La noticia se supo ayer por la noche: un tribunal de garantías penales de Guayaquil concedió el arresto domiciliario —como medida alternativa a la prisión preventiva— a los hermanos Daniel y Noé Salcedo, procesados por delincuencia organizada, quienes cumplen condenas previas por otros delitos. Ellos ya habían certificado hasta las direcciones de sus domicilios para cumplir con la disposición, pero, ¿pueden salir de la cárcel? 

El abogado Milton Castillo es tajante: no. Los hermanos ya cumplen sentencias previas y la resolución del tribunal está vinculada solamente al proceso de delincuencia organizada. Aquel dictamen no afecta las condenas anteriores y, por lo tanto, Daniel Salcedo continuaría recluido en la cárcel 4, en el norte de Quito. Mientras que Noé Salcedo también permanecerá en la cárcel de Machala, en la provincia costera de El Oro. Lo que sí podría ocurrir es un traslado a otro centro carcelario, pero de esa medida aún no se ha conocido si se dará o no. 

Lejos quedó el deseo y las erróneas declaraciones del abogado de Salcedo, Joan Paúl Egred, que a mediados de noviembre aseguraba que su defendido regresaría a su casa, ubicada en Guayaquil, para darle término a su sentencia. Por lo pronto, no ocurrirá.

flecha celesteOTRAS NOTICIAS

Lo que aún no se explica es por qué el tribunal sí otorgó ese beneficio a los hermanos, pero se lo negeo a Karina Cadena y Susana Mera. Ellas, junto con Noé y Daniel Salcedo, son acusados de articular una red de crimen organizado que buscaba lucrar a través de la venta irregular de medicinas a hospitales públicos. 

¿Qué condenas pesan sobre los hermanos Salcedo? 

La primera sentencia que pesa sobre Daniel Salcedo fue dictada el 16 de diciembre de 2020. Un tribunal sentenció a Daniel Salcedo, quien ya era investigado por actos de corrupción en hospitales guayaquileños. Fue condenado a cuatro años de prisión por fraude procesal. 

Aunque su defensa legal lo negó, él intentó fugarse en una avioneta que viajaba hacia Perú, pero que terminó en un accidente aéreo el 8 de junio de 2020, en las afueras de la ciudad peruana de Tumbes.

En ese proceso también fue sentenciado Franklin Lara, con una pena de cuatro años,  y la modelo Joselyn Mieles, quien solo tuvo que pagar cuatro mil dólares como multa. 

La segunda sentencia contra Daniel Salcedo Bonilla se dictó el 5 de julio del 2021. Fue condenado a 12 años de reclusión por delito de peculado. El fallo fue anunciado por los jueces Francisco Flores Barragán, Francisco Dávila Álvarez y Mónica Abad. 

Ese caso generó una conmoción nacional, pues fue perpetrado en la adquisición de fundas para cadáveres y otros insumos médicos en el Hospital de los Ceibos, del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) de Guayaquil, Otras seis personas también fueron sentenciadas por el crimen. 

La fiscal Claudia Romero, quien estuvo a cargo de la investigación, presentó 126 pruebas documentales y expuso el testimonio de más de 110 testigos. Fue así que evidenció que tres funcionarias del Hospital de Los Ceibos gastaron de forma arbitraria fondos públicos para adjudicar un contrato para el que se asignaron más de 872 mil dólares

Los jueces encontraron irregularidades en el proceso de contratación pública. Una de ellas, por ejemplo, fue la ausencia de un estudio de mercado detallado además del sobreprecio injustificado en los rubros para compras de fundas para cadáveres, que llegaron a venderse en casi 150 dólares. Ese fue un golpe directo al dolor de miles de ecuatorianos que perdieron a sus seres queridos en los meses más álgidos de la pandemia del covid-19 durante el 2020.

De lunes a jueves, las noticias más improtantes en tu bandeja de entrada.
Suscríbete a La Diaria

De lunes a jueves, las noticias más improtantes en tu bandeja de entrada.
Suscríbete a La Diaria

De lunes a jueves, las noticias más improtantes en tu bandeja de entrada.
Suscríbete a La Diaria

El historial de sentencias no cesó. Poco más de un mes más tarde, el 17 de agosto, la jueza penal de Pichincha, Marina Serrano, dictó una sentencia de tres años de prisión por el delito de ingreso de artículos prohibidos en la cárcel 4, donde aún está Salcedo. En ese caso se descubrió el celular con el que Salcedo grababa videos de Tik Tok.

Su hermano, Noé Salcedo, en cambio, fue condenado a siete años de cárcel en julio de este año por la venta irregular del fármaco Actemra, un medicamento prescrito para pacientes graves, que luchaban por vencer al coronavirus. Allí también fue sentenciado Abraham Muñoz, ex entrenador personal de Daniel Salcedo, quien fue asesinado durante la cuarta masacre carcelaria registrada en la Penitenciaría del Litoral. Otras cuatro personas fueron sentenciadas a cinco años de prisión en ese caso. 

Karol E. Noroña
Quito, 1994. Periodista y cronista ecuatoriana. Cuenta historias sobre los derechos de las mujeres, los efectos de las redes de delincuencia organizada en el país, el sistema carcelario y cubre permanentemente la lucha de las familias que buscan sus desaparecidos en el país. Ha escrito en medios tradicionales e independientes, nacionales e internacionales. Segundo lugar del premio Periodistas por tus derechos 2021, de la Unión Europea en Ecuador. Coautora del libro 'Periferias: Crónicas del Ecuador invisible'. Forma parte de la organización Chicas Poderosas Ecuador.