¿Qué es el historial de crédito?

Es el reflejo de la actividad de una persona en el sistema financiero. Se emite a través de un documento del Buró de Historial Crediticio —en Ecuador, la Superintendencia de Bancos— que muestra la probabilidad de que una persona no pague sus deudas. Tiene información de las operaciones crediticias de los bancos, cooperativas de ahorro y crédito y otras  empresas controladas por la Superintendencia de Bancos a nivel nacional e internacional

Sirve para que las instituciones financieras decidan si te dan un préstamo o no. Básicamente, es un análisis de si eres un buen deudor. 

¿Qué dice tu historial de tí?

Es tu mejor referente financiero. Tener un buen historial aumentará la probabilidad de que te den créditos con mejores condiciones y facilitará los trámites. El reporte de la Superintendencia de Bancos te dirá tu probabilidad de incurrir en deudas con las entidades manejadas por la Superintendencia y cómo tu calificación se compara con el resto de usuarios del sistema. Además, tiene un semáforo que te indicará el nivel de riesgo que presentas para las instituciones bancarias. 

¿Cómo averiguarlo?

  1. Ingresa a la página web de la Superintendencia de Bancos. 
  2. En la pestaña de Servicios selecciona “Usuarios financieros” y luego “Servicios en Línea”. 
  3. Dale clic al ícono de “Sistema de Registro de Datos Crediticios”, es una ilustración de un hombre en una computadora con las siglas RDC. 
  4. Selecciona “Registro” y sigue todos los pasos que te indican. Una vez que tengas tu usuario y contraseña, dale clic a “Ingreso”. 
  5. En la pantalla del RDC selecciona “Reporte de datos crediticios”.
  6. Automáticamente se generará el reporte que incluye tu calificación, tu nivel de riesgo como deudor y conclusiones sobre tu historial. 
  7. Si quieres descargar el reporte como PDF, dale clic al botón “Generar reporte” en la parte superior izquierda de la pantalla. 

La Superintendencia de Bancos tiene un manual que explica cómo acceder a tu historial crediticio y a otros de sus trámites. Puedes revisar el documento completo aquí

¿Qué puedes hacer para mejorarlo?

Estas son las recomendaciones de la  economista Bertha Romero, especialista en finanzas personales: 

  • Revisa tu historial periódicamente para saber cuál es tu situación. 
  • Presta atención a los gastos y pagos de tu tarjeta de crédito. Paga a tiempo los consumos, la totalidad del estado de cuenta cada mes y no la uses para pagar todos los gastos para que no deje de ser manejable.  
  • Aunque sea solo una tarjeta o sea tu primera, úsala conscientemente. Al tenerla ya estás siendo evaluado por los burós de crédito. Ellos verán cómo te comportas para calificarte y eso determinará si eres un buen sujeto de crédito.  
  • Asume deudas poco a poco. Dependiendo de tu situación laboral, estabilidad profesional y necesidades financieras.
  • Paga tus cuotas a tiempo. No esperes a que te lleguen notificaciones por falta de pagos o llamadas para cobrar, esas ya son malas señales de un deudor que podrían afectar al historial de crédito. 
  • Si tu situación económica se complicó y no puedes pagar tus obligaciones financieras, habla con las entidades bancarias y pregunta las facilidades de pago o de renovación de deuda que tienen. Estas son algunas opciones que están dando los bancos durante la pandemia, 

Una deuda no es ni buena ni mala, dice Romero, depende del manejo que se le dé. Una deuda bien administrada puede ayudar a una persona a conseguir algo que con sus recursos económicos existentes no alcanzaría a adquirir. El crédito puede ser una herramienta muy útil para alcanzar metas y objetivos financieros: no descuides tu historial.