La ministra de Gobierno, María Paula Romo anunció el miércoles 29 de julio, que el Comité de Operaciones de Emergencia (COE) Nacional ha adoptado nuevas medidas. Estas serán aplicadas desde el 1 de agosto de 2020 en varias provincias del país. Pichincha es una de esas provincias, cuya capital, Quito, es la más afectada en Ecuador con un total de 12.947 casos confirmados hasta el miércoles 29 de julio de 2020.  

Entre las provincias de la Sierra, están además, Carchi, Imbabura, Cotopaxi, Tungurahua, Chimborazo, Bolívar, Cañar, Azuay y Loja. En las provincias de la Costa están Santo Domingo de los Tsáchilas y  Esmeraldas, mientras que en la Amazonía, las medidas se aplicarán para las provincias del Napo, Sucumbíos, Orellana, Morona Santiago, Pastaza y Zamora Chinchipe. 

|Como a muchas otras industrias, la emergencia sanitaria está afectando la capacidad de los medios de financiarse. Si nuestro trabajo te ayuda a estar mejor informado, #haztuparte aquí|

La Ministra de Gobierno anunció que también regirá la prohibición en la venta de bebidas alcohólicas de viernes a domingo. Esta medida, sin embargo,solamente estará vigente durante la primera quincena de agosto, aunque Romo no explicó por qué. Sí dijo que esa prohibición no se aplica a los restaurantes de categoría 4, que son aquellos establecimientos que no constan como bares o clubs y que son locales de consumo de alimentos preparados. Los establecimientos turísticos que venden bebidas de acompañamiento también tienen permitido continuar vendiéndolo. 

El toque de queda en estas provincias será de nueve de la noche a cinco de la mañana, de lunes a jueves. Entre viernes y domingo, el toque de queda empezará antes: será desde las siete de la noche hasta las cinco de la mañana del día siguiente. Las reuniones sociales de todo tipo siguen prohibidas. 

PUBLICIDAD

 | Si quieres recibir los textos de GK en tu correo, regístrate aquí. | 

Según el último informe emitido por el COE Nacional, hasta la mañana del 29 de julio, se registraron 83.193 casos confirmados de covid en el país, 914 casos más de los que se habían registrado el día anterior. Por lo que la Ministra de Gobierno dejó claro que estas medidas se aplican porque “la indisciplina de las personas” continúa. Romo también advirtió que si es que la gente sigue reuniéndose, haciendo fiestas e incumpliendo con las medidas establecidas “estos esfuerzos no podrán aplacar los contagios y liberar espacios en el sistema de salud”.