La Comisión de Fiscalización de la Asamblea Nacional no aprobó el juicio político contra Diana Atamaint, presidenta del Consejo Nacional Electoral. La mañana del viernes 31 de enero, la Comisión no obtuvo los votos necesarios para que el juicio político en contra de Atamaint pase a conocimiento del Pleno de la Asamblea. Se obtuvo seis votos afirmativos para dar paso al juicio, dos en contra y cuatro abstenciones. Se requerían siete votos para que la moción pase al pleno. 

La presidenta de la Comisión de Fiscalización,  Johanna Cedeño dijo que la decisión de cada legislador de la comisión responde al análisis de las pruebas y a lo que determine su conciencia, más allá de la posición política que representa.

Después de la decisión de la Comisión, la asambleísta Jeannine Cruz, una de las proponentes del juicio contra Atamaint, dijo “esto no termina aquí tomaremos acciones penales, presentaremos en la Fiscalía porque es evidente el tráfico de influencias que se dio en esta institución”.

Entre los principales motivos del pedido de enjuiciamiento político a la presidenta del CNE están supuestos incumplimientos de funciones. Según los asambleístas Jeannine Cruz y Fernando Flores, proponentes del juicio, Atamaint habría también incurrido en un presunto tráfico de influencias dentro del CNE, institución de la que Atamaint —como su presidenta— es la representante administrativa. 

Otras de las razones para enjuiciar políticamente a Atamaint fue la falta de respuesta a las denuncias de los consejeros Luis Verdesoto y Enrique Pita por el presunto fraude en sistema informático del CNE durante las elecciones de marzo de 2019. En la denuncia presentada por el consejero Enrique Pita, se dice que el Luis Loyo, entonces Director Nacional de Procesos Electorales, “intentó interferir en el trabajo que se había organizado y planificado al tratar de imponer nuevos Coordinadores de Recinto, con gente de su confianza” durante las elecciones de vocales de juntas parroquiales en las parroquias de Santa María y Paraíso. 

PUBLICIDAD

El 22 de enero de 2020 Diana Atamaint, presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE) asistió  a la convocatoria de la Comisión de Fiscalización de la Asamblea Nacional en el juicio en su contra. Atamaint dijo que las elecciones seccionales del 24 de marzo de 2019 “fueron elecciones limpias y exitosas”. Por lo que no habría ocurrido ningún fraude.

Sobre el tráfico de influencias, Atamaint dijo que ella no puede ser responsable de lo que haga una persona recomendada por otro consejero. “Las personas, cada quien son responsables de sus actos”, dijo. Además, aseguró que Luis Loyo, ex funcionario del CNE sentenciado por asociación ilícita, fue contratado por el CNE porque cumplía con los requisitos para trabajar en el sector público. Después de que identificaron los actos irregulares que realizaba Loyo, dijo Atamaint, ella misma “denunció el caso en la Fiscalía”.