Después del anuncio del primer caso de Covid- 19 en América Latina, el 26 de febrero de 2020, la ministra de Salud Catalina Andramuño dio una rueda de prensa sobre las medias que el Gobierno está tomando para controlar la epidemia. Estuvo acompañada de Monserrat Creamer, ministra de Educación, Gabriel Martínez, ministro de Transporte, Paúl Granda, presidente del Consejo Directivo del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) y Norman Wray, del Consejo de Gobierno de Galápagos. 

| Si quieres recibir los textos de GK en tu correo, regístrate aquí. |

Andramuño confirmó que —aunque en Ecuador no hay ningún caso sospechoso ni confirmado de Covid-19— el gobierno ha destinado un hospital para atender exclusivamente a las personas que llegasen a presentar la enfermedad en el país. Este hospital se unirá a los otros catorce de la red pública que ya fueron designados para ese propósito, pero la diferencia es que éste será exclusivo para los pacientes que tuviesen Covid-19. Andramuño no confirmó cuál será ese hospital “por motivos de seguridad”, pero dijo que está en proceso de equipamiento. 

La Ministra de Salud aseguró que el Ecuador tiene la capacidad de hacer las pruebas y tratar los posibles contagios. “Tenemos los reactivos, los equipos y el personal del Instituto Nacional de Salud Pública e Investigación” dijo Andramuño. Paúl Granda confirmó que también hay cuatro hospitales del IESS que ya están preparados para tratar posibles pacientes de Coronavirus y en los próximos días se sumarán cuatro más. 

Monserrat Creamer, ministra de Educación, dijo que se están tomando medidas de prevención en todas las escuelas y colegios de país. “Si se registra un caso sospechoso, en coordinación con el Ministerio de Salud se tomarán medidas extremas y se comunicará de manera inmediata a la ciudadanía” dijo Creamer. 

PUBLICIDAD

Gabriel Martínez y Norman Wray hablaron sobre los controles migratorios que se están haciendo en los puntos de ingreso y de salida del país. El Ministro de Transporte dijo que en las próximas horas se incrementarán los controles, en especial de los países que tienen la enfermedad activa: China, Italia, Irán y Corea del Sur. No se ha incluido a otros países, como Brasil, que tienen casos importado (en su caso, el paciente llegó desde Italia).

Norman Wray, del Consejo de Gobierno de Galápagos, explicó que van a fortalecer los sistemas de control y vigilancia tomando en cuenta la lejanía del archipiélago y su potencial mayor vulnerabilidad por la cantidad de turistas que recibe. En Quito y Guayaquil los empleados del Ministerio de Salud llevarán a cabo controles para identificar síntomas en puertos y aeropuertos. Si hay alguno, el paciente no podrá viajar a las islas. Según Wray, además de las acciones de control que se hagan previo al ingreso a las Islas Galápagos, pero, además, se harán en Balta y San Cristóbal, los puntos de entrada más transitados del archipiélago.

⎮ Al periodismo independiente lo financian sus lectores. Aporta a GK, aquí.⎮

Andramuño confirmó que, según los cálculos del Ministerio de Salud, se necesitan 60 millones de dólares para combatir esta epidemia. “Hay toda la predisposición para tener los recursos necesarios porque para nosotros la salud es lo más importante” dijo la Ministra de Salud.