El miércoles 15 de abril de 2020, Richard Martínez, ministro de Finanzas, compareció virtualmente ante el pleno de la Asamblea Nacional para hablar sobre la situación económica del Ecuador y presentar el plan integral del Ejecutivo para solventar la crisis actual. 

|Como a muchas otras industrias, la emergencia sanitaria está afectando la capacidad de los medios de financiarse. Si nuestro trabajo te ayuda a estar mejor informado, #haztuparte aquí|

Entre los temas que tocó, Martínez habló sobre los retrasos en el pago de los sueldos de funcionarios públicos . “Efectivamente, hemos tenido una complicación”, dijo Martínez al ser increpado por el asambleísta socialcristiano César Rohon. Según una nota de El Universo, el monto pendiente supera los 311 millones de dólares y corresponde a sueldos de marzo y parte de abril. Martínez dijo que hoy se pagarían los salarios a los docentes de forma “más agresiva” y que la regularización de la situación se hará en base a “ la llegada de tributos” (aunque no especificó a qué tributos se refería), a los ingresos de los financiamientos externos y los ingresos de los recursos petroleros, que esperan se regulen. 

La respuesta del Ministro Martínez se da después de que se hicieran públicas varias quejas por el retraso en los pagos de los salarios de funcionarios públicos de varias instituciones. Hace una semana, la Contraloría General pidió explicaciones por el no pago de salarios. El Consejo de la Judicatura también reclamó el pago de sueldos a los funcionarios judiciales.

En su comparecencia en la Asamblea, Martínez también se refirió a la caída de ingresos en el país; dijo que hay una caída de aproximadamente 7 mil millones de dólares en los ingresos para el país,  principalmente por la reducción de ingresos provenientes del petróleo. Martínez confirmó también que se están solicitando recursos adicionales al Banco Mundial (76 millones), al Banco Interamericano de Desarrollo (250 millones), al Banco de Desarrollo de América Latina y CAF (440 millones) que no habían previsto en un inicio. También se realizarán nuevos desembolsos con el China Banking Corporation (CBC), el China Development Bank ( CDB ), y otros. De estos últimos no precisó los montos exactos, pero juntos sumarían 2290 millones.

PUBLICIDAD

El Ministro se refirió también al pago de la deuda externa, dijo que el gobierno pidió a los tenedores de deudas que se aplace el pago de intereses —que suman 811 millones según dijo— hasta el 15 de agosto y que esperan que hasta este viernes 17 de abril, ellos se pronuncien sobre el pedido. “Somos optimistas, como gobierno, de que esta solicitud de consentimiento que se ha realizado va a ser favorable”, dijo. Varios asambleístas, entre ellos Rohon, le preguntaron también al ministro quiénes son los tenedores de los bonos. “Creo que es una pregunta legítima”, dijo Martínez, “nosotros hemos levantado esa información porque no es una información que sea objeto de ocultamiento”, dijo pero no respondió a la pregunta. Explicó que los datos de los tenedores se encuentran incluso en los portales de Bloomberg, Reuters, Ashmore y otros, pero manifestó estar dispuesto a remitir esta información a los legisladores.

Sobre el financiamiento emergente Martínez dijo que, entre nuevos financiamientos externos y relocalización de recursos, el gobierno ya ha conseguido aproximadamente 580 millones de dólares que se destinarán a la emergencia actual. Estos recursos serán distribuidos prioritariamente para la salud, la protección social y el empleo productivo. Según explicó, 123 millones de dólares deben desembolsarse esta semana por parte de organismos multilaterales (Banco Interamericano de Desarrollo, CAF y Banco Mundial). 

| Si quieres recibir los textos de GK en tu correo, regístrate aquí. |

Dijo además que hay recursos que se han reorganizado y ampliado durante la emergencia sanitaria. La inversión en salud, por ejemplo, sería la siguiente: 123 millones para equipo biomédico y mejorar la capacidad de las unidades de cuidados intensivos, 61 millones para adquirir guantes, trajes y protectores faciales para personal médico; 51 millones para la compra de pruebas rápidas y moleculares y 65 millones para medicamentos y otras necesidades que no precisó. Dijo que la velocidad de la ejecución de esta inversión tiene varias aristas, que aunque en algún momento tengan los recursos para invertir en esos productos hay que tomar en cuenta sus escasez a nivel mundial.