El servicio de emergencia 911 (novecientos once), debe dejar de ser llamado así. En su lugar, se lo debe llamar 9-1-1 (nueve uno uno). El objetivo de llamarlo así, es facilitar el acceso al número de emergencia para toda la población, , incluida aquella para la que es más fácil entender que 911 (novecientos once) es lo mismo que 9-1-1 (nueve uno uno).

|¿Quieres saber cómo se hizo esta historia? Únete a la membresía GK para estar en contacto directo con el equipo de la redacción|

“Los niños también pueden salvar una vida”, dice un boletín de la institución, y para ellos, conocer el número de emergencia con los números por separado es mucho más fácil. Esto ayuda a que los niños se familiaricen con la línea y puedan usarla en casos de emergencia. Por lo que facilitar el acceso a la línea de atención de emergencias es importante. 

Para los niños es más fácil digitar los números en el teléfono cuando piensan en ellos uno por uno. Es decir que marcar el 9-1-1 es más fácil que marcar el 911(novecientos once) o el 9-11 (nueve once). Darwin Morejón, funcionario de la Dirección de Comunicación del ECU-911, dice que aunque un niño pueda pronunciar y reconocer el número once (11), si lo tiene que marcar no lo reconocerá porque no existe el número 11 como tal en el teléfono. El nueve y el uno sí. Por eso el servicio integrado de seguridad hace énfasis en la importancia de dejar de llamar novecientos once o nueve once a la línea de emergencia.

Usar la expresión 9-1-1 es bueno no solo para los niños sino también para los adultos mayores. Con la edad, algunas personas pierden su capacidad para procesar números grandes como novecientos once. Por lo que decir nueve, uno, uno, es mucho más fácil para que las personas de la tercera edad, que a veces viven solas, puedan acceder más fácilmente a la atención de emergencias.

PUBLICIDAD

| Si quieres recibir los textos de GK en tu correo, regístrate aquí. | 

En un comunicado del ECU 9-1-1 de hace algunos años, el entonces director general del servicio, Andrés Sandoval, explicó el procedimiento de atención cuando un niño llama al 911. Según dijo,  el operador le habla al niño o la niña “en un lenguaje sencillo que le permita obtener la mayor información posible y convertirse en un aliado”. Un comunicador actual del servicio de emergencias dice que el procedimiento cuando un niño se comunica con la línea sigue siendo el mismo.

Expertos recomiendan enseñar a los niños cómo usar el servicio de emergencia 9-1-1 desde los cuatro años, que es cuando ya pueden identificar ciertas cosas. Para eso, los padres deben enseñarles a sus hijos cuándo deben llamar a la línea con ejemplos como si hay un incendio, o si alguien de la familia está enfermo y pide ayuda. 

También se recomienda tener un teléfono siempre en un lugar consistente para que los niños sepan dónde encontrarlo en caso de emergencia. Si solo hay teléfonos celulares en casa, los expertos dicen también que es necesario enseñarles a los niños cómo acceder a la aplicación de las llamadas y cómo marcar el número 9-1-1 desde el celular.

Idealmente, los niños también deben saber cuál es el número de teléfono y los nombres de sus padres para que puedan decírsela al operador del 9-1-1 que conteste su llamada. Una buena forma de hacer que los niños aprendan esta información es cantándola para que así sea fácil recordarla, incluso en momentos estresantes como una emergencia. 

|Para saber las últimas actualizaciones sobre las Elecciones de 2021 en Ecuador, haz clic aquí| 

Darwin Morejón,  funcionario de la Dirección de Comunicación del ECU-911, dice que personal del Servicio Integrado de Seguridad siempre está realizando campañas para educar a la ciudadanía para que llamen a la línea de emergencias 9-1-1 (nueve uno uno).