El exsecretario de la Secretaría Nacional de Planificación y Desarrollo (SENPLADES), Pabel Muñoz, dijo en una entrevista en Contacto Directo que la oposición cree que hay “excesivo personal en la burocracia, pero de cada diez empleos que se generan en el Ecuador, nueve provienen del sector privado y uno del sector público”. Hizo esta afirmación el 7 de junio de 2016 luego de que el periodista de Ecuavisa, Alfredo Pinargote, le preguntase sobre el programa de gobierno de Alianza País que, según Pinargote el “pilar básico del proyecto político era el reforzamiento del rol del estado”. Aunque Muñoz reconoció que en estos nueve años de gobierno se ha incrementado el número de funcionarios en especial en los ministerios de Salud, Educación y del Interior, recalcó en que la relación en el sector público y privado era 1-9. La afirmación de Muñoz es verdadera.  

Según la Encuesta Nacional de Empleo, Desempleo y Subempleo del Ecuador, un empleado público es el contratado por el Estado y uno privado es un empleado tercerizado, jornalero o peón. En el último indicador laboral, que corresponde a marzo del 2016, de cada diez plazas de trabajo, nueve son generadas por el sector privado y una por el sector público. Eso quiere decir que en Ecuador de las personas que tienen empleo —que son 7.412.671—  el 90,3% trabajan en el sector privado y el 9,7% en el público.

A pesar de que el sector privado genera más empleo, el sector público ha aumentado en un 57,2% sus empleados en estos nueve años. En 2007, el sector público tenía 45.469 empleados y, para marzo de 2016 tiene 719.029 empleados. Mientras tanto, en 2007, el sector privado tenía  5.561.862 personas empleadas y para marzo de 2016 tiene 6.693.641 lo que representa un incremento del 20,7%.

Según el documento de la SENPLADES, cuando se habla de empresas públicas se refiere a las entidades creadas por el Estado para diferentes objetivos —como generar empleos, desarrollo de capacidades tecnológicas nacionales, manejo de recursos naturales y sectores estratégicos— que reciben financiamiento por parte del Estado. Es decir, no solo se considera al personal que trabaja en instituciones propiamente estatales sino también en empresas públicas como CNT, Radio Pública, entre otras que se rigen bajo la Ley de Servicio Público. Estas son algunas empresas públicas (de las cuales sus empleados constan dentro de los 719.029 servidores públicos).

PUBLICIDAD

Bajada

Verificación de una declaración dada por el ex secretario de la Secretaría Nacional de Planificación y Desarrollo (SENPLADES), Pabel Muñoz. 

fuente

Fotografía de Asamblea Nacional  bajo licencia CC BY SA 2.0