Hoy, 20 de febrero, el Consejo Nacional Electoral (CNE) aprobó el informe para subsanar los errores de 18 actas antes de la proclamación oficial de los resultados de las elecciones generales del 7 de febrero. De esas, ocho son parte de las 72 que Yaku Pérez, candidato del movimiento, pidió recontar en una solicitud presentada el pasado 13 de febrero.

|¿Quieres saber cómo se hizo esta historia? Únete a la membresia GK para estar en contacto directo con el equipo de la redacción.|

El objetivo del informe, leído por el Secretario General del Consejo, era poner en conocimiento el análisis de las 72 actas presentadas por Pérez en su pedido. Además, el informe presentaba sus conclusiones sobre las actas con irregularidades que se identificaron en el Sistema Informático de Escrutinio y Resultados (SIER). Según el informe, solo 8 de las 72 actas presentadas por Yaku Pérez “tienen sustento para ser tratadas”. De esas, 5 porque fueron escaneadas en el sistema con un mal corte que no permite asignar los votos a los candidatos correctamente. Según el informe del CNE, hay una de esas actas en las provincias de Cañar, Manabí, Santo Domingo de Los Tsáchilas, Morona Santiago y Los Ríos. 

Además, otras 3 de las presentadas por Pérez fueron cargadas como actas en cero —es decir, actas que no tenían ningún valor— en la provincia andina de Imbabura, pero que sí tienen valores en los documentos físicos originales. En Imbabura, dice el informe, en total hay 12 actas que fueron cargadas incorrectamente como actas en cero. 

En Los Ríos hay una más que fue cargada así, pero los únicos datos que faltan en ese documento son las firmas de los miembros de la junta receptora del voto. Esas otras 10 actas que se incluyen en el informe, pero que no constaban en el pedido de Pérez, fueron identificadas como inconsistentes por el sistema. Hasta el momento, ni Pérez ni el movimiento Pachakutik se han pronunciado sobre la decisión del pleno del CNE.

PUBLICIDAD

 | Si quieres recibir los textos de GK en tu correo, regístrate aquí. | 

La sesión del pleno de hoy comenzó casi una hora y media tarde. Originalmente estaba planificada para las 10 de la mañana. Sin embargo, se instaló oficialmente pasadas las 11:20 de la mañana. El Secretario General del CNE comenzó anunciando que Elena Nájera, primera suplente del CNE, envió un documento en el “expresaba su excusa de asistir” a la sesión. Nájera está reemplazando a Esthela Acero quien pidió vacaciones. Cuando la sesión se instaló, estaban presentes Diana Atamaint, presidenta del CNE, Enrique Pita, vicepresidente del Consejo, y el consejero José Cabrera. Luis Verdesoto, otro de los consejeros, llegó a las 11:44 cuando la sesión ya estaba instalada. 

En la sesión se leyó un informe en el que se incluía el detalle de los resultados de las dignidades de asambleístas nacionales y parlamentarios andinos en cada provincia del país, las actas con novedad que serían analizadas, y el procedimiento para hacerlo. Cuando terminó la lectura, Enrique Pita, vicepresidente del CNE, dijo que consideraba necesario explicar de qué se trataba el informe “por respeto a quienes están acá presentes y viendo la transmisión en vivo de la sesión”. Pita dijo que aunque los consejeros entendían a qué se refería la “extensa literatura” del informe, era probable que no quede claro para el resto de personas que estaban pendientes de la sesión. 

Pita aclaró que el informe que se leyó en la sesión de hoy se refería a las actas incluidas en el reclamo de Pérez y a otras que habían sido detectadas por el sistema con valores en cero. Dijo que esas “no necesariamente son las mismas actas” presentadas por el candidato de Pachakutik. Diana Atamaint, presidenta del CNE, pidió que se lea el propósito del informe y el resultado del análisis para confirmar lo dicho por Pita. 

El informe fue aprobado con tres votos a favor de Atamaint, Pita y Cabrera. Luis Verdesoto dijo que el informe llegó a su escritorio a las 11:44 de la mañana —la misma hora en la que se registró su ingreso a la sesión del pleno de hoy. Según Verdesoto, hay un “absoluto irrespeto” a su parecer para que “emita un criterio sobre esto en 40 minutos”. Dijo que no quería obstruir el proceso de ningún modo, pero decidió abstenerse “por respeto” a sí mismo. 

Con el informe aprobado, se dispondrá que los errores de las 18 actas con mal corte y registradas incorrectamente como actas en cero sean subsanados. El procedimiento incluye que se cambie su estado en el sistema y que se las vuelva a procesar correctamente. Según expertos, cada acta puede tener entre 280 y 245 votos —entre válidos, nulos y blancos. Es decir, las 18 actas podrían tener entre 5.040 y 4.410 votos, lo cual no tendría incidencia en el resultado final. Sin embargo, la presidenta Atamaint dijo que todavía hay reclamaciones pendientes de las organizaciones políticas, por lo que  suspendió la sesión hasta que el pleno del CNE “dé respuesta a esas peticiones”. 

|Para saber las últimas actualizaciones sobre las Elecciones de 2021 en Ecuador, haz clic aquí| 

El Secretario General del CNE dijo que entre los pendientes estaba un pedido de Pachakutik que estaba siendo ingresado en ese momento. En su cuenta de Twitter, el movimiento dijo que hoy al mediodía Marlon Santi, su coordinador nacional, entregó lo que consideran “más de 2.500 actas que contienen inconsistencias numéricas y falta de firmas”. 

Atamaint aclaró que los pedidos deben ser resueltos antes de la proclamación de los resultados definitivos. Según la Presidenta del CNE, volverán a reunirse “en las próximas horas” para seguir tratando los reclamos. Aunque Pita pidió que se especifique un horario para la próxima sesión, Atamaint dijo que “oportunamente se les avisará” y pidió a los consejeros que estén atentos a la convocatoria.