La vacuna de Moderna contra el covid-19 es efectiva contra las nuevas variantes del coronavirus que han surgido en Reino Unido y Sudáfrica, según  anunció la propia empresa estadounidense de biotecnología la mañana de hoy, 25 de enero de 2021.

|¿Quieres saber cómo se hizo esta historia? Únete a la membresia GK para estar en contacto directo con el equipo de la redacción|

Los hallazgos de la biotecnológica se basaron en un estudio que utilizó muestras de sangre de ocho personas que ya habían recibido la vacuna. Según los estudios, la variantes del Reino Unido no tuvo ningún impacto en los niveles de anticuerpos neutralizantes de la vacuna. Sin embargo, la variante sudafricana sí mostró una reducción de al menos seis veces en los niveles de anticuerpos generados por la vacuna. 

Autoridades del Reino Unido confirmaron la existencia de una nueva variante del covid-19, el 14 de diciembre de 2020. Se la conoce como  B117.  Sudáfrica, en cambio, identificó una nueva variante del covid-19 a inicios de este mes de enero de 2021. Los científicos la han llamado 501.V2. Ambas variantes han demostrado ser más contagiosas. Sin embargo, hasta el momento no se sabe si alguna de ellas es más mortal. 

Moderna dijo en un comunicado de prensa que aún así, los anticuerpos generados por la vacuna contra la variante sudafricana “permanecen por encima de los niveles que se espera que sean protectores”. De todas formas, Moderna dijo que está desarrollando una nueva vacuna que podría usarse como refuerzo contra esa variante específica.  

PUBLICIDAD

El doctor Tal Zaks, director médico de Moderna, dijo en una entrevista que este posible refuerzo de la vacuna se estaba haciendo “hoy para estar a la vanguardia si es necesario”, aunque aseguró que todavía no se sabía si iba a ser necesario o no. El estudio lo hizo Moderna junto con el Centro de Investigación de Vacunas del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, que es parte de los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos.

| Si quieres recibir los textos de GK en tu correo, regístrate aquí. | 

Zaks dijo también que la nueva versión de la vacuna Moderna, dirigida a la variante sudafricana, podría usarse como refuerzo un año después de recibir la vacuna original. Para determinar si una persona necesitará o no este refuerzo, se realizará un análisis de sangre para medir los niveles de anticuerpos. Si se observa que la población de personas vacunas se comienzan a enfermar con la nueva variante, también se podría considerar la aplicación del refuerzo. 

Los resultados del estudio de Moderna aún no se han publicado ni revisado por pares de la comunidad científica. Pero ya se enviaron a bioRxiv —un repositorio digital que publica preimpresiones de acceso abierto para las ciencias biológicas. 

La vacuna  de Moderna tiene un 94,5% de efectividad. Es una vacuna de ARN mensajero que ha sido llamada mRNA-1273. La vacuna produce copias de la proteína S del virus para que el sistema inmune reconozca la proteína y sepa cómo defenderse en caso de una infección real. Las mutaciones del coronavirus identificadas en Sudáfrica y el Reino Unido podrían generar cambios en la proteína S que impedirían que sea reconocida por el sistema inmune. Sin embargo, hasta ahora las vacunas de Moderna y Pfizer dicen identificar plenamente la variante británica, aunque la sudafricana parece significar mayores desafíos. 

|Para saber las últimas actualizaciones sobre las Elecciones de 2021 en Ecuador, haz clic aquí| 

Moderna aún no tiene datos sobre la efectividad de su vacuna contra la variante de Brasil —que fue identificada por primera vez el 10 de enero en Japón. El doctor Zaks de Moderna dijo que “nuestra expectativa es que, en todo caso, la efectividad de la vacuna debería ser similar a la de la variante sudafricana”. Zaks dijo también que es posible que el virus siga variando y que continuarán evaluando las nuevas cepas que surjan.