Un rebrote de casos de covid-19 en Europa ha obligado a varios gobiernos a imponer, una vez más, cuarentenas y otras fuertes medidas de restricción para evitar la propagación del virus. 

|¿Quieres saber cómo se hizo esta historia? Únete a la membresía GK para estar en contacto directo con el equipo de la redacción|

Boris Johnson, primer ministro del Reino Unido, decretó el 31 de octubre de 2020, un nuevo confinamiento desde el 5 de noviembre hasta el 2 de diciembre como medida para frenar el avance del coronavirus en el país. Además de la nueva cuarentena, todos los negocios que no sean esenciales, y bares y restaurantes tendrán que permanecer cerrados. Johnson dijo que “ahora es el momento de actuar, porque no hay alternativa” y pidió a la gente permanecer en casa

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), hasta la tarde del 31 de octubre, habían 989.749 casos confirmados de covid-19 y 46.229 fallecidos por el virus en Reino Unido. Antes de tomar la decisión de confinar al país de nuevo, el Reino Unido había planificado imponer ciertas restricciones a través de un sistema de niveles locales de alerta de covid. La iniciativa pretendía posicionar a diferentes lugares del país en categorías dependiendo de las tasas de infección. Así en los lugares con mayor cantidad de casos, las restricciones serían más severas.  Los tres niveles eran: medio, alto, y muy alto. La medida tenía que empezar a aplicarse entre el 31 de octubre y 2 de noviembre.

Francia también impuso un nuevo confinamiento. Tan solo tres días antes, el 28 de octubre, el presidente francés Emmanuel Macron anunció un nuevo bloqueo nacional para evitar la propagación del virus. La medida entró en vigencia el viernes 30 de octubre e inicialmente durará un mes. El nuevo confinamiento francés obligó a los bares y restaurantes de todo el territorio a cerrar sus puertas de nuevo. Además, todas las reuniones con más de seis personas quedaron prohibidas. Los establecimientos que podrán permanecer abiertos durante el confinamiento son las escuelas desde kinder hasta el bachillerato. 

PUBLICIDAD

El gobierno francés anunció además que durante el nuevo confinamiento, es obligatorio usar mascarilla en lugares cerrados. Sin embargo, no se descartó la posibilidad de que autoridades locales decidan imponer restricciones más fuertes, como por ejemplo, obligar el uso de mascarilla en los espacios abiertos. Cualquier persona que no use mascarilla y no tenga un certificado válido que lo exima de usarla, tendrá que pagar una multa de 135 euros, es decir un poco más de 157 dólares. 

Hasta la tarde del 31 de octubre de 2020, Francia reportaba 1.299.278 contagios positivos de covid-19 y más de 36 mil muertos con el virus. 

 | Si quieres recibir los textos de GK en tu correo, regístrate aquí. | 

Bélgica es otro de los países europeos que ha decidido confinar a su población de nuevo. El 30 de octubre, el primer ministro belga, Alexander De Croo, dijo que el gobierno se vio obligado a pasar a un confinamiento estricto. Según De Croo,  el país se encuentra en una emergencia sanitaria grave y “la presión sobre los hospitales es inmensa”. 

Desde el lunes 2 de noviembre, todos los estados del país deberán cerrar los negocios que no son necesarios y los supermercados solo podrán vender productos esenciales. Además,  se permitirá un solo visitante en cada hogar y las reuniones en lugares públicos no podrán ser de más de cuatro personas. 

Se mantendrá también un toque de queda a nivel nacional desde la medianoche hasta las cinco de la mañana. Los bares y restaurantes permanecerán cerrados. Las nuevas medidas estrictas estarán vigentes durante seis semanas, aunque se planea reabrir las escuelas el 16 de noviembre.

Bélgica es, de acuerdo al Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC) el país europeo con el mayor número de infecciones por coronavirus por cada 100 mil habitantes. Hasta el 31 de octubre eran 392.163 sus contagiados.

Otro país que impuso un nuevo confinamiento nacional es Irlanda. El 26 de octubre, el primer ministro irlandés Micheal Martin anunció la medida y la isla se convirtió en el primer país europeo en volver a un confinamiento total. Las restricciones de movilidad están vigentes desde el miércoles 28 de octubre de 2020 y durarán seis semanas. 

El gobierno irlandés ordenó el cierre de negocios no esenciales. Las personas deberán permanecer en casa, y en caso de salir solo pueden hacerlo en un rango de 5 kilómetros de distancia de sus casas, y solo para ir a trabajar y realizar otras actividades esenciales.

Leo Varadkar el viceprimer ministro, dijo que con el nuevo confinamiento en Irlanda se prevé que alrededor de 150 mil personas pierdan sus trabajos.

España también dictó nuevas medidas de restricción ante el aumento de casos. El 29 de octubre, el congreso español aprobó con mayoría de votos la extensión del estado de alarma en todo el país hasta el 9 de mayo de 2021.

Con esta decisión, España deberá aplicar nuevas medidas  de restricción entre las que se destaca un toque de queda que, dependiendo del territorio, podrá empezar entre las 10 y 12 de la noche y terminar entre las cinco y siete de la mañana. El único lugar en el que no se aplica el estado de alarma es la Comunidad Autónoma de Canarias porque según las autoridades, tiene “una mejor situación epidemiológica”.

España, al igual que Francia, supera el millón de contagios y ha reportado 35.878 fallecidos con diagnóstico de covid positivo. 

El gobierno alemán también tomó nuevas medidas. El miércoles 28 de octubre,  la canciller de Alemania, Angela Merkel anunció el cierre de bares, gimnasios, teatros, y otros establecimientos no esenciales durante varias semanas. Merkel dijo que el gobierno “debe actuar, y debe hacerlo ahora, para prevenir una crisis nacional de salud”. En Alemania, también se decidió dejar las escuelas y colegios abiertos. 

Desde el 3 de enero hasta el 31 de octubre, Alemania ha confirmado 518.753 casos de covid, según la OMS. 

Italia, uno de los países europeos más afectados con el nuevo coronavirus, anunció la aplicación de medidas más estrictas el 19 de octubre. Según el primer ministro,  Giuseppe Conte, las restricciones son una forma de evitar un confinamiento total de nuevo. Algunas de las medidas que se destacan es el cierre de las áreas públicas desde las 9 de la noche, y la prohibición de reuniones entre grupos grandes de personas. 

Las nuevas medidas de restricción en Europa han causado ciertas molestias en la población. En Florencia, Italia, por ejemplo, más de 200 personas se unieron para protestar contra las nuevas medidas restrictivas. Al coro de Libertà y con consignas contra Conte, los manifestantes expresaron su desacuerdo con la decisión del gobierno italiano. 

En España, cientos de personas también han salido a las calles a protestar contra las restricciones impuestas por el gobierno. En Barcelona y Burgos, las manifestaciones derivaron en disturbios violentos. 

|Para saber las últimas actualizaciones sobre las Elecciones de 2021 en Ecuador, haz clic aquí| 

Los nuevos confinamientos y restricciones se toman tres semanas después de que el doctor David Nabarro, enviado especial de la OMS sobre el covid-19, dijera en una entrevista que “los líderes mundiales deben dejar de usar el confinamiento como su método de control principal del virus”. Hasta las dos de la tarde del 31 de octubre de 2020, habían más de 45 millones de casos positivos de covid-19 en el mundo.