600leon.jpg

@josemarialeonc

George Zamka es un astronauta de NASA que ha volado dos veces a la Estación Espacial Internacional, pilotando los transbordadores –hoy en retiro– Discovery y Endeavour. Estuvo en el Ecuador hace unas semanas para compartir sus experiencias. Entre sus actividades durante la visita al Ecuador, se reunió con miembros de la Agencia Espacial Ecuatoriana que dirige el cosmonauta Ronnie Nader. En uno de los pocos ratos libres que tuvo durante su estadía en Guayaquil, conversó conmigo sobre el espacio, el futuro y, por supuesto, el programa espacial ecuatoriano.

 

 

PUBLICIDAD

Estoy muy interesado en el proceso de convertirse en astronauta, ¿cómo se llega a astronauta?

En general hay ciertas habilidades, realmente muchas habilidades, que se necesitan para volar en el espacio. En mi caso, las habilidades que llamaron la atención es que soy piloto de pruebas. Eso es que se asigna una misión de vuelo que reviste cierto riesgo y saber cómo manejar esos riesgos. A la NASA le llamó la atención esa característica, porque todo vuelo espacial es un vuelo de prueba que conlleva riesgos. También se necesitan científicos, doctores, químicos y físicos que tengan el enfoque científico para aprender en el espacio cosas sobre la Tierra.

¿Es astronauta un grado real? Se hace un curso para ello, ¿pero cuánto toma, hay estándares mundiales, cómo es el proceso?

La NASA no otorga algo así como un grado o un título, hay un entrenamiento básico que dura aproximadamente dos años después de los cuales tienen suficiente confianza en ti para asignarte un vuelo. Una vez que deciden eso, se te entrega un pequeño pin de plata que significa que eres elegible para volar al espacio. Un vez que, efectivamente se te asigna la misión, te entregan un pin dorado.

Usted ha estado en el espacio…

Sí, efectivamente dos veces. Dos vuelos a la Estación Internacional Espacial, a bordo de dos diferentes transbordadores. El primero fue en el Discovery y el segundo en el Endeavour. En ambos vuelos llevábamos grandes compartimentos para que viva el equipo que construía la estación.

Leía que la NASA ha contratado vuelos suborbitales. La NASA los llama near space flights, ¿cuál es la diferencia con un vuelo espacial y un vuelo que llega “cerca al espacio”?

Hay una línea, podría decirse, a cerca de cien kilómetros en la que la atmósfera es tan fina que puede considerarse espacio. Hay vuelos orbitales que tienen suficiente energía para hacer una órbita a la tierra. Los vuelos suborbitales, por el contrario, no tienen suficiente para eso, pero alcanza para subir lo suficiente, llegar al espacio y regresar. El primer vuelo espacial norteamericano fue suborbital con Alan Sheppard. El primer vuelo ruso, en cambio, fue orbital; a Yuri Gagarin lo pusieron en órbita.

¿Cuando una persona alcanza el espacio, se lo considera astronauta? Le hago esta pregunta porque esta nueva forma de turismo, el turismo espacial, me hace pensar en si esos turistas son también astronautas o no.

Estamos en un nuevo mundo en el que estos términos comienzan a tomar importancia. Antes los únicos pasajeros que se iban al espacio eran aquéllos que era o parte de la tripulación o parte de la misión científica. Ahora hay gente está pagando por eso, creo que la decisión es de cada uno. Cada quien sabrá si quiere considerarse un astronauta o un participante de un vuelo espacial. La única distinción que hacemos en Estados Unidos es que si eres un empleado de NASA asignado a una misión espacial se te llama un Astronauta de NASA.

¿Cuando se es un Astronauta de NASA, se recibe también un grado militar, hay una relación con los grados militares de la Fuerza Aérea?

Cuando NASA empezó, hace ya bastante tiempo, el programa espacial nació como un programa civil. No privado, sino civil en el sentido de que no era militar. Ahora las Fuerzas Armadas prestan ayuda a la NASA. En mi caso, yo era un piloto de combate con los Marines y éstos me asignaron a la NASA, pero las misiones son planificadas y llevadas a cabo por la agencia que es civil.

PUBLICIDAD

¿Qué volaba militarmente?

Volé F18s y antes de eso volé A6s, que son aviones que no se han visto mucho, pero era un avión de ataque de los Marines.

Leí que hace algunos meses NASA hizo su último vuelo de transbordador con el Atlantis. Para el público en general parece un revés que la agencia espacial más importante del mundo decida cancelar sus vuelos. Por el otro lado, otros países con menos historia espacial, como China, comienzan a desarrollar grandes cohetes. Sin ir más lejos, el naciente programa espacial ecuatoriano lanzó su primer satélite desde China ¿cuál es el estatus de la carrera espacial y del programa espacial norteamericano?

Cierto. NASA está haciendo dos cosas. La primera es combatir los costos del vuelo espacial. Lo que está haciendo es que sean compañías privadas quienes asuman el costo y riesgo de desarrollar nuevos vehículos para ir a la Estación Espacial Internacional o para orbitar la Tierra. Ciertamente, si las compañías privadas asumen el riesgo, los costos de NASA se reducen. Pero sin duda, esto va a tomar un poco.

Ahora, el segundo motivo es que hay un plan a largo plazo para ir a Marte. Y como es a largo plazo, se está trabajando mucho. Así que si podemos hacer una comparación, la NASA es como un lago cuya superficie está calma, pero debajo hay mucho corriendo y moviéndose.

Sobre los otros países que han iniciado sus aventuras espaciales, hay mucha competencia y colaboración. Celebramos cuando los demás tienen sus éxitos, particularmente el Ecuador que ha, por sí mismo, sin ayuda, enviado un satélite al espacio y ahora planea lanzar su segundo. Eso es algo grandioso.

La Agencia Espacial Ecuatoriana (EXA) es también una agencia civil, aunque, claro, muchísimo más pequeña, ¿cómo pueden NASA, una agencia gigante y EXA colaborar mutuamente? ¿Es posible?

La contribución de NASA es que es un programa público. Desde su inicio, hemos compartido abiertamente nuestros éxitos y fracasos. Por ejemplo, lo que aprendimos del Challenger y el Columbia y cuando, muchísimo antes, perdimos un astronauta en pruebas en tierra durante el programa Apolo. Es parte de la misión de NASA, es parte de por qué estoy aquí.

Lo que encuentro muy interesante sobre el programa espacial ecuatoriano es que han tenido que innovar e improvisar para desarrollar un vehículo para ser puesto en el espacio. Eso es algo tremendo de hacer cuando tus recursos son limitados. No tengo sino respeto por el programa espacial ecuatoriano. Les deseo lo mejor en el lanzamiento de su segundo satélite.

¿Por qué es tan importante para la humanidad la investigación espacial? ¿Cuáles son sus propósitos y beneficios?

T.S. Elliot dijo que exploramos para conocer más de nosotros mismos. Cuando vamos al espacio ganamos perspectiva. Tenemos la posibilidad de ver de regreso hacia la Tierra y hacia nosotros mismos y aprender algo que no sabíamos. En el caso del ser humano, por ejemplo, cuando el cuerpo está en el espacio comienza a deteriorarse porque no tiene que combatir más la fuerza de gravedad, entonces perdemos calcio en los huesos, los músculos se debilitan y los fluidos en nuestra cabeza comienzan a ejercer presión que puede cambiar nuestra visión y dañar nuestros ojos. Estas cosas que no suceden en la Tierra, claramente, tienen un origen. Estamos buscando esos orígenes a medida que tratamos de contrarrestar estos efectos. Por eso tenemos equipos de ejercicios para los huesos y los músculos y aún no sabemos bien qué es lo que pasa con los fluidos en la cabeza pero seguramente cuando lo descubramos, ese nuevo conocimiento será de utilidad para la humanidad.

Vi las fotos que el Mars Curiosity ha enviado y es como ver una Tierra que ya no es más, por algún motivo, ¿cuál es el motivo y el interés en Marte?

Por dos razones. Marte comparte esto con la luna y es que es un lugar que no ha sido tocado por cinco mil millones de años. Es como leer un libro sobre la historia del sistema solar. Lo otro que nos interesa en Marte, es la presencia de agua o hielo porque tienen hidrógeno y oxígeno que podríamos utilizar para desarrollar combustible para lanzar un cohete desde Marte hacia la Tierra. Actualmente hay un problema físico que es que no podemos desarrollar un cohete lo suficientemente grande y con el suficiente combustible para lanzarlo a Marte, que aterrice y regrese. Si encontramos en Marte esos elementos, podremos desarrollar combustible para ese cohete y retornar a la Tierra.

¿El plan es vivir en Marte?

¡Tendrán que hacerlo! La órbita de Marte no coincide precisamente con la de la Tierra, así que el lanzamiento deberá hacerse cuando ambos planetas estén en su punto más cercano. El viaje durará seis meses y la Tierra y Marte volverán a estar así de cerca un año y medio después. Así que el viaje duraré dos años y tendrán que vivir año y medio allá.

Ya para terminar, en la perspectiva de alguien que ha estado en el espacio, ¿cuál es su proyección para la carrera espacial mundial?

Las oportunidades en el espacio se van a incrementar tremendamente. El desarrollo y acceso que nuevas compañías están aplicando para la construcción de cohetes para vuelos orbitales y suborbitales y la propagación del conocimiento que ha permitido que alrededor del mundo se puedan fabricar y manejar vehículos espaciales, sin ir más lejos, está el ejemplo del Ecuador.

https://gkillcity.com/sites/default/files/images/imagenes/120_varias/600Leon.jpg

José María León Cabrera