net_neutrality.jpg

En abril de 2015, la aplicación de mensajería instantánea para móviles Whatsapp anunció una nueva funcionalidad que permite realizar llamadas telefónicas vía Internet. Entre las de su tipo, Whatsapp es la app más popular en Ecuador, donde los usuarios de las tres operadoras móviles quedaron sorprendidos al constatar que la novísima funcionalidad estaba siendo bloqueada en sus planes “Whatsapp ilimitado” y “Redes sociales ilimitadas”. Algunos colectivos e individuos se pronunciaron considerando a este bloqueo como un atentado a la neutralidad de la red, que se entiende –en términos sencillos– como el tratamiento igualitario e imparcial que se debe dar a la información que circula en Internet sin importar su origen o su destino.

Hace pocos días, un colega activista por el Software Libre y los Derechos Digitales festejaba en las redes GNU Social y Facebook un pronunciamiento del ministro de Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información, Augusto Espín Tobar, que decía que las operadoras no pueden limitar las funcionalidades de Whatsapp. La entrada mostraba un gran logotipo de la app, pero también un limitado entendimiento del problema por parte de las autoridades.

Las operadoras telefónicas, que ofrecen el servicio de internet móvil, deben establecer sus planes tarifarios en total apego a las obligaciones contempladas en la Ley Orgánica de Telecomunicaciones. En el artículo 24, la ley dice que  los prestadores de servicios de telecomunicaciones no pueden “limitar, bloquear, interferir, discriminar, entorpecer, priorizar ni restringir el derecho de sus usuarios o abonados a utilizar, enviar, recibir u ofrecer cualquier contenido, aplicación, desarrollo o servicio legal a través de Internet o en general de sus redes u otras tecnologías de la información y las comunicaciones” refiriéndose al plan “WhatsApp ilimitado”. Lo que omitió decir es que precisamente ese paquete y otros similares como por ejemplo “Redes sociales ilimitadas” instigan a un monopolio y que incluso intentan redefinir el término “redes sociales” favoreciendo a tan solo dos “redes sociales” (Whatsapp y Facebook), y que en el mejor de los casos estos incluyen un tercera (Twitter).

Una red neutral es “aquella que está libre de restricciones en las clases de equipamiento que pueden ser usadas y los modos de comunicación permitidos”. Una red neutral no restringe el contenido, sitios y plataformas ni la cantidad de datos descargados. Es decir que si tenemos un plan de datos con un proveedor, este no debe discriminar la información que enviamos ni que recibimos. No debe importar si usamos Whatsapp, Telegram, Snapchat u otro servicio de mensajería o si preferimos Facebook, Hi5, Diáspora, GNU Social o ninguna otra red social. Lo que importa es que los proveedores de los servicios respeten la neutralidad de la red y la Ley. Pero esto es justamente lo que no sucede en Ecuador al permitirse planes como “Redes sociales ilimitadas” o “Whatsapp ilimitado”, y el ministro no hizo observaciones al respecto ni se refirió a que todas las operadoras de telefonía celular ofrecen planes que, entre otras cosas:

-Se centran en un solo servicio o proveedor, y le dan a pocos un tratamiento especial que favorece su penetración en el mercado, ej. “WhatsApp ilimitado”.

PUBLICIDAD

-Ofrecen paquetes con nombres engañosos (“Ilimitados”) que –paradójicamente– en la práctica limita, y mucho, ej. “Redes sociales ilimitadas” que únicamente permiten Facebook y WhatsApp.

-Favorecen el monopolio de la información al orientar sus productos a aplicaciones de pocas empresas transnacionales. Facebook –propietaria de WhatsApp–, aparecía como una de las empresas que formaban parte de Prism, programa de  vigilancia masiva develado por Edward Snowden que afectó a usuarios de todo el mundo. Facebook promueve el proyecto internet.org, que es criticado a nivel mundial porque propone limitar el acceso a la verdadera Internet.

Este tipo de planes afectan claramente el art. 24 de la LOT, pues cualquier información que no tenga como origen o destino los servicios mencionados, está limitada. Se discrimina a muchos y se favorece a muy pocos.

Parte de la complejidad del problema puede comprenderse analizando el icónico caso de Netflix vs. Comcast. Comcast, un proveedor de banda ancha, emprendió entre octubre de 2013 y febrero de 2014 una campaña de degradación de la velocidad de descarga de los servicios de Netflix en un intento de lograr un mejor acuerdo económico con el gigante del streaming. Al final, fue un chantaje exitoso. Así, uno o varios proveedores pueden exigir beneficios económicos para continuar la discriminación y/o el favor para ciertos servicios o aplicaciones. Es probable que aquello no afecte a las aplicaciones consolidadas en el mercado, pero sí favorece a un monopolio y puede causar serias dificultades a nuevos competidores. Eso no quiere decir que en Ecuador pase algo similar, pero sí que las tres proveedoras de telefonía móvil favorecen a Whatsapp y a Facebook, y por extensión, afecta la decisión de usuarios que prefieran otros servicios.

El ministro Espín explicaba que “al momento, la Agencia de Regulación y Control de las Telecomunicaciones (Arcotel) investiga si han existido incumplimientos por parte de las operadoras móviles respecto al principio de neutralidad de la red, establecido en la Ley Orgánica de Telecomunicaciones”. Es un buen escenario, pero todo depende de si Arcotel tiene claro lo que significa la neutralidad de la red como para hacerla respetar de manera integral y no coyuntural.

La idea de las autoridades ecuatorianas sobre el concepto de neutralidad de la red parece limitado, y legitima las restricciones que las operadoras móviles imponen en sus planes con nombres engañosos que atentan contra el principio de las redes neutrales en nuestro país, porque favorecen al monopolio. El pronunciamiento del ministerio ha sido tibio y no afronta el verdadero problema. Más bien, los profundiza.

La filosofía neutralidad de la red en un logotipo.

Bajada

Facebook y Whatsapp son ilimitados, pero ¿qué perdemos nosotros?

Fotos Body

netneutrality_modern_template.jpg