Hoy, 3 de febrero de 2021, el Ministerio de Economía y Finanzas anunció que pagó 38,5 millones de dólares al Instituto de Seguridad Social de las Fuerzas Armadas (ISSFA). Según un comunicado del Ministerio, el pago se hizo para que el ISSFA pueda “avanzar con el cumplimiento de sus obligaciones correspondientes al pago de pensiones al personal militar pasivo”. El documento dice que en 2020 se pagaron 778,5 millones de dólares al ISSFA. 

|¿Quieres saber cómo se hizo esta historia? Únete a la membresia GK para estar en contacto directo con el equipo de la redacción.|

Ayer, 2 de febrero, el ISSFA publicó en su cuenta de Twitter un comunicado en el que dice que el Ministerio de Economía no había pagado los valores pendientes hasta ese día “a pesar de la insistencia y de las gestiones a más alto nivel”. La publicación del ISSFA dice que estaba pendiente “la transferencia de la contribución del Estado y de los aportes descontados al personal militar de las Fuerzas Armadas” para enero. El ISSFA pidió a la ciudadanía estar pendiente de sus comunicados oficiales. Hasta el momento, el ISSFA no ha confirmado el pago.

El comunicado del Ministerio de Economía de hoy dice que en 2020 “las fuentes de ingresos del Presupuesto General del Estado fueron gravemente afectadas por los shocks externos”. Entre los que incluye la histórica caída del precio del petróleo, la ruptura de dos oleoductos y el impacto económico de la pandemia del covid-19. Pese a eso, dice el Ministerio, hizo “grandes esfuerzos para honrar” sus obligaciones con el ISSFA. 

Según el ISSFA, tiene 231 mil 593 beneficiarios. Entre los servicios de la seguridad social para las Fuerzas Armadas están seguros de vida, salud, cesantía, invalidez, muerte, retiro, accidentes profesionales, indemnización global y un subsidio para gastos funerales. Según el ISSFA, su seguridad social no cubre solo los riesgos futuros —como el retiro o la cesantía—, también incluye los eventos de riesgo asociados con la carrera militar. 

PUBLICIDAD

El patrimonio del ISSFA, según la Ley de Seguridad de las Fuerzas Armadas, está constituida por ocho fuentes. Incluyendo las aportaciones de los asegurados, las del Ministerio de Defensa y las asignaciones de ley anuales que constan en el Presupuesto General del Estado. El artículo 70 de la ley dice que los beneficiarios de los pagos del Estado las personas que hayan obtenido sus pensiones de retiro, invalidez y montepío antes de marzo de 1959. También incluye a los excombatientes de la Campaña Internacional de 1941, en la guerra entre Ecuador y Perú de ese año. 

La pensión de montepío es un seguro de muerte. La Ley de Seguridad de las Fuerzas Armadas establece que se entrega al  “viudo, la persona que mantuvo unión libre, estable y monogámica y los hijos menores de dieciocho años del asegurado fallecido”. La ley dice que también se paga a los hijos mayores de 18 años “incapacitados de forma total y permanente”, los hijos solteros de hasta 25 años que estén estudiando y no trabajen. Si el fallecido no tiene ninguno de estos familiares, la ley dice que se entregará a su madre. Si no la tiene, se pagará a su padre si no tiene medios para subsistir o está incapacitado para trabajar. 

| Si quieres recibir los textos de GK en tu correo, regístrate aquí. | 

El 27 de enero pasado, el Capitán de Navío Alejandro Vela, director general del ISSFA, presentó un informe sobre la situación del Instituto. Según un documento publicado sobre el informe, la deuda del Estado —hasta el 31 de diciembre del año pasado— era de 506,8 millones de dólares. Según el ISSFA, la contribución del Estado se usa para pagar a 42.321 pensionistas de retiro y montepío. Además, dice el Instituto, se destinan para pagar a 5.866 beneficiarios a cargo del Estado, como excombatientes, héroes y heroínas.