Contradicciones, cambios de postura a último momento y comparaciones irrisorias dejó el juicio político contra el ahora ex Defensor del Pueblo, Freddy Carrión.  Pasada la medianoche de hoy, 15 de septiembre de 2021, se concretó su destitución por parte de la Asamblea Nacional. La moción de censura fue aprobada con 75 votos de las bancadas de la Izquierda Democrática (ID), el Partido Social Cristiano (PSC) y la bancada del Acuerdo Nacional, que agrupa a varios asambleístas independientes y del movimiento de gobierno, CREO. La coalición correísta Unión Por la Esperanza (UNES), en cambio, dio los 47 votos en contra. Pero la gran sorpresa del juicio fue la división en el movimiento Pachakutik. 

Aunque la bancada del movimiento había asegurado públicamente que apoyarían la censura contra Carrión, en la votación 14 de sus legisladores decidieron abstenerse. 

La sorpresa fue mayor porque, además, uno de los interpelantes de Carrión fue Ricardo Vanegas, que pertenece a las filas de Pachakutik. La interpelante fue Yesenia Guamaní, asambleísta de la ID. La postura de Pachakutik cambió durante el debate previo a la votación, que empezó pasadas las 8 de la noche. Su coideario, Salvador Quishpe, dijo: “No vamos a votar en contra de nuestra lucha. Está claro. Este juicio político es por el informe (del paro nacional de octubre de 2019) donde se incluyen delitos de lesa humanidad del gobierno anterior”. 

El juicio político contra Carrión es, según los cargos en su contra, por incumplimiento de funciones y falta de probidad tras su detención la madrugada del 16 de mayo por un incidente en el departamento de Mauro Falconí, exministro de Salud, mientras en Ecuador regía un severo toque de queda para contener el avance del covid-19 en el país. Hubo videos, divulgados en redes sociales, que mostraron al exdefensor y a Falconí en aparente estado etílico e imágenes en las que se veía cómo Carrión sujetaba el cuello y empujaba a una mujer en un ascensor. 

La Fiscalía procesó al exdefensor por presunto abuso sexual. Carrión, ahora fuera de su cargo, deberá enfrentar una audiencia de juzgamiento por esa investigación el próximo 17 de septiembre. Por eso, después de su comparecencia en la sede legislativa, regresó a la cárcel 4 de Quito, donde cumple prisión preventiva mientras se desarrolla el proceso legal. 

¿Quiénes son los asambleístas que se abstuvieron? 

El juicio político contra Carrión empezó a las 8 de la mañana y Pachakutik publicó su comunicado oficial poco más de una hora después. “Si bien el mencionado (Carrión) fue el único funcionario público que actuó de forma transparente en los hechos de octubre del 2019, no podemos permitir que se abuse del derecho ni mucho menos se incumplan las funciones establecidas en la Constitución y en la Ley que rige a la Defensoría del Pueblo”, decía el pronunciamiento. 

Horas después, a la 1 de la tarde, la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie) hizo público su apoyo a Carrión alegando que se trataba de una “clara persecución judicial, política, sistemática e ilegal a un defensor de los Derechos Humanos”. Además, instó a los sectores políticos de la Asamblea a no “prestarse para maniobras de distracción que buscan dejar en la impunidad las violaciones a los derechos humanos y delitos de lesa humanidad cometidos durante las protestas de octubre”. Ese mismo argumento fue mencionado por Salvador Quishpe durante su intervención en el juicio para luego abstenerse al voto. 

Los legisladores del movimiento Pachakutik que decidieron acoger esa tesis y se abstuvieron de votar fueron:

  • Salvador Quishpe 
  • Ángel Maita
  • Manuel Medina
  • Joel Eduardo Abad 
  • Efrén Noé Calapucha
  • Peter Fernando Calo
  • Vicente Ludeña
  • Patricia Sánchez
  • Mireya Pazmiño
  • Mario Ruiz
  • Luis Segovia
  • Segundo Chimbo 
  • Edgar Quezada 
  • Cristian Yucailla

Noticias Más Recientes

  • mujeres trans

Queremos ser vistas

Siete mujeres trans están cansadas de que otras personas las representen. Por eso se han capacitado y quieren que las más jóvenes puedan elegir la carrera que quieran y no dependan de la prostitución.

‘Alitas con LSD’, Tupac Amaru y Jaime Roldós en el juicio contra Carrión

Aunque el exdefensor Carrión fue señalado por incumplimiento de funciones y falta de probidad durante su gestión, en el juicio político en su contra se vieron y escucharon una serie de ironías y declaraciones que poco tenían que ver con la causa. Hasta Jaime Roldós, expresidente ecuatoriano, y Tupac Amaru, precursor de la independencia latinoamericana, fueron nombrados durante la sesión.  

Con una copa de vino y un envase improvisado que decía “Alitas con LSD”, el legislador Fernando Villavicencio, quien preside la Comisión de Fiscalización de la Asamblea Nacional, llegó al juicio político contra Carrión. El asambleísta ironizaba la versión de Carrión, que adujo que aquella noche del 16 de mayo le habían ofrecido dos copas de vino y alitas de pollo y que después de eso no se acuerda bien qué pasó. Sin embargo, dijo que en los exámenes que le realizó la Fiscalía el 16 de mayo, no se encontró rastros de alcohol y que eso le parecía raro, dijo durante su comparecencia el pasado 4 de septiembre. 

Ese día, Villavicencio pidió aclarar su versión, porque le daba la impresión de que Carrión estaba diciendo que había sido drogado. El exdefensor respondió que “no son suposiciones, lo estoy afirmando”. Sin embargo, Villavicencio recordó que el médico familiar de Carrión dijo en su comparecencia, que ocurrió esta misma tarde, que no había rastros de droga en su sangre pero sí de alcohol, contradiciendo sus afirmaciones. 

En su intervención ante el pleno durante el juicio político, Villavicencio exclamó: “en nombre de las mujeres, de una país vulnerado, el Ecuador no merece un defensor del Pueblo así, y me avergüenza que legisladoras aplaudan a un acusado de abuso sexual”, cuestionó. 

Pero quizá la intervención más polémica fue la de Salvador Quishpe, quien afirmó que “si no se hubiese firmado en relación a la lucha social de octubre, por más errores que hubiera cometido el defensor del Pueblo no hubiera este juicio político”. Para el legislador, el problema “es que el defensor del Pueblo ha firmado un informe señalando delitos de lesa humanidad en contra del expresidente Moreno y muchos miembros de su equipo de gobierno. Eso les tiene bravitos”, dijo. 

Quishpe fue más allá y se aventuró a decir que el juicio contra Carrión era “volver a repetir la historia”. En su relato, que parecía una jornada de declamación, gritó: “Revisemos pues, la historia: ¿por qué se murió Tupac Amaru?, ¿por qué la muerte de Lorenza Abimañay?, ¿acaso no fue por rebelarse contra la corona española? Pero no solamente pasa en los pueblos indígenas”. El legislador prosiguió y preguntó al pleno: “¿Por qué fue la muerte de Jaime Roldós?, ¿por qué se murió el periodista Fausto Valdiviezo? Revisemos la historia” y luego aseveró: “No vamos a votar en contra de nuestra lucha”. 

Ricardo Vanegas, uno de los interpelantes de Carrión, por su parte, dijo que él presentó y cumplió con todos los requisitos para solicitar el juicio político contra Carrión. También dijo que el Defensor del Pueblo no ha demostrado que fue drogado, como ha dicho en sus comparecencias. Con respecto, al uso indebido de bienes públicos, el asambleísta por Pachakutik dijo que un servidor público, como el Defensor del Pueblo, no podía ni utilizar el vehículo de la Defensoría, ni escoltas para dirigirse a la reunión privada en la casa de Mauro Falconí.

Sobre el presunto incumplimiento de funciones, Vanegas dijo que Carrión no podía cumplirlas desde la cárcel. También dijo que, una vez detenido, Carrión no tenía la facultad de delegar sus funciones. Por esos argumentos, Vanegas pidió al pleno que acepte la recomendación de censura a Freddy Carrión. 

Durante casi tres horas, intervino el Defensor del Pueblo, Freddy Carrión. En su comparecencia, Carrión dijo que el juicio político “no se apega a las normas procesales” y que no se ha seguido el debido proceso. También dijo que todo este proceso en su contra se hace por haber denunciado delitos de lesa humanidad en el paro de octubre de 2019. Según Carrión, investigar actos de corrupción es el motivo por el cual es atacado. En su comparecencia, frente a la Comisión de Fiscalización,