La vacuna rusa contra el covid-19 Sputnik V es efectiva para combatir el virus. La mañana de hoy, 2 de febrero de 2021, un grupo de científicos publicaron en la revista médica The Lancet un análisis que encontró que la vacuna es 91,5% efectiva contra los casos sintomáticos de covid-19. 

|¿Quieres saber cómo se hizo esta historia? Únete a la membresia GK para estar en contacto directo con el equipo de la redacción|

El estudio también encontró que la vacuna es eficaz en un 100% contra casos graves de covid-19. Sin embargo, son resultados preliminares y están haciendo más estudios para confirmar que en efecto la eficacia es así de alta. En diciembre de 2020, el gobierno ruso dijo que la vacuna tenía una eficacia del 91,4 % y que era segura incluso para personas mayores de 60 años. 

Los resultados del análisis del grupo de pares científicos también encontraron que la vacuna es segura. De los más de 22 mil participantes en el estudio, solo el 0,3% mostraron efectos adversos graves. Pero, según el estudio, ninguno de esos efectos está relacionado con la vacuna. 

La Sputnik V fue desarrollada por el Centro Nacional de Investigación de Epidemiología y Microbiología Gamaleya, que es parte del Ministerio de Salud de Rusia. Fue la primera vacuna contra el covid-19 aprobada en el mundo: en agosto de 2020. El anuncio causó gran escepticismo porque los ensayos clínicos aún no estaban completos. En ese entonces, expertos expresaron su preocupación de que las autoridades rusas estuvieran tratando de aprobar una vacuna sin las debidas garantías.

PUBLICIDAD

| Si quieres recibir los textos de GK en tu correo, regístrate aquí. | 

Ian Jones, de la Universidad de Reading, y Polly Roy, de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres, dijeron a The Lancet que aunque el desarrollo de la vacuna ha sido criticado, “el resultado es claro y el principio científico de la vacunación está demostrado”.

La vacuna Sputnik V es una vacuna de adenovirus. Es decir, que usa otros virus —que no afectan al ser humano— para mover algunas subunidades de proteínas del virus dentro de las células de una persona para generar inmunidad contra una enfermedad. En el caso de la Sputnik, se agregaron dos tipos de adenovirus modificados —Ad26 y Ad5— a la proteína del coronavirus ( SARS-CoV-2 ) para que invadan las células sin replicarse y generen inmunidad. 

La Sputnik V, al igual que las vacunas de Pfizer y BioNTech, Moderna , y AstraZeneca debe aplicarse en dos dosis para asegurarse que el sistema inmune produzca el número de anticuerpos necesarios para combatir el virus. Sin embargo, la Sputnik se diferencia de las otras porque en su primera dosis usa el adenovirus Ad26, y en la segunda dosis el adenovirus Ad5, es decir usa dos adenovirus distintos en cada dosis. Las otras vacunas usan una sola clase de adenovirus en ambas dosis.

Según el sitio web de Sputnik más de 50 países en el mundo ya han solicitado alrededor de 2.400 millones de dosis de la vacuna. Para poder distribuir todas esas dosis, los desarrolladores de la vacuna dijeron que se producirán dosis en colaboración con varios socios internacionales en India, Brasil, China, Corea del Sur y otros países. 

|Para saber las últimas actualizaciones sobre las Elecciones de 2021 en Ecuador, haz clic aquí| 

La vacuna Sputnik V se está aplicando de forma masiva en Rusia desde diciembre de 2020. Pero también ya se aplica en otros países. En Argentina, por ejemplo, las primeras 300 mil dosis llegaron el 24 de diciembre. En América Latina, además de Argentina países como Venezuela, Bolivia y Paraguay ya aprobaron el uso de emergencia de esta vacuna.