untitled-1.jpg

Carta abierta a la candidata a alcaldesa por Alianza País

Me parece conveniente empezar esta carta destacando que estoy plenamente de acuerdo contigo en que la administración municipal de nuestra ciudad necesita un relevo. Pienso que después de veintidós años de gestión socialcristiana, el modelo se encuentra agotado y no percibo voluntad política del actual Alcalde para adoptar las decisiones que considero necesarias para mejorar el nivel de vida de los habitantes de Guayaquil.

Sin embargo, considero que este relevo no debe ser únicamente un cambio de nombre, o un relevo generacional. La persona que reemplace al actual Alcalde debe estar dispuesta a llevar a cabo las políticas públicas que Guayaquil demanda con independencia y, sobre todo, con capacidad de ejecución, cosa que, no podrás negar, al actual Alcalde le sobra. Espero sepas disculparme por la franqueza, pero analizando tu corta carrera política, creo que estás muy lejos de cumplir con los requisitos antes señalados que considero fundamentales para una buena administración municipal.

En primer lugar, quiero que sepas que me costó trabajo encontrar tu plan de gobierno municipal. Debo reconocer que en la página web del Consejo Nacional Electoral no consta el plan de trabajo de ninguno de los aspirantes a la Alcaldía de Guayaquil; y en tu caso existe una página web con el dominio www.vivianabonilla.com que parecería la oficial, no obstante, tus actividades como candidata y tu Plan de Gobierno se encuentran en una página con el dominio www.yolevoyaviviana.com que cuando haces búsquedas en “Google” no aparece entre los primeros resultados.

Viviana, me gustaría comentarte mi punto de vista sobre cada una de tus “35 propuestas para hacer Revolución”, pero, como comprenderás, me voy a enfocar en las que considero más importantes, y sobre las cuales tengo mayores dudas respecto de su implementación.

PUBLICIDAD

Para empezar, debo decirte que me parece realmente alarmante que en tus propuestas de gobierno no se haga prácticamente referencia alguna al problema que más preocupa a la gran mayoría de los guayaquileños: la inseguridad. Sé que me dirás que eso no es una competencia del Municipio, sino del Gobierno Nacional, a través del Ministerio del Interior, pero tu plan de gobierno municipal está lleno de propuestas para las que señalas que necesitas contar con el apoyo del Gobierno Nacional a través de los diferentes Ministerios, por lo que resulta muy preocupante, por decir lo menos, que entre esas propuestas no incluyas alguna relativa a la lucha contra la inseguridad.

Además, en recientes declaraciones que fueron difundidas por diversos medios de comunicación, responsabilizaste al actual Alcalde del problema de la inseguridad por no coordinar este asunto de forma efectiva con el Gobierno Nacional. El Alcalde te tuvo que recordar que fue el propio Gobierno Nacional –de tu partido– el que hizo a un lado al Municipio de Guayaquil y a la Corporación de Seguridad Ciudadana para asumir exclusivamente estas competencias. Aún cuando no consta en tu plan de gobierno, ¿me podrías explicar qué medidas adoptarías para solucionar este problema? ¿Estás de acuerdo conmigo en que este es el problema fundamental que más nos preocupa a todos los guayaquileños? ¿Tienes una propuesta mejor que la Corporación de Seguridad Ciudadana que el Gobierno Nacional eliminó?

Otro de los principales problemas que aqueja a los ciudadanos es la falta de espacios verdes en la ciudad. De acuerdo con tus propuestas, durante tu administración, la ciudad pasará de 1,13 metros cuadrados de área verde por habitante a 10 metros cuadrados de área verde por habitante. La propuesta, sin duda, merece todo mi apoyo, pero creo que su ejecución no toma en cuenta la realidad de la ciudad. Hablas de crear áreas verdes que estén a 15 minutos a pie de distancia entre ellas, lo que muestra un profundo desconocimiento de nuestra realidad urbanística. Guayaquil ha crecido de forma desordenada, por lo que la propuesta de áreas verdes debe ir enfocada a crear grandes parques en lugares específicos que puedan ser disfrutados por los ciudadanos, y no a pensar en ocupar solares vacíos o crear pequeños espacios que terminan abandonados y que no son ocupados por los ciudadanos. No se trata únicamente de crear espacios verdes, sino de que los ciudadanos estén en capacidad de aprovecharlos. Te pregunto, ¿cómo pretendes construir estas áreas verdes? ¿Qué espacios piensas utilizar? ¿Crees que con la emisión de una ordenanza – como señalas en tus propuestas de gobierno – es suficiente para solucionar este problema?

Por otro lado, tu programa de gobierno incluye, asimismo, dotar de servicios públicos de calidad a toda la ciudad, para lo cual solicitarás al Banco del Estado créditos para completar las redes de servicios básicos. ¿Realmente crees que el Municipio necesita créditos para llevar a cabo estas obras? ¿Cómo pretendes garantizar que el agua de la red sea apta para el consumo humano? Hablas de renegociar las concesiones con Interagua y Puerto Limpio. ¿En que consistiría esa renegociación? ¿Conoces el contenido de los contratos y las cuestiones que quieres renegociar? Respecto de las inundaciones que sufrimos todos los inviernos – un grave problema que la actual administración no quiere o no puede solucionar – únicamente hablas de construir una red de alcantarillado de aguas lluvias “para evitar las inundaciones invernales”. ¿Crees en realidad que esa es la solución al problema? ¿No te parece que el problema es mucho más complejo y tendría que haber sido objeto de un análisis mucho más serio en tu plan de gobierno? Es muy decepcionante que creas que con una red de alcantarillado de aguas lluvias Guayaquil dejará de inundarse cada invierno.

Resulta paradójico que entre tus propuestas incluyas el dragado del Río Guayas para que éste se vuelva navegable, labor que llevarías a cabo en coordinación con el Gobierno Nacional. Y resulta paradójico porque la actual administración municipal ha intentado infructuosamente coordinar el dragado del río Guayas – lo que a mi criterio ayudaría a disminuir el impacto de las inundaciones – siendo el Gobierno Nacional el que no ha procedido a la ejecución del dragado. Incluso pasando el puente que une Guayaquil con Samborondón existe un cartel muy grande que señala que el dragado del río es una “obra de la Revolución Ciudadana”. Entonces, ¿cuál será la diferencia en tu administración para que el Gobierno Nacional lleve a cabo el dragado? ¿Existe algún plan alternativo que hayas elaborado o analizado, o simplemente será por el color de la camiseta? ¿No te parece que el dragado puede ayudar a resolver el problema de las inundaciones?

No te puedo negar, Viviana, que una de tus propuestas que más me gusta es la de transformar la policía metropolitana en una policía comunitaria para la convivencia armónica de los guayaquileños, sin garrotes, sin armas, con capacitación. En pocas palabras, quieres crear un Cuerpo de Paz. De tus propuestas es de mis favoritas porque me encantaría que fuera cierto, pero me vas a tener que permitir que dude respecto de su aplicación.

Entre tus actuaciones como Gobernadora la que más destaca, sin duda, es ese espectáculo cruel e inhumano que encabezaste personalmente cuando entraste en Monte Sinaí acompañada de, nada más y nada menos, 1.300 policías y 500 elementos de las Fuerzas Armadas, a desalojar de la forma más violenta posible y sin condescendencia alguna a los habitantes de ese sector, que no hace falta que te recuerde son personas que viven en situación de exclusión. No les ofrecieron alternativas de reubicación como es preceptivo de acuerdo a todas las normas de derechos humanos internacionales. Encabezaste esa actuación, y además te enorgulleciste de ello a través de tus declaraciones.

Viviana, te tengo que confesar, si aún no te lo han dicho, que ese ha sido el mayor error de tu corta vida política. Un político, por mucho que pertenezca a un movimiento o partido, debe saber decir que no en determinados momentos. Eso demuestra independencia, coraje y capacidad. Tú ni siquiera callaste, Viviana: lo apoyaste incondicionalmente. ¿Cómo puedes pretender que creamos que vas a crear una policía metropolitana pacífica, sin garrote, si cuando fuiste Gobernadora usaste más que el garrote, utilizaste a toda la fuerza pública para desalojar a ciudadanos que viven por debajo de la línea de la pobreza? Los hechos, estimada Viviana, valen mucho más que las palabras o las propuestas.

Una de tus propuestas estrella –aunque la hayas dejado prácticamente para el final– es la creación de un metro para la ciudad de Guayaquil. De acuerdo con tu plan de gobierno, solucionaría el grave problema del transporte público en la ciudad. En primer lugar, señalas que incrementarás el número de buses articulados de la Metrovía para cubrir la demanda – cuestión con la que estoy plenamente de acuerdo – pero posteriormente hablas de construir un sistema de tren urbano (METRO). Reconoces que para ello necesitas el apoyo del Gobierno Nacional, toda vez que la obra resulta costosa, y tiene que enmarcarse dentro del Plan Estratégico de Movilidad que está desarrollando el Gobierno Nacional.Me parece, Viviana, que estás planteando una solución demasiado ambiciosa y costosa para un problema que puede resolverse una manera más sencilla. Guayaquil no tiene el problema de movilidad que padece Quito; el problema de Guayaquil es, más bien, la mala calidad y la escasez del transporte público.

De hecho, tú misma señalas que la mayoría de los colectivos van semivacíos incluso a las horas pico, por lo que valdría la pena considerar la posibilidad de reemplazar la mayoría de esos colectivos por articulados de la Metrovía, ampliar las líneas por las que circula, y crear unidades que realicen viajes directos desde Guayaquil a las ciudades satélite como Durán o Samborondón. ¿No te parece que ésta es una propuesta menos costosa y que tendría un efecto similar? Más aún, a la idea del METRO le concedes un amplio espacio en tus propuestas, mientras que despachas la posibilidad de crear un transporte masivo fluvial en apenas un par de líneas. ¿Crees que la propuesta del METRO es mejor que la del transporte fluvial? Me parece que tu intención fue la de crear un elefante blanco como el METRO para llamar la atención del electorado, sin pensar en alternativas no tan “espectaculares”, pero mucho más eficientes.

En lo relativo a la educación, competencia que el Gobierno Nacional ha asumido de forma exclusiva, propones realizar convenios con el Ministerio de Educación para lograr que “todos los barrios tengan las Unidades Educativas necesarias, y para mejorar los Colegios y Escuelas, garantizando una educación de calidad para todos”. El Ministerio de Educación le ha prohibido al Municipio de Guayaquil intervenir en escuelas y colegios, ya que ha asumido de manera exclusiva su competencia, por lo que al parecer tu propuesta de campaña sería demagógica, toda vez que no resultaría aplicable. Me gustaría que me expliques, entonces, ¿cuál sería el rol del Municipio en el convenio que firmaría con el Ministerio de Educación? Adicionalmente, el plan del Gobierno Nacional consiste en crear colegios que cuenten con todas las instalaciones necesarias para una educación de calidad, eliminando pequeñas escuelas que no cuenten con dicha infraestructura. ¿No te parece que tu propuesta de que “todos los barrios tengan las Unidades Educativas necesarias” se contrapone al programa que quiere desarrollar el Gobierno Nacional? ¿Cómo encaja tu propuesta en el plan que quiere desarrollar el Gobierno Nacional?

Hay un tema que me preocupa enormemente y es tu falta de independencia respecto del Gobierno Nacional. El actual Alcalde, con sus muchísimos defectos, ha tenido el acierto de defender a Guayaquil cuando el Gobierno Nacional ha adoptado medidas que pudieran perjudicarla. Como ejemplo te señalo el caso del Puerto de Guayaquil. La única referencia que realizas en tus propuestas al Puerto de Guayaquil es para señalar que debe ser un “punto de llegada en las rutas de los cruceros”. Es decir, que el Puerto de Guayaquil se dedique básicamente al turismo. Me surgen las siguientes dudas: ¿Estás de acuerdo con la construcción del puerto de aguas profundas de Posorja? ¿Vas a permitir que el puerto se construya fuera de Guayaquil como proponía el Gobierno Nacional? ¿Vas a eliminar los puertos privados? Debo confesarte que mi posición respecto del Puerto de Guayaquil es que se mantenga donde está, cerca de los centros de abastecimiento, lo que permite reducir costos y beneficiar a la ciudadanía. ¿Estarías de acuerdo conmigo en este aspecto?

Para ser justos debo decirte que, en lo que respecta a tus propuestas culturales y de solución al problema de la falta de parqueos en el centro de la ciudad, me parece que las mismas son acertadas y enfocan de forma adecuada la problemática actual.

No me quiero extender mucho más, Viviana, y creo que he hecho un repaso a las propuestas que considero más importantes de tu programa. Sin embargo, no puedo terminar esta carta sin hacerte un par de comentarios a los antecedentes de tu programa de gobierno y a tu aparición en un medio de comunicación del Estado el día de la denominada “Noche Amarilla”. En los antecedentes de tu programa de gobierno haces referencia a que Guayaquil debe explotar la diversidad de etnias, ya que es la principal ciudad afro-descendiente del país, la principal ciudad montubia y la segunda indígena. ¿Me podrías comentar cuáles son tus propuestas para explotar esa diversidad? Leyendo tu programa, lo único que encuentro es permitirles la entrada a parques, malecones, etc., lo que me imagino no se les prohíbe actualmente. Hablando de diversidad, me gustaría también que me comentaras cuál es tu posición respecto de los grupos GBLTI, con los que el Presidente se fotografía un día y en la sabatina del sábado siguiente manifiesta que lo “normal” son “los hombres que parecen hombres y las mujeres que parecen mujeres”. En tu programa hablas de la no discriminación por orientación sexual en lugares públicos, por lo que te pregunto ¿estás de acuerdo con las palabras de tu compañero de partido, el Presidente de la República? ¿Tienes alguna propuesta que permita combatir la cultura de discriminación que está fuertemente arraigada en nuestra ciudad?

Finalmente, tu aparición el día de la Noche Amarilla en TC Televisión, canal del Estado –con la camiseta de Barcelona, en la que declaraste que habías hecho las diligencias necesarias para que se abriera la señal del partido para Guayaquil–.me pareció lamentable. Me recordaste la forma de hacer política de personajes como Álvaro Noboa, que intentan crear empatía con el electorado utilizando al equipo con más hinchada de la ciudad. Sería interesante que explicaras cuál es esa nueva forma de hacer política que plantea AP y, particularmente, los jóvenes como tú, si–como en este caso– utilizan las mismas prácticas que aquellos políticos a los que tanto critican.

Como te comenté al inicio de esta carta, estamos de acuerdo en que la administración municipal de nuestra ciudad necesita un relevo. Sin embargo, para serte sincero, no creo que ese relevo debas ser tú. Tu corta trayectoria política y tu programa de gobierno así me lo demuestran.

Me despido deseándote suerte y éxito en tu futuro.