captura-de-pantalla-2012-12-03-a-las-1.39.02.jpg

Estimado James:

He recibido su carta con  bastante beneplácito pues ha sido una respuesta mucho más rápida que la nos dio para contestar una entrevista que le propusimos durante más de tres meses en que estuvimos preparando el dossier sobre el caso del Frente de Defensa Amazónico versus Texaco. Durante ese tiempo, el mismo señor Paul Briz, a través de quien usted me hace llegar la carta se encargó de confirmar y cancelar, en repetidas ocasiones, lo que le habíamos solicitado: una entrevista en persona o vía skype para ser grabada en vídeo.

Finalmente, a cinco días de publicación del dossier que usted señala como uno de “los errores de  sus publicaciones anteriores”, nos llegó un documento en pdf con sus respuestas. No hubo posibilidad de repreguntar, ni la inmediación tan necesaria en casos de delicado tratamiento cómo éste, en aplicación de algo que en el Ecuador se conoce como “dar la cara”.

Sin embargo, estimado James, publicamos íntegramente sus respuestas en el mismo espacio donde se publicó la entrevista en vídeo que Pablo Fajardo dio a GkillCity.

Debo decirle que la que usted presenta es la versión de Texaco de hechos que aún se litigan, luego de veinte años. Nosotros hemos presentado y contrastado la información disponible pero, en definitiva, GkillCity ha expresado su seria preocupación por el daño ambiental no remediado en el norte de la amazonía ecuatoriana y en cuya explotación participó su representada.

PUBLICIDAD

Cómo podría negarse la responsabilidad en el manejo de los desechos –que usted abiertamente rebate– si sus propios accionistas le han exigido cambios en la manera en que conduce Chevron-Texaco el manejo del proceso.

Nosotros hemos presentado una visión auténtica y autoral de lo que GkillCity tiene por convicción basada en argumentos y hechos ciertos y no en meros alegatos judiciales aún en disputa–, ha sucedido en este caso. Quedará en cada uno de nuestros lectores sacar sus propias conclusiones. Eso es lo que un medio como GkillCity espera: lecturas críticas de un medio que no reivindica la asepsia inútil, cómoda y alienante que adoptan ciertos medios para justificar el lucro por publicidades adornadas de notas de prensa. Para nosotros el periodismo es lo que Olga Rodríguez define: “tomar partido por la verdad, estar al lado de las víctimas, de los derechos humanos, de la justicia. Todo lo demás no es periodismo, sino reproducción de propagandas”.

Es por eso mismo que a GkillCity le interesa mucho más el sufrimiento de los habitantes del norte del Oriente ecuatoriano, el estado de la selva allá, la destrucción y la devastación que alegaciones técnicas –rebatidas por parte y parte– sobre admisibilidades jurídicas, procedencias procesales y formalismos legales.

Atentamente,

p. GkillCity.com

José María León Cabrera