El 7 de enero del 2020, durante el segundo debate del proyecto, y tras la intervención de 30 legisladores de diferentes partidos políticos, la Ley de Emprendimiento e Innovación fue aprobada por unanimidad con 116 votos a favor. El proyecto de ley fue propuesto por la Comisión Especializada Permanente del Desarrollo Económico, Productivo y la Microempresa de la Asamblea Nacional — presidida por Esteban Albornoz— el 19 de diciembre del 2018, para incentivar el emprendimiento en el país. 

| Si quieres recibir los textos de GK en tu correo, regístrate aquí. |

Ahora, el Presidente de la República tendrá 30 días para vetar o allanarse al proyecto aprobado por la Asamblea. Si no hay objeciones del Ejecutivo, la ley deberá ser enviada para promulgación en el Registro Oficial. Tras la publicación, el Ejecutivo tendrá un plazo de 90 días para expedir el Reglamento General de la Ley. 

Durante el primer debate de la ley, el 7 de agosto del 2019, Albornoz (de Alianza País), dijo que el emprendimiento es “la búsqueda de oportunidades independientemente de los recursos”. Dijo, también, que la ley busca impulsarlo para generar empleo digno, desarrollo sostenible, e independencia económica tomando para fomentar “el bienestar para todos”. Según Albornoz, el proyecto traerá un gran cambio para el país. 

Durante su intervención en el debate, Esteban Albornoz dijo que el 42% de los ecuatorianos tienen la intención de emprender, pero que la burocracia y los obstáculos financieros son muchos y dificultan el emprendimiento. Por eso, la Ley de Emprendimiento planea eliminar las barreras que tienen los emprendedores, dar facilidades para el emprendimiento, y brindar incentivos adecuados para potenciales emprendedores. 

PUBLICIDAD

Durante el debate, César Rohon, asambleísta del Partido Social Cristiano, dijo que esta ley es “fundamental” para el futuro del país y su desarrollo. Según Rohon, la ley servirá para generar “trabajo y producción, que es lo que el país necesita el día de hoy, y para que especialmente genere divisas para sostener la dolarización”. 

La ley tuvo el apoyo y aporte de 40 legisladores, la academia, y actores públicos y privados. Albornoz destacó el apoyo de la Alianza para el Emprendimiento e Innovación (AEI) del Ecuador, a quienes responsabilizó de manera positiva por “una buena parte del articulado de la ley.” 

|Al periodismo independiente lo financian sus lectores. Aporta a GK, aquí.|

Finalmente, Albornoz, dijo también “vamos a darle al país la primera Ley de Emprendimiento e Innovación, una ley que ha sido esperada y por sobre todo, una ley necesaria y urgente para buscar, a través del emprendimiento, dinamizar la economía y generar trabajo digno”.