El Concejo Metropolitano de Quito pidió al Comité de Operaciones de Emergencia (COE Nacional) que se promulguen medidas específicas para la capital en el semáforo de movilidad en amarillo. Santiago Guarderas, vicealcalde capitalino, informó que durante la sesión del martes 14 de julio de 2020, el Concejo aprobó la petición. 

|Como a muchas otras industrias, la emergencia sanitaria está afectando la capacidad de los medios de financiarse. Si nuestro trabajo te ayuda a estar mejor informado, #haztuparte aquí|

Entre las medidas que plantea el Consejo Metropolitano, está que el horario del toque de queda se modifique desde las siete de la noche a las cinco de la mañana. Desde el 3 de junio, Quito está en semáforo de movilidad amarillo, y su toque de queda (la prohibición de circulación a partir de esa hora) comienza a las nueve de la noche y dura hasta las cinco de la mañana.  

El Consejo pidió, además, que se eliminen los salvoconductos para la circulación vehicular y que se deje sin vigencia los ya emitidos —con excepción de los que se requieran para el funcionamiento de actividades esenciales determinadas por “la Administración Pública Central”, dice la resolución. 

El órgano  municipal planteó también que se implemente una ley seca —es decir la prohibición de vender bebidas alcohólicas—, que se prohíban las reuniones sociales y que se restrinja el uso de espacios públicos como parques, conchas acústicas y escenarios deportivos. 

PUBLICIDAD

El alcalde Jorge Yunda dijo en la sesión virtual que no descarta la posibilidad de que la capital vuelva a tener su semáforo de movilidad en rojo. “Estamos evaluando desde el punto de vista epidemiológico, desde el punto de vista de la mortalidad, y desde la disponibilidad del sistema sanitario para que nuevamente podamos hacer exhortos pedidos al COE Nacional”, dijo. Yunda reconoció que es el  COE Nacional la entidad que tomará una decisión al respecto.

Volver al semáforo rojo ha sido un pedido de varias  autoridades y ciudadanos. En un comunicado difundido en su cuenta de Twitter, el 13 de julio de 2020, Freddy Carrión, Defensor del Pueblo del Ecuador, exigió al alcalde de Quito y al COE cantonal regresar a semáforo rojo por el aumento de los casos de contagios y fallecimientos por covid-19 en la capital. Según el Defensor del Pueblo, los contagios de covid-19 continúan creciendo aceleradamente en el país: la provincia de Pichincha y Quito se han convertido en el centro de la pandemia con un 54% del total nacional de casos. 

Un informe del Ministerio de Salud reporta que hasta las ocho de la mañana del 14 de julio de 2020, hay 65.570 casos confirmados de covid-19 en el Ecuador. De esos, 9.893 se confirmaron en la capital. Entre ayer y hoy, hubo 216 casos positivos más en Quito.

 Carrión dice que los pacientes con covid-19 —y de otras enfermedades— fallecen por falta de atención ante la saturación del sistema público de salud. Planteó que en Quito se regrese a la modalidad de teletrabajo —es decir, que los empleados públicos y privados realicen sus actividades desde sus casas. En su comunicado, el Defensor del Pueblo también habló de la preocupación de los servidores de la salud por la “inacción de las autoridades nacionales y locales en la aplicación de medidas oportunas que protejan el derecho a la salud y a la vida de los habitantes de la capital”.

En una entrevista en Ecuavisa, el ministro de Salud, Juan Carlos Zevallos, confirmó que en Quito no hay camas disponibles en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) de los hospitales capitalinos, pero dijo que los pacientes estaban siendo atendidos en áreas de emergencias adaptadas para ese propósito. En la entrevista, Zevallos también dijo que en Quito hay ocho veces menos la mortalidad que hubo en Guayaquil y que esto “les dio tiempo de responder frente a lo que está sucediendo” —una declaración que le generó críticas ciudadanas.

 | Si quieres recibir los textos de GK en tu correo, regístrate aquí. | 

El coordinador de la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Carlos Andrade Marín (HCAM) del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) en Quito, Edison Muñoz, dijo que en un solo día, el personal del hospital pasó a atender de 20 a 50 personas. Además, en un reportaje de Teleamazonas, Muñoz dijo que hasta el momento hay 171 camas ocupadas de las 175 que tiene el Andrade Marín, pero que inmediatamente otros pacientes ocuparán esas cuatro  que quedan.