Educación por WhatsApp es un proyecto fotográfico que visibiliza el incremento de la inequidad social en el acceso a la educación primaria en Ecuador, sus consecuencias, respuestas y soluciones durante la emergencia sanitaria por el covid-19.

Este ensayo fotográfico es también una muestra de la situación que vive América Latina y narra historias de estudiantes y profesores de escuelas públicas, privadas, comunitarias, rurales y alternativas en la provincia de Pichincha, la que tiene más contagios por covid-19 en el país.

|¿Quieres saber cómo se hizo esta historia? Únete a la membresía GK para estar en contacto directo con el equipo de la redacción|

En Ecuador, 4,6 millones de niños y niñas están afectados por el cierre de las escuelas debido al covid-19. En este contexto, el Ministerio de Educación puso en marcha el Plan Educativo Covid-19 en una plataforma virtual que reúne recursos digitales, textos escolares, lineamientos y protocolos para estudiantes y docentes. Según Unicef, sólo el 37% de los hogares en Ecuador tiene conexión a internet, lo que significa que 6 de cada 10 niños y niñas no pueden continuar sus estudios a través de estas modalidades. La situación es más grave para los niños de zonas rurales, donde solo 16% de los hogares tiene conectividad o acceso a recursos tecnológicos.

En la educación privada y en contextos con mayores recursos económicos, las clases han podido continuar, sin embargo, representan un reto para los maestros pues se evidencia la falta de dominio de herramientas digitales de forma pedagógica. Los padres de familia de estas escuelas están inconformes porque en este contexto consideran que las altas pensiones no corresponden a la calidad y al tiempo de educación que reciben sus hijas e hijos.

Ante estas desigualdades, el derecho a la educación se ha visto vulnerado, dejando a un gran porcentaje de la población sin acceso a sus estudios. Muchos profesores intentan encontrar alternativas para continuar con la educación a distancia, incluso invirtiendo sus propios recursos económicos. A pesar de ello, no es posible seguir con el cronograma educativo por las dificultades mencionadas, sumado el inestable contexto económico y emocional de la población.

Estudiantes, docentes, madres y padres de familia de escasos recursos económicos buscan distintas formas para sobrellevar la situación: usan redes sociales, hacen llamadas telefónicas, o escuchan radio comunitaria y ven programas de teleducación.

La suspensión de clases tiene un impacto más allá de la educación: afecta la nutrición, el cuidado y la participación de los padres, especialmente de las mujeres, en el mercado laboral. Aproximadamente 85 millones de niñas y niños de la región reciben un desayuno, snack o almuerzo en la escuela. Por lo tanto, es importante encontrar formas de continuar con los programas de alimentación escolar.

En América Latina, los efectos económicos de la pandemia del covid-19 pueden agravar aún más la situación, ya que 52 millones de personas podrían caer en la pobreza y 40 millones podrían perder su empleo, en su mayoría mujeres, que son el grupo más vulnerable. En Ecuador, el 45% de las mujeres ha perdido su empleo. Esto significa volver a la situación social y económica de hace 15 años.

En Ecuador, la crisis económica representa cambios en las dinámicas familiares. Muchos hogares empobrecidos requieren que sus hijos pequeños salgan a trabajar o regresen a sus pueblos de origen para reencontrarse con sus familias, donde el acceso a la educación se vuelve difícil; también desarrollan altos niveles de estrés lo que generalmente deviene en violencia infantil y de género.

| Si quieres recibir los textos de GK en tu correo, regístrate aquí. | 

Si bien el ideal de educación esta lejos de nuestra realidad, existen muchos maestros que constituyen un apoyo fundamental para las familias en momentos de emergencia y garantiza el derecho a la educación de las niñas y niños.

teleeducación en Ecuador
La escuela Yachay Wasi vacía, tal como la dejaron el último día de clases los estudiantes, antes de que inicie la cuarentena en Quito el 16 de marzo. 24 de mayo, 2020. Quito, Ecuador. Fotógrafa: Ana María Buitrón
educación por whatsapp

Retrato de la familia Blanco-Colmenares en su domicilio durante la cuarentena. La familia Blanco-Colmenares llegó a Ecuador hace un año, son migrantes venezolanos que vinieron caminando durante 14 días. Esta numerosa familia de 11 personas tiene 4 niñas en edad escolar y una mujer embarazada próxima a dar a luz. Desde el COVID -19 han permanecido en casa y al finalizar la cuarentena retornarán a las ventas informales que sostienen su economía. La familia hace recargas de $5 semanales para recibir las indicaciones de las maestras. 21 de Mayo,2020. Quito, Ecuador. Fotógrafa: Johis Alarcón

educación por whatsapp
Felipe Camacho (9) estudiante de básica del Colegio Británico toma un descanso sobre la mesa, las clases online pueden ser muy agotadoras, además de la medicina que toma para controlar la enfermedad que padece, TDAH (son las siglas de Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad. Se trata de un trastorno de carácter neurobiológico originado en la infancia). 25 de mayo,2020. Quito, Ecuador. Fotógrafo: Josué Araujo.

educación por whatsapp

Laura Santillan (56) hace videos para compartirlos con sus estudiantes vía Whatsapp. Enseña en lengua Kichwa sobre las partes del cuerpo y sobre las plantas medicinales del huerto de la escuela Yachay Wasi. 24 de mayo, 2020. Quito, Ecuador. Fotógrafa: Ana María Buitrón.

educación por whatsapp

La Comunidad Educativa Achik Muyu funciona desde hace 8 años y promueve una educación no directiva. Debido a la emergencia sanitaria declarada por el estado ecuatoriano las clases presenciales y actividades productivas fueron suspendidas, como consecuencia la escuela no puede seguir costeando el alquiler del espacio donde funciona Achik Muyu desde hace dos años. Los padres y madres de familia organizaron una jornada para desocupar el lugar y dirigen sus esfuerzos en que las clases puedan continuar de forma virtual. 28 de mayo, 2020. Conocoto, Ecuador. Fotógrafa: Karen Toro.

educación por whatsapp

Cada martes se realiza un recorrido por algunas zonas de la parroquia, dejando a ciertos estudiantes sus deberes en hojas impresas ya que estos casos no tienen acceso a internet o Whatsapp para recibirlos. 26 de mayo,2020. Cotogchoa,Ecuador. Fotógrafo: Andrés Yépez.

educación en Ecuador
Anahí Cadena, 11 años de edad, realiza sus tareas en casa con la compañía de su madre y su hermana mayor. Hacen recargas de $5,00 a la semana para descargar sus tareas y clases por WhatsApp. María Cecilia Guanoluisa es madre soltera de tres hijos en edad escolar. Ella vino del campo a la ciudad hace varios años para trabajar como albañil y agricultora, ella nunca terminó la escuela. Desde que empezó la cuarentena, María y sus hijos viven en la construcción donde ella trabajaba. Anahí de 11 años, la menor de las hijas está en 6to año hace sus deberes al cuidado de sus hermanos. Para sobrevivir la pandemia, esta familia se dedica a la venta informal y las ganancias se invierten en recargas semanales de internet para descargar las clases y deberes. 30 de mayo, 2020. Quito, Ecuador. Fotógrafa: Johis Alarcón.

educación por whatsapp

Camila Alemán hace ejercicios guiados por videos en internet en vez de sus clases de educación física. Camila está en 5to grado en la Unidad Educativa Adventista Gedeón. A partir del 13 de marzo del 2020 las clases presenciales físicas se cancelaron debido al COVID-19. Sus clases adoptaron la modalidad en línea. En el caso de los estudiantes con discapacidades, la institución dispuso que aparte de ciertas clases grupales se den clases personalizadas. Todo esto de forma presencial en la virtualidad para reforzar sus procesos de aprendizaje. 25 de junio, 2020. San Rafael, Ecuador. Fotógrafa: Vanessa Terán.

educación por whatsapp

Clases intergeneracionales en una escuela autogestionada en Guápulo. La directora Ivonne Molina, es también una estudiante y junto a su hija Bianca Borja y la profesora de literatura Lizi Ernst observan y dibujan la fauna alrededor para la clase de biología. 5 de Junio, 2020. Fotógrafa: Vanessa Terán.

educación por whatsapp

Alexander Venegas (9) camino a casa de unos familiares que le ayudan a realizar sus tareas mientras su madre trabaja en un hacienda. Todas las mañanas Alexander lleva consigo sus lápices, cuadernos, sus guías impresas y su tapabocas para trasladarse de su casa a la de sus parientes. 26 de mayo, 2020. Cotogchoa, Ecuador. Fotógrafo: Andrés Yépez.

educación por whatsapp

Ronald Loor y Salime Jalil (34) asisten a su hija Samay Loor (11) mientras expone a sus compañeros su proyecto semanal de hacer queso. Samay es de las niñas que más tiempo llevan estudiando en Achik Muyu. En esta comunidad educativa no hay grados tradicionales sino niveles de niños pequeños, medianos y grandes; Samay pertenece a los grandes. 12 de junio, 2020. Sangolquí, Ecuador. Fotógrafa: Karen Toro.

educación por whatsapp

Retrato de Xandry Nárvaez profesora de Estudios Sociales de la escuela “Leon Febres Cordero”. 24 de junio, 2020. Quito, Ecuador. Fotógrafo: David Diaz.

educación por whatsapp

Juan José (9) tiene deportes por las tardes, es estudiante de primaria del Colegio de Liga ubicado al noreste de Quito, este día tiene clases de tenis y comienza con un calentamiento por toda la casa, como la sala es grande no tiene problemas para hacer los ejercicios dentro de casa, tiene que practicar varias técnicas mientras los maestros corrigen su postura o movimientos.
Juan González (papá 36) y Margarita Garzón (mamá 34) tuvieron que adaptar un área de estudio para estar más cómodos mientras realizan sus actividades escolares y laborales, también usan el resto de la casa para hacer sus ejercicios y actividades escolares. Junio 04, 2020. Quito, Ecuador. Fotógrafo: Josué Araujo.

educación por whatsapp

El Centro de la Primera Infancia Fiscal “Yolanda Medina Mena” de la parroquia de Yaruquí brinda educación gratuita a cientos de niñas y niños que inician su educación primaria básica. 9 de Junio, 2020. Quito, Ecuador. Fotógrafo: David Diaz