Trece días después de esta publicación el gobierno decidió que el plazo para el proceso de registro y regularización de ciudadanos venezolanos en Ecuador se ampliará 60 días, después de que termine el estado de excepción.

La difícil situación que atraviesa Venezuela ha hecho que más de 4,3 millones de venezolanos salgan de su país. Para llegar a los diferentes países tienen que enfrentar dificultades que van desde robos, falta de alimentos o encontrar un lugar para dormir. A estos riesgos se suma la falta de dinero para que puedan acceder a documentos básicos como pasaportes o visas para ingresar de forma regular. La precaria situación en que salen de su país ha hecho que sean presa fácil de estafas y engaños. Se estima que el 15 % entró a Ecuador por canales irregulares como trochas, dejándolos en una situación irregular en los países de acogida. Eso sucede también en Ecuador. Para remediarlo, se inició un proceso de regularización que fue activado por el gobierno desde el 26 de octubre de 2019 y termina el 31 de marzo de 2020. Pero, ¿qué necesita una persona venezolana para acogerse a la regularización? 

| Si quieres recibir los textos de GK en tu correo, regístrate aquí. |

Entre los países de la región que más migrantes venezolanos ha acogido está Ecuador. Según datos de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), hasta el 3 de octubre de 2019, ingresaron exactamente 1.845.659 ciudadanos venezolanos al país; casi un millón y medio siguió su camino a otros destinos del continente. Ese es el primer dato relevante: se estima que en el Ecuador hay 371.913 ciudadanos venezolanos. Pero la migración venezolana ha tenido varias etapas. “Desde el 2014 en adelante podemos decir que empieza un éxodo primero silencioso y con el tiempo mucho más visible”, dice Gioconda Herrera, experta en migración y profesora de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso). “A medida que va a avanzando, se va complejizando la dinámica migratoria, las rutas que utilizan, las políticas que los países aplican y la situación económica de los países a los que llegan”, dice Herrera.

PUBLICIDAD

Hasta el 25 de agosto de 2016, los venezolanos podían ingresar a Ecuador sin visa. Pero el decreto presidencial 826 planteó un registro migratorio para todos los ciudadanos venezolanos y un proceso de regularización para los ciudadanos venezolanos que ingresaron a Ecuador hasta el 26 de julio de 2019 mediante puntos regulares.

Registro y regulación son dos procesos diferentes pero ligados entre sí. El registro migratorio es una especie de censo que se hace a toda la población venezolana. Es un paso esencial para iniciar el proceso de regularización. Pero estar registrado no es lo mismo que estar regularizado. 

“Regularizarse es que te reconozca y que te den una de permanencia en el país. En este caso es una visa de excepción por razones humanitarias por un lapso de dos años”, dice el jefe de misión de la OIM  en Ecuador, José Iván Dávalos.

Desde el 26 de septiembre de 2019 el gobierno ecuatoriano inició el proceso de registro migratorio. Todo ciudadano venezolano que resida en Ecuador, incluso los menores de edad, debe registrarse. No importa si ingresó al país de manera regular o no. Incluso, si tienen una visa vigente o si excedieron su autorización de permanencia en el Ecuador, es necesario que estén en el registro. 

El registro migratorio no tiene ningún costo y es un requisito para acceder a una solicitud de visa humanitaria VERHU. Además, permite que los ciudadanos venezolanos que excedieron su tiempo de permanencia regular en el país, puedan acceder a una amnistía migratoria.

El primer paso del proceso de registro migratorio es ingresar a su página web y llenar todos los campos con los datos personales. Entre la información que se solicita están documentos de viaje, dirección de domicilio, lugar de trabajo, información médica, entre otros. Una vez completo el registro en línea, el usuario recibirá un correo electrónico con un turno con hora y fecha para acudir al Servicio de Apoyo Migratorio. 

Ese es el segundo paso del proceso. El ciudadano deberá presentarse personalmente en una de las 15 Unidades de Servicio de Apoyo Migratorio en todo el país para la validación de la información que ingresó en la web. 

El día de la entrevista, el ciudadano deberá llevar un documento de identidad original que acredite su nacionalidad: pasaporte o cédula. En el caso de menores de edad, el tutor legal deberá presentar la partida de nacimiento o un documento de identidad del niño. 

La fecha límite para la entrevista en el Servicio de Apoyo Migratorio es el 31 de marzo de 2020. 

§

Es importante entender que el registro migratorio no reemplaza documentos de viaje vigentes y no otorga ningún tipo de estatus migratorio. Para regularizar tu situación migratoria, existen varios mecanismos (como tener una visa de trabajo, por ejemplo), pero el más sencillo y asequible es el proceso de regularización del estatus migratorio mediante el cual se puede obtener la Visa de Excepción por Razones Humanitarias (VERHU). 

En su afán por ingresar, muchos ciudadanos venezolanos han sido engañados por personas que a cambio de dinero prometen hacerlos entrar “legalmente” al Ecuador. En las fronteras se los conoce como facilitadores y prestan su supuesta ayuda a migrantes para obtener visas, pasaportes y otros documentos. Pero en muchos casos los documentos son falsos y los migrantes acaban siendo estafados. 

⎮ Al periodismo independiente lo financian sus lectores. Aporta a GK, aquí.⎮

Para iniciar el proceso de otorgamiento de la Visa de Excepción por Razones Humanitarias (VERHU) hay que seguir unos pocos pasos. La única forma para hacerlo es entrar a la página web de la Cancillería de Ecuador, al Consulado Virtual, y en el caso de usuarios menores de edad, a través de las coordinaciones zonales

El objetivo de la regularización es facilitar la inclusión económica y social de los ciudadanos venezolanos y  garantizar bienestar y seguridad para la población de acogida, explica el viceministro de Movilidad Humana, Carlos Alberto Velástegui. En otras palabras, con la visa VERHU los ciudadanos venezolanos podrán acceder a varios beneficios. “Con esa visa tienes derecho a trabajar de acuerdo a tu profesión o a tu capacidades técnicas, es decir a través de la regularización tú te puedes integrar de forma digna porque ya tienen una identificación clara. No te pueden explotar porque ya estas regularizado en el país, no estas irregular”, explica José Iván Dávalos.

Para que un ciudadano venezolano pueda regularizar su estatus migratorio debe haber ingresado a Ecuador hasta el 26 de julio de 2019 por los puntos regulares de control migratorio, haber realizado el registro migratorio y no haber violado las leyes locales. 

Los requisitos para poder acceder a la visa son: llenar el formulario, tener un pasaporte, que puede estar caducado máximo hace 5 años,  y tener un certificado de antecedentes penales apostillado por las autoridades venezolanas. En el caso de las personas casadas, deben presentar su partida de matrimonio. Si un persona tiene hijos, debe presentar su partida de nacimiento apostillada. 

La visa VERHU no tiene costo. El formulario de solicitud sí: 50 dólares. Las personas con discapacidad y ancianos tienen un descuento. Ya en el sitio web del Consulado Virtual hay que registrarse como usuario y acceder al botón naranja de “Ciudadanos venezolanos que solicitan visas de excepción humanitaria Ecuador”. La página web indicará todos los pasos a seguir para completar la solicitud de visa. Si alguien ofrece hacer el proceso en persona a cambio de dinero, es una estafa: no hay trámite en persona, excepto para los niños. Todos los niños tienen que acercarse a la coordinación zonal sin excepciones.

Quedan 24 días para el registro y regularización de los ciudadanos venezolanos en Ecuador. Todos los migrantes que se encuentren en el país deberán registrarse y regularizarse antes de la fecha límite. Recuerda que si estás regular podrás acceder a trabajo digno y otros beneficios. Lo más importante es recurrir a las fuentes oficiales como la Cancillería o la OIM, que pueden brindar ayuda. Eso evitará que los migrantes caigan en trampas, pierdan dinero, y logren regularizar su situación migratoria.