Daisy Dota sabe que cultivar cebollas es un riesgo porque su precio es inestable y en la última cosecha de 2019, por el saco que un año antes vendió en 30 dólares, le dieron apenas 5. Sin embargo, su economía no le permite diversificar con otros productos porque tampoco conoce muy bien cómo sembrarlos. Su esfuerzo diario se centra en lograr que en la seca y árida Seucer, un poblado de la parroquia Sumaypamba, del cantón Saraguro, de la provincia de Loja, llegue el agua a través de canales, tuberías y reservorios. 

Daisy Dota en Seucer

Daisy Dota espera que el agua del canal llegue a las parcelas donde están las cebollas y se asegura que no se inunde. Para bloquear el paso del agua, pone tierra entre los surcos.

cultivo de cebollas en Seucer

El sembrío de cebollas de Daisy Dota y su esposo en Seucer es un parche verde en medio de tanta aridez.

PUBLICIDAD

| Si quieres recibir los textos de GK en tu correo, regístrate aquí. |

manguera de riego en Seucer

Para regar sus cultivos, Daisy mueve la manguera hacia uno de sus reservorios. El otro extremos de la manguera está encima del canal natural por donde pasa el agua.

riego por inundación en Seucer

El riego por inundación o gravedad es el más utilizado por los agricultores. Su defecto es que arrastra los nutrientes de la tierra.

plantación de cebolla

Para protegerse del sol, Daisy usa una chaqueta jean y un sombrero. Para no hundirse en la tierra húmeda, viste botas de caucho.

cebolla colorada en Seucer

Daisy pela una de la cebollas recién cosechadas para que percibamos el olor de una cebolla fresca.

 | Al periodismo independiente lo financian sus lectores. Aporta a GK, aquí. |

adaptación al cambio climático en Secuer

Después de cuatro horas de regar su cultivo de cebollas, Daisy regresa a su casa y prepara el almuerzo para sus seis hijos. En su tiempo libre, juega fútbol.

cebolla cortada

Daisy utiliza las cebollas recién cosechadas como uno de los ingredientes para preparar su almuerzo. Las coloca en agua para bajar la intensidad del sabor.


Créditos

Investigación, reportería y redacción: Isabela Ponce
Investigación, fotografía y video: Ana María Buitrón
Edición y mentoría: María Teresa Ronderos (Fondo ODS – Centro ODS para América Latina)
Edición de texto: José María León
Edición de video: Diego Ayala 
Dirección de arte: Gabriela Valarezo
Ilustración: Paula de la Cruz
Gestión de redes sociales: Verónica Aumala
Este proyecto tuvo el apoyo de: