El 18 de junio de 2020 se realizaron nuevas redadas por corrupción en hospitales públicos y del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS).

La Fiscalía General del Estado en coordinación con la Policía Nacional ejecutó 48 allanamientos en las provincias de Pichincha y Guayas. Cuatro fueron en Samborondón, dos en Daule, quince en Quito y veinticinco en Guayaquil. En un comunicado, la Fiscalía dijo que se realizaron los operativos con el fin de recabar indicios sobre una presunta estructura delincuencial que estaría operando en varios hospitales de la red pública de salud y del IESS, a escala nacional.

|Como a muchas otras industrias, la emergencia sanitaria está afectando la capacidad de los medios de financiarse. Si nuestro trabajo te ayuda a estar mejor informado, #haztuparte aquí|

La red de corrupción “consistiría en adquirir insumos médicos con sobreprecio, favoreciendo con contratos a funcionarios públicos y otras personas que formarían parte de esta estructura”, dijo la Fiscalía.

La denuncia fue presentada por el gobernador del Guayas, Pedro Pablo Duart, en relación al hospital Abel Gilbert Pontón de Guayaquil del Ministerio de Salud. Pero, según la Fiscalía, a través de técnicas especiales, como seguimientos, vigilancia, fotografías y grabaciones de audio y video se determinó que la estructura delictiva también operaba en otros hospitales como el de Los Ceibos, de Durán, Teodoro Maldonado Carbo, de la Policía, de Milagro, Eugenio Espejo y otros”

PUBLICIDAD

Entre los indicios levantados están contratos, facturas y sellos de hospitales de todo el país. Además de medicinas, insumos médicos y teléfonos celulares. Hasta el momento hay 17 personas detenidas. La audiencia de formulación de cargos se realizará en las próximas horas. La Fiscalía no dio nombres ni iniciales de los involucrados.

| Si quieres recibir los textos de GK en tu correo, regístrate aquí. |

Además de los allanamientos por corrupción en hospitales públicos y del IESS. se investiga un presunto delito de tráfico de influencias. Se presume que se facilitaba el otorgamiento de contratos a quienes integran la estructura y posteriormente se realizaban transferencias bancarias entre los involucrados, como pago o retribución por dichas adjudicaciones.

A pocas semanas de haber iniciado la emergencia sanitaria por covid-19 en Ecuador, se destaparon denuncias de casos de corrupción dentro de los hospitales públicos y del IESS del país. El primer hospital en ser investigado fue el Teodoro Maldonado Carbo por sobreprecios en la compra de mascarillas. Al poco tiempo, se descubrieron más irregularidades en otras instituciones de salud. Varias de las investigaciones están relacionadas a presuntos sobreprecios en la adquisición de medicamentos, insumos médicos y adjudicación ilegal de contratos.