Las personas privadas de libertad y los adultos con discapacidad mayores a 50 años podrán participar en las elecciones generales de 2021. El Consejo Nacional Electoral (CNE) presentó ayer, 29 de enero, el protocolo de seguridad que se debe cumplir para que estos grupos de la población puedan votar. 

¿Quieres saber cómo se hizo esta historia? Únete a la membresia GK para estar en contacto directo con el equipo de la redacción.

Las personas mayores de 50 años que tengan 75% o más de discapacidad física, tienen derecho a votar con un mecanismo llamado Voto en casa o Voto Móvil. El Voto en Casa es un programa del CNE en conjunto con el Consejo Nacional para la Igualdad de Discapacidades (Conadis) que moviliza a funcionarios electorales y miembros de las juntas receptoras del voto a los domicilios de personas cuya discapacidad les impide acercarse a los recintos electorales.

El CNE tiene un convenio con la Federación Nacional de Operadoras en Taxis (Fedotaxis) para que los miembros de las juntas se movilicen a las diferentes direcciones de los votantes. Según el Consejo, los autos que se asignen para este proceso en las diferentes provincias serán desinfectados antes y después de la jornada.

El voto en casa se desarrollará desde el viernes 5 de febrero, a las siete de la mañana, hasta las cinco de la tarde del domingo 7 de febrero —hora en la que se cerrarán también las urnas en todo el país y en los consulados ecuatorianos en el exterior. Las personas que se hayan inscrito para votar en esta modalidad deben presentar su cédula de identidad para que el presidente de la junta receptora del voto les entregue un sobre con las papeletas electorales. 

PUBLICIDAD

Las personas que se acojan a esta modalidad, llenarán las papeletas, las guardarán en el mismo sobre donde vinieron y luego las entregarán a alguno de los miembros de la junta electoral móvil. En algunos casos, las personas podrán pedir que un familiar u otra persona de confianza les asista para votar por impedimentos de su discapacidad. 

| Si quieres recibir los textos de GK en tu correo, regístrate aquí. |  

Debido a la pandemia, los miembros de la junta no podrán ingresar a las casas de los electores. Según el protocolo, después de recibir el sobre lleno, los miembros de la junta deben desinfectarse las manos para evitar un posible contagio de covid-19. El CNE ordenó que las medidas y protocolos de bioseguridad de esta modalidad de votación se apliquen de forma “obligatoria”. El Consejo aseguró además que entregará a todos los miembros de las juntas móviles un kit de bioseguridad. 

En el caso de las personas privadas de libertad (PPL), estas ejercerán su derecho al voto el jueves 4 de febrero. El CNE no ha dado mayores detalles sobre cómo se hará —si tendrán que hacerlo por grupos o si también habrá un horario de acuerdo al número de cédula. Sin embargo, el Consejo dijo que como medidas de bioseguridad se estableció principalmente el uso “correcto y permanente” de la mascarilla. Además, se estableció que las PPL tienen que lavarse las manos antes y después de votar.

Cada Centro de Rehabilitación Social debe ordenar un flujo de una sola dirección en los lugares donde se instalen las mesas para votar. Esto para evitar las aglomeraciones y facilitar el distanciamiento físico recomendado de al menos dos metros. El CNE dijo también que los biombos de votación tienen que desinfectarse constantemente. 

|Para saber las últimas actualizaciones sobre las Elecciones de 2021 en Ecuador, haz clic aquí|

Hasta julio de 2020, según datos del Servicio Nacional de Atención Integral a Personas Adultas Privadas de Libertad y a Adolescentes Infractores (SNAI), en todo el Ecuador había 37.519 personas privadas de la libertad.