Ivonne Baki reemplaza como Embajadora de Ecuador en Estados Unidos a Francisco Carrión. El diplomático ocupó el cargo de enero de 2018 a enero de 2020.  

| Si quieres recibir los textos de GK en tu correo, regístrate aquí. |

Carrión dijo que había presentado su renuncia al cargo porque estaba en desacuerdo con que no exista un acuerdo vinculante bilateral para el programa de vuelos de vigilancia aeromarítima estadounidense que se realiza sobre territorio ecuatoriano desde septiembre de 2018 para controlar el narcotráfico. Según Carrión, había compartido su preocupación con la Cancillería “en varias ocasiones”.

El Gobierno de Lenín Moreno, en cambio, tenía otra versión: el canciller José Valencia dijo que se le pidió la renuncia a Carrión un día antes de que él renunciara porque buscaban un perfil que se enfoque en la potencialización de las relaciones económicas con los Estados Unidos. Según Carrión, se le pidió la renuncia el 7 de enero de 2020, un día después de que él presentara su dimisión, y no el día anterior. “Resulta extraño que se me solicite la renuncia después de haberla presentado”, dijo Carrión en un comunicado publicado en Twitter. 

En el mismo comunicado, Carrión dijo que no veía la necesidad de fortalecer las relaciones comerciales con Estados Unidos porque “nunca han estado más activas y consistentes” que durante su gestión. Carrión dijo que los ministros de Comercio Exterior y las Cámaras de Comercio del país podrían dar fe de esto. Carrión gestionó tres visitas de funcionarios estadounidenses de alto nivel a Ecuador: entre ellas, la del Secretario de Estado, Mike Pompeo, y la del Vicepresidente Mike Pence. 

PUBLICIDAD

El Ministro de Defensa Oswaldo Jarrín y el canciller José Valencia dijeron que las operaciones aeromarítimas están reguladas por convenios generales suscritos entre el Ecuador y los Estados Unidos. 

El 23 de enero de 2020, Francisco Carrión se presentó ante la Comisión de Soberanía y Relaciones Internacionales de la Asamblea para dar su versión sobre el caso de los sobrevuelos. Carrión insistió en que debe existir un “marco normativo vinculante” en el que se establezcan las obligaciones, derechos y condiciones para estas operaciones aéreas —y no los convenios generales, adujo. Además, dijo que no se opone a la cooperación en la lucha contra el narcotráfico, pero que durante esas operaciones no solo se recoge información sobre para tal propósito, sino sobre otros que deberían compartirse con el país. 

|Al periodismo independiente lo financian sus lectores. Aporta a GK, aquí.|

Durante su intervención, Carrión confirmó que se han hecho 45 operaciones de este tipo sin que exista un acuerdo entre Estados Unidos y Ecuador. El exembajador ante los Estados Unidos dijo que no podía asegurar que se haya violado la soberanía del Ecuador, pero sí que se necesita establecer un mecanismo en el que se fijen las bases del trato entre ambas partes. La Comisión se comprometió a darle seguimiento al tema.