Las intensas lluvias que golpearon la tarde de ayer, 8 de marzo, a Guayaquil causaron inundaciones en varios sectores de la ciudad costera, asentada apenas a cuatro metros sobre el nivel del mar. Interagua —la empresa concesionaria de los servicios de agua potable en Guayaquil— asegura que está trabajando para evacuar las agua estancadas y “destaponar” las calles y avenidas inundadas. 

|¿Quieres saber cómo se hizo esta historia? Únete a la membresia GK para estar en contacto directo con el equipo de la red acción.|

Las principales vías que se inundaron fueron algunos tramos de la avenida Juan Tanca Marengo, la vía a Daule, la avenida Perimetral, la Vía a la Costa y la avenida Víctor Emilio Estrada, de Urdesa. Sectores como la ciudadela Los Ceibos, el Guasmo Norte, la Florida, y Monte Sinaí también reportaron inundaciones. 

Según Interagua, al menos 45 colaboradores de la empresa y 20 hidrocleaners —camiones de limpieza de canaletas— están trabajando desde la noche de ayer para atender las inundaciones. El objetivo es restaurar la circulación normal de los vehículos en las principales vías y atender a los sectores afectados. En un tuit de las 9 y 56 de la noche de ayer, Interagua dice que insiste “hace varios años” sobre la necesidad de un “dragado a profundidad” de los ríos Daule y Guayas lo que “facilitaría el desfogue de las aguas lluvias”. 

Las inundaciones habrían sido causadas por dos factores. El primero fue la intensa lluvia que duró varias horas. El segundo fue la concurrencia de marea alta que afecta a las costas ecuatorianas desde finales de febrero. Según el Instituto Oceanográfico de la Armada del Ecuador (INOCAR), la marea alta persistirá al menos hasta hoy, 9 de marzo, pero podría extenderse debido a los oleajes que vienen del sur del Océano Pacífico. 

PUBLICIDAD

El consorcio Interagua dice que en época de lluvias, hay sectores en la ciudad costera de Guayaquil que tienen una tendencia a sufrir inundaciones. Un comunicado de la empresa explica que esto se debe a la influencia del Estero Salado y del río Guayas. El Servicio Nacional de Gestión de Riesgos (SNGRE) dice que Guayaquil es una ciudad que está rodeada de agua y que por eso es más propensa a inundarse cuando es golpeada por intensas lluvias. 

Pero el SNGRE dice que existe otro factor que también influye en la presencia de inundaciones: el cambio climático. Según el Servicio, por el cambio climático, los niveles del mar están creciendo y esto dificulta los caudales de descarga “de cualquier ciudad que esté en la Costa”. 

Para evitar inundaciones en estas ciudades, el SNGRE considera que lo más importante es tener un buen sistema de alcantarillado que permita que las aguas fluyan de manera normal a pesar de las lluvias —una queja recurrente en Guayaquil. Sin embargo, si las alcantarillas están tapadas, las aguas no podrán descargarse con facilidad, y habrá inundaciones. como las de ayer. 

| Si quieres recibir los textos de GK en tu correo, regístrate aquí. | 

La Alcaldía de Guayaquil informó la mañana de hoy, 9 de marzo, que los trabajos para limpiar los “estragos de las lluvias” continúan. Según la alcaldía, personal de Urvaseo —el consorcio encargado del servicio de recolección de desechos en Guayaquil— y “diversas direcciones municipales” están trabajando en toda la ciudad para limpiar los desechos que dejaron las lluvias e inundaciones de ayer.