Eitel Zambrano es ingeniero comercial y tiene 33 años. Nació en el cantón Chone, en la provincia costera de Manabí. Es el segundo asambleísta nacional de la Izquierda Democrática (ID). 

“La pasión por la política la llevo en la sangre”, dice Zambrano, vía telefónica, y cuenta que su abuelo, también llamado Eitel Zambrano y conocido como “Tocho”, siempre estuvo ligado a la vida política del país. Dice que uno de los cargos que ocupó, fue entre 1990 y 1992, como diputado por el Partido Social Cristiano (PSC).

Zambrano admite que la trayectoria de su abuelo le abrió las puertas en la política porque cuando no era muy conocido, se presentaba en las zonas rurales de Manabí como el nieto de Tocho. Su abuelo era ganadero y en el campo, a él, lo conocen como Tocho Jr. Zambrano. El nuevo asambleísta piensa que, en parte, logró alcanzar una curul en la Asamblea Nacional gracias al legado de su abuelo.

Zambrano trabajó durante siete años en el Hospital Básico de Chone del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), en donde desarrolló la mayor parte de su vida profesional. En 2011, empezó en el Hospital administrando de este. “Como el hospital era pequeño y no había mucho personal en la parte administrativa, me delegaron responsabilidades administrativas para la adquisición de alimentos”, cuenta. Dice también que asumió este cargo luego de haber estudiado dos años de gastronomía en un instituto en Quito, y que la experiencia en el hospital le hizo interesarse  en la contratación pública. En 2012  logró obtener una certificación como Operador del Sistema Nacional de Contratación Pública otorgada por el Servicio Nacional de Contratación Pública. Al mismo tiempo que trabajaba, estudiaba ingeniería comercial en la Universidad Católica Santiago de Guayaquil. 

En 2014, en el mismo hospital del IESS fue promovido al cargo de administrador de Ínfima Cuantía, donde se encargaba de velar que los contratos se cumplieran a cabalidad junto con un fiscalizador. En 2015, fue el responsable de Compras Públicas. Allí dice que aprendió sobre fármacos y dispositivos médicos para identificar las necesidades del hospital, por lo que trabajaba  en conjunto con con tres comités que avalaban y controlaban las compras de la institución. Según Zambrano su función principal consistía en consolidar la  información  que le entregaban estos órganos para subir al portal del Sercop. En abril de 2018 fue nombrado asistente administrativo y Responsable de Compras Públicas del Hospital Básico de Chone. 

 

También podría interesarte

Un par de años antes, desde 2016, Eitel Zambrano comenzó su activismo político siendo militante de  la Izquierda Democrática, y fue parte del proceso de la recolección de firmas para la reinscripción de la ID . En marzo de 2016 el Consejo Nacional Electoral (CNE) inició un proceso de verificación de firmas con el fin de validar los partidos  políticos  para que puedan ejercer su función política. Zambrano recuerda que este proceso comenzó con ocho amigos de Chone entre ellos  se encargaban de llevar el mensaje a los manabitas de que la ID seguía presente en la vida política del Ecuador. En 2017, Zambrano fue miembro del Consejo Cantonal de la ID, que son espacios de coordinación  del partido. El Consejo, entre otras actividades, organiza las primarias de las candidaturas de alcaldes y concejales del cantón.

A la par de su trabajo y su activismo político, Zambrano estaba involucrado con el mundo deportivo desde muy joven debido a que durante su adolescencia había  sido  seleccionado de Manabí en Tenis Mesa. Por lo que años más tarde, en 2016,  formó parte de la dirigencia del Club Deportivo 15 de julio, de Chone, donde llegó a ser presidente de la Liga Cantonal.  Zambrano recuerda que de ahí arrancó su carrera de dirigente deportivo.

Tras siete años de haber trabajado en el Hospital, Zambrano decidió renunciar para comenzar su carrera política y lanzarse a la Alcaldía de Chone junto a la Izquierda Democrática. Cuenta que su intención no era ganar, sino darse a conocer porque las diferencias económicas entre las campañas electorales eran abismales. De los doce candidatos que participaron en la contienda electoral, Zambrano quedó en el octavo lugar.

Desde 2019 fue escogido como  vicepresidente de la Federación Deportiva de Manabí, cargo al que renunciará para asumir su curul en la Asamblea Nacional.

Entre las propuestas que plantea Zambrano para sus cuatro años de gestión como asambleísta nacional está crear un Código Agrario Integral “que piense desde las cosas más básicas”, como la compra u obtención de semillas de calidad hasta los productos de exportación, “que es, en una cadena que genera valor, lo que puede generar fuentes de empleo directas e  indirectas”. También plantea fortalecer la pesca artesanal y el deporte.