Han pasado ocho años desde la desaparición de Julia Campoverde y el caso sigue sin resolverse. Este miércoles 27 de enero, la Asociación de Familiares y Amigos de Personas Desaparecidas en Ecuador hizo un plantón para exigir justicia por Juliana Campoverde. La convocatoria fue para exigir al Ministerio de Gobierno que cumpla con la búsqueda de Juliana. 

|¿Quieres saber cómo se hizo esta historia? Únete a la membresia GK para estar en contacto directo con el equipo de la redacción|

Elizabeth Rodríguez, madre de Juliana, dijo “exigimos al Ministerio de Gobierno y demás instituciones que ejecuten la sentencia para encontrar a Juliana. Aunque nos duela la vida, seguiremos luchando hasta encontrarlas y encontrarlos, dure lo que dure pase lo que pase”

Juliana Campoverde desapareció el 7 de julio de 2012. Tenía 19 años. Ella y su familia pertenecían a la Iglesia Evangélica “Oasis de Esperanza” en el sector de la Biloxi, al sur de Quito. El día de su desaparición, Juliana y su madre se encontraron con Jhonathan Carrillo, pastor evangélico de la iglesia a la que asistían, quien había creado un perfil falso para acercarse a la joven, según la Fundación Regional de Asesoría en Derechos Humanos (INREDH). 

Cinco años después de su desaparición, el 5 de septiembre de 2018, se dictó prisión preventiva contra Carrillo por delito de secuestro extorsivo, después de que la Fiscalía hallara evidencia en una tarjeta SIM de teléfono que vinculaba al pastor con la desaparición de la adolescente.  El 10 de noviembre del 2018, Jonathan en la última reconstrucción de los hechos, Carrillo dijo que Juliana murió en sus manos por una caída accidental y que arrojó su cuerpo en la quebrada Bellavista, al norte de Quito. En julio de 2019, Jonathan Carrillo fue condenado a 25 años de cárcel por secuestro extorsivo de Juliana Campoverde. El 16 de noviembre del año siguiente, un tribunal penal de la Corte Nacional de Justicia inadmitió por unanimidad el recurso de casación que el pastor Jonathan Carrillo interpuso contra el fallo que lo condenaba. 

PUBLICIDAD

| Si quieres recibir los textos de GK en tu correo, regístrate aquí. |

En la resolución, la Corte ordenó la “continuidad de la búsqueda indefinida del cuerpo de Juliana Campoverde”, que se debía reactivar luego de la respectiva coordinación con el Ministerio de Gobierno, institución que debía disponer las unidades correspondientes para continuar con la búsqueda de los restos. Para eso se debe debía un programa de recompensas con monto económico, así como la difusión para obtener información verdadera sobre el paradero de los restos de Juliana. La búsqueda, dijeron los jueces, debía hacerse hasta cumplir con la entrega de los restos de la joven a su familia. Eso, sostiene la madre de la joven, no se ha cumplido. Por eso exigen que se continúe con la búsqueda de los restos de su hija.