Un Sacerdote habría engañado a una anciana para quitarle su casa

  • Se hizo audiencia contra sacerdote que dejó sin casa a anciana

    El martes 18 de febrero de 2020 fue la audiencia de acción de protección a favor de María Ángela Carabajo, una anciana de 76 años que habría sido engañada por el sacerdote Ángel Lovato Bustos para que vendiera su terreno. La audiencia se llevó a cabo en en el Complejo Judicial de Cuenca, capital de la provincia andina del Azuay, al sur del Ecuador. El Tribunal estuvo conformado por Patricia Inga, Pedro Ordoñez y Carlos Tamariz.

    En 2013, María Ángela Carabajo habría sido engañada por Ángel Lovato Bustos, sacerdote de la congregación salesiana, y otra persona para que vendiera su casa en la parroquia de Sinincay. La anciana dijo que “no tuvo nunca idea de qué era lo que estaban realizando”, dijeron sus abogados en una entrevista radial. El valor por el que se habría enajenado el inmueble sería de nueve mil dólares. Desde ese entonces, la mujer habría quedado en la calle, donde ha tenido que dedicarse a la mendicidad para sobrevivir.

    | Si quieres recibir los textos de GK en tu correo, regístrate aquí. |

    Al conocer el caso, el consorcio jurídico Kuska asumió de manera gratuita la defensa legal de Ángela Carabajo. Según Kuska la medida de acción de protección a favor de la mujer se inició porque hubo una “vulneración a sus derechos fundamentales a la propiedad, una vida y vivienda digna”. La acción de protección, según el artículo 88 de la Constitución del Ecuador, es una medida que busca el pleno amparo de los derechos reconocidos constitucionalmente. Se puede interponer cuando “exista una vulneración de derechos constitucionales, por actos u omisiones de cualquier autoridad pública no judicial”, o “ cuando la violación proceda de una persona particular, si la violación del derecho provoca daño grave, si presta servicios públicos impropios”.

    |Al periodismo independiente lo financian sus lectores. Aporta a GK, aquí.|

    La sentencia del caso de Ángela Carabajo se conocerá el día viernes 21 de febrero de 2020 a las tres y media de la tarde, cuando el Tribunal ha anunciado que tomará una decisión.

  • Sacerdote habría engañado a una abuela para quitarle su casa

    • sacerdote-engaña-anciana

      Fotografía tomada de la cuenta de Facebook de Kuska.

    El 23 de mayo de 2013, un cura llevó a Ángela Carabajo, una anciana con discapacidad física del 56%, a la Notaría Décima del cantón Cuenca, la capital de la provincia andina del Azuay, al sur del Ecuador. Mediante engaños, el religioso —identificado como Ángelo Lovato Bustos— hizo que la mujer firmase un documento en el que vendía su terreno en la parroquia rural de Sinincay. 

    Todo comenzó el mismo año, cuando Carabajo, de 76 años,  tuvo un accidente de un tercer piso. Producto del incidente, tuvo problemas para caminar bien y ya no pudo seguir trabajando su terreno.  Después del accidente, no sabía qué hacer con sus tierras por lo que fue acudió al sacerdote de su parroquia en busca de ayuda. El religioso le prometió que buscaría a alguien que la ayude o que cuidara su terreno. 

    Desde ese momento, el cura comenzó a visitarla. En cada visita le llevaba comida e insumos básicos. Según el consorcio juridico Kuska, que está ayudando jurídicamente a la anciana, el sacerdote le pidió la escritura del terreno en Sinincay a cambio de seguir ayudándola. 

    Carabajo habría aceptado, y en marzo de 2013 el sacerdote la lleva a la notaría para que vendiese su terreno. Desde entonces, el cura desapareció. Cuando la anciana volvió a su terreno estaba ocupado por otras personas. Los nuevos dueños le pidieron que se retirara del lugar. 

    Ángela Carabajo se encuentra en “situación  de mendicidad y vive en un refugio sin satisfacer las necesidades básicas”, dice un boletín de prensa del consorcio legal Kuska. En 2016 se presentó una denuncia por el delito de estafa. El sacerdote compareció al proceso pero se acogió al derecho al silencio. La causa se archivó por, supuestamente, no contar con los elementos suficientes.