Mucho se ha comentado —especialmente en broma— sobre el uso del hisopado anal como método para detectar  el covid-19. La nueva forma de diagnóstico fue implementada en China, después de que se reportaran brotes de la enfermedad causada por el coronavirus en varias ciudades del norte del gran país asiático. Aquí te explicamos qué es, cómo funciona y en qué situaciones se usa —más allá de hacer memes.

|¿Quieres saber cómo se hizo esta historia? Únete a la membresia GK para estar en contacto directo con el equipo de la redacción|

A inicios de enero de 2021, once millones de habitantes de la ciudad de Shijiazhuang, en la provincia de Hebei, fueron confinados para contener un rebrote de coronavirus. El nuevo confinamiento ocurrió después de que se detectaron 117 infecciones por covid-19 —incluidos 67 casos asintomáticos— en esa ciudad el miércoles 6 de enero. 

Esteban Ortiz, salubrista e investigador de la Universidad de las Américas (UDLA), explica que el hisopado anal no se usa de forma rutinaria, sino en casos en los que se sospecha de una alta transmisión y “no se quiere que se te escape nadie del diagnóstico”, dice Ortiz.  “O sea, básicamente nosotros tenemos personas que tienen alto riesgo de ser contagiadas por A o B razón y si en alguno de estos casos saldría negativo el PCR a través del hisopado nasofaríngeo se recomieda el hispoado anal”, dice Ortiz. 

Sobre su efectividad, Ortiz dice que se ha visto en algunos estudios que grupos de pacientes positivos para covid- 19 tenían una prueba PCR negativa con el hisopado nasofaringueo, pero salieron positivos con el hisopado anal. “Por ese lado se ha visto que tiene una sensibilidad mayor y que puede ser una buena opción para estas grandes estrategias de seguimiento de los pacientes de búsqueda y rastreo de casos”, explica el salubrista e investigador. El 14 de agosto de 2020, un grupo de investigadores chinos publicó un estudio en la revista Future Microbiology en el que encontraron que, para algunos pacientes con coronavirus en recuperación, las muestras de hisopos anales todavía dieron positivo después de dar negativo en muestras tomadas mediante hisopados de garganta y nariz. 

PUBLICIDAD

Esteban Ortiz dice que la aplicabilidad de los hisopados anales es muy baja. Ortiz explica que se puede usar esta prueba “tal vez en un paciente que no pueda hacerse el hisopado nasofaríngeo por alguna razón, inclusive en un niño que no se deje meter en la boca podría ser menos invasivo”, dice. Podría ser necesario, también, cuando el examen se da en circunstancias muy especiales, dice Ortiz, como en un equipo deportivo en el que se sospecha de un contagio masivo, pero sus integrantes dieron negativo en las pruebas de detección molecular (conocidas como PCR) hechas en las vías nasofaríngeas. 

Según Ortiz, el hisopado anal ha generado muchas críticas, incluso en China. La razón, dice, es que no es una técnica que sea fácil y rutinaria de hacer. Con eso coincide Li Tongzeng, especialista en enfermedades infecciosas del Hospital You’an de Beijing, quien dijo a la emisora estatal CCTV que varios médicos han tenido reparos en el uso de la nueva prueba. “Considerando que recolectar hisopos anales no es tan conveniente como los hisopos de garganta, por el momento solo los grupos clave, como los que están en cuarentena, reciben ambos”, afirmó Li Tongzeng. 

| Si quieres recibir los textos de GK en tu correo, regístrate aquí. |

El Centro Chino para el Control y la Prevención de Enfermedades publicó instrucciones en marzo pasado sobre cómo se deben realizar los hisopados anales. Dijo que se debe tomar una muestra de materia fecal de los pacientes y, si eso no es posible, hacer un hisopo anal insertando un palito con punta de algodón de tres a cinco centímetros en el recto.