón

El sector de la construcción es la industria que más creció en Ecuador entre 2007 y 2014: pasó del 8.3% al 11.6% del PIB no petrolero del país, tanto por la obra pública del gobierno como por el sector privado, empujado por el incremento del acceso a vivienda de la clase media. Este crecimiento estuvo altamente concentrado en las ciudades más grandes, pues en 2007 las dos principales acaparaban el 38% del sector de la construcción en el país, y al 2014 era casi un 49%. Sin embargo, también creció de manera importante en Cuenca, Machala y Portoviejo. Otros cambios importantes son: el crecimiento de la administración pública —producto del incremento del tamaño del Estado y que como ya se dijo se concentra en Quito—, o el incremento de los servicios financieros en Ambato con el peso de las cooperativas. Esta especialización de las ciudades no significa que no exista comercio en Quito o servicios en Guayaquil. Pero sí que cada ciudad se está volviendo más competitiva en determinados sectores, lo cual tiene varias implicaciones con respecto a las inversiones que la ciudad requiere, el tipo de empleos que ofrece y los planes estratégicos que sus líderes deben diseñar. Así mismo, a todo alcalde debería interesarle si su ciudad crece más o menos que otras, y si está perdiendo importancia dentro del contexto nacional, pues un indicador de su dinamismo económico.

Bajada

¿Qué dice la evolución del PIB de las urbes ecuatorianas?

fuente

Fografía de Alejandro Villanueva bajo licencia CC BY-NC-ND 2.0. Sin cambios