Desde enero de 2022, cientos de ecuatorianos dueños de negocios, profesionales, taxistas, padres de familia o ciudadanos en general han denunciado en redes sociales que han sido amenazados por personas para extorsionarlos. Concretamente les solicitan una cantidad de dinero a cambio de su seguridad. Sin embargo, la ciudadanía desconoce de qué tipo de extorsión se trata y cómo actuar ante esta amenaza.

El teniente coronel Wilson Zapata, jefe de la unidad antisecuestro y extorsión de la Policía Nacional, explica que en Ecuador existen 4 tipos de extorsiones. Dice que la ciudadanía “usa de forma coloquial el término ‘vacuna’ para referirse a cualquier tipo de extorsión”. Sin embargo, recalca que solo una de ellas se puede denominar como vacuna.

Los cuatro tipos de extorsión son:

Extorsión virtual

Son llamadas telefónicas o mensajes en la que los delincuentes han obtenido información de la persona a través de las redes sociales y con base a esta piden un pago económico, ya sea a través de engaños o de intimidación.

Zapata asegura que este tipo de extorsiones son las que más se suceden en Ecuador, con un 44% de los casos del primer trimestre de 2023. 

Los delincuentes cambian el discurso con el transcurso del tiempo. Zapata advierte que en la actualidad los delincuentes intentan obtener el dinero en el menor tiempo posible y sin que la víctima cierre la llamada. Algunos argumentos que dan los delincuentes para extorsionar a sus víctimas son:

  • Aseguran que son sicarios y que una persona los ha contratado para supuestamente matar a la persona que está al otro lado del teléfono. El supuesto sicario pide dinero a la víctima  para no cometer el crimen. Los extorsionistas “intentan que la víctima no cierre el teléfono y deposite el dinero lo antes posible”. Es decir, en cuestión de minutos para que no pueda reaccionar de forma distinta. Los extorsionadores piden que el pago se haga a través de una transferencia bancaria.
  • Antes de esta manera de acercamiento era más frecuente que los extorsionadores, cuando se comunicaban con sus víctimas,  se identificaran como parte de una banda criminal como la de Los Choneros y pedían una cantidad de dinero como extorsión. Zapata aclara que este tipo de extorsiones aumentaron considerablemente a partir de la pandemia del covid-19 ya que muchos profesionales y negocios publicaron información de sus actividades en redes sociales, y a través de este medio los delincuentes obtienen la información para cometer la extorsión. Sin embargo, los criminales no tienen más referencias de las personas que las encontradas en internet.También ha sido común que las personas reciban llamadas de “su sobrino, primo, el más querido” que vive en el extranjero y les escribe o les llama para que le presten dinero para solucionar un problema en el aeropuerto con su equipaje y para poder venir a Ecuador.

Extorsión común

En este tipo de amenaza los delincuentes se aproximan más a las víctimas, pero sin llegar a un contacto directo, explica Zapata. Es decir, el extorsionador puede tener información muy precisa de la víctima como en dónde está en ese momento, su pareja o sus hijos, una foto de su domicilio, el nombre del colegio de los hijos, o conocer la rutina de la persona. Con esta información, el delincuente atemoriza a la víctima para conseguir dinero. Sin embargo, Zapata aclara que este tipo de extorsión no está relacionada a los secuestros u otro tipos de delitos, y permanece en el marco de las extorsiones. Este tipo de extorsión es de las que más sucede en 2023.

Extorsión vacuna

Son aquellas que son solicitadas directamente a un local comercial o fincas a los que los delincuentes se acercan o mandan panfletos para solicitar una cantidad de dinero de forma arbitraria.
Lo hacen  a través de cuotas mensuales a cambio de “seguridad en la zona que opera”. Zapata explica que este tipo de extorsión es la tercera que más ocurre en el país pero es evidente que tiene una tendencia al alza. Hasta el primer trimestre de 2023 representó el 22% de los casos relacionados a extorsiones a nivel nacional.

Extorsiones sexuales

Zapata explica que muchas de estas extorsiones son realizadas a través de medios digitales. A la víctima se le manda una imagen en la que aparece desnuda o en una postura comprometedora sexualmente y se le pide una suma de dinero para no hacer pública esa información.

Las fotos o videos son obtenidos a través del internet, ya sea por hackeo, por videoconferencias, entre otras. Representan el 0,2% del total de casos por extorsiones.

¿Qué hacer si me piden una vacuna?

El jefe de la unidad antisecuestro y extorsión de la Policía Nacional Wilson Zapata explica que en caso de que una persona reciba una amenaza de extorsión debe comunicar a las autoridades para que se pueda realizar el seguimiento respectivo. También para que le brinden asesoría acorde al caso y tipo de extorsión. 

Pero Zapata recalca que en cualquiera de los casos, la víctima debe escuchar atentamente todo lo que le dice el delincuente, en caso de ser posible anotar, y no tomar ninguna decisión ni ofrecer dinero.

Es decir,  la víctima debe intentar obtener la mayor cantidad de información que tiene el extorsionador sobre él, como nombres, dirección, información sobre el empleo, etc. Una vez que el delincuente ha dado toda la información para amedrentar a la víctima, esta debe ganar tiempo con el extorsionador. 

Para esto, Zapata ejemplifica que la víctima puede decirle al delincuente que en ese momento no puede atenderlo porque está en el banco, en una reunión, y que lo llame en una hora.

“Lo importante es tratar de obtener un tiempo justificado y una vez que hayamos conocido estos detalles, comunicarnos inmediatamente a través del ECU 9-1-1 para pedir asistencia y la colaboración de personal especializado en el manejo de las extorsiones”, dice Zapata. 

El policía  recalca que cada situación debe ser manejada de forma independiente, ya que no es el mismo tratamiento para una llamada extorsiva que para una extorsión común o una “vacuna”.

Zapata explica que es fundamental estar atentos al primer contacto con el extorsionador porque a partir de ese momento se podrá no solo conocer la información que tiene, sino saber qué tan cerca está de la víctima o su familia. 

En una extorsión virtual, el delincuente no tendrá más información que la que ha obtenido en redes sociales. En caso que el extorsionador mande fotos de la víctima, le diga cómo está vestida o datos más específicos o mandará fotos de ese día” se trataría de una extorsión común.

Zapata dice que en el caso de las extorsiones virtuales, las víctimas deben contactarse con la Policía o el ECU 9-1-1 para dar la mayor información que tengan sobre la extorsión que intentan realizar. 

Agrega que es fundamental que se tenga el número de teléfono de donde se intenta realizar el crimen, sin importar que sea internacional o nacional porque las extorsiones son frecuentes en toda América Latina. 

Zapata recalca que lo primordial es frustrar la extorsión y evitar que grandes cantidades de dinero vayan hacia estas estructuras. “A lo largo de la región, las extorsiones representan el 2% del producto interno bruto”.

En caso de las vacunas extorsivas, Zapata recomienda que las personas se acerquen a las autoridades y no se dejen convencer del discurso de los criminales que tienen controlado el territorio. Zapata explica que la Policía Nacional ha implementado ciertas estrategias para los locales comerciales que están siendo amenazados.

Según el Teniente Coronel, la Policía dota a los establecimientos amenazados con botones de pánico o visitas periódicas para evitar el cobro de vacunas.

Entre las principales recomendaciones que da Zapata es que las víctimas jamás deben cerrar la llamada o el medio de comunicación con el extorsionador. Porque cuando esto sucede se desconoce si el delincuente sólo tiene información que encontró en redes sociales o la amenaza es más seria. 

Captura De Pantalla 2021 04 08 A Las 18.43.57 E1663876942101 150x150
Liz Briceño Pazmiño
Periodista. Ha publicado en El Mundo (España) y Axios(EE.UU). Es becaria del International Center for Journalists (ICFJ). Máster en Producción, Edición y Nuevas Tecnologías Periodísticas. Cubre migración, derechos humanos y economía.
Y tú ¿qué opinas sobre este contenido?
Los comentarios están habilitados para los miembros de GK.
Únete a la GK Membresía y recibe beneficios como comentar en los contenidos y navegar sin anuncios.
Si ya eres miembro inicia sesión haciendo click aquí.