La Asamblea aprobó la Ley de Emprendimiento e Innovación, te la explicamos

  • Ley de Emprendimiento e Innovación fue aprobada para incentivar el emprendimiento en el Ecuador

    • La Ley de Emprendimiento e Innovación fue aprobada

      La Ley de Emprendimiento e Innovación fue aprobada por la Asamblea Nacional- Fotografía tomada de la cuenta de Flickr de la Asamblea Nacional.

    El 7 de enero del 2020, durante el segundo debate del proyecto, y tras la intervención de 30 legisladores de diferentes partidos políticos, la Ley de Emprendimiento e Innovación fue aprobada por unanimidad con 116 votos a favor. El proyecto de ley fue propuesto por la Comisión Especializada Permanente del Desarrollo Económico, Productivo y la Microempresa de la Asamblea Nacional — presidida por Esteban Albornoz— el 19 de diciembre del 2018, para incentivar el emprendimiento en el país. 

    | Si quieres recibir los textos de GK en tu correo, regístrate aquí. |

    Ahora, el Presidente de la República tendrá 30 días para vetar o allanarse al proyecto aprobado por la Asamblea. Si no hay objeciones del Ejecutivo, la ley deberá ser enviada para promulgación en el Registro Oficial. Tras la publicación, el Ejecutivo tendrá un plazo de 90 días para expedir el Reglamento General de la Ley. 

    Durante el primer debate de la ley, el 7 de agosto del 2019, Albornoz (de Alianza País), dijo que el emprendimiento es “la búsqueda de oportunidades independientemente de los recursos”. Dijo, también, que la ley busca impulsarlo para generar empleo digno, desarrollo sostenible, e independencia económica tomando para fomentar “el bienestar para todos”. Según Albornoz, el proyecto traerá un gran cambio para el país. 

    Durante su intervención en el debate, Esteban Albornoz dijo que el 42% de los ecuatorianos tienen la intención de emprender, pero que la burocracia y los obstáculos financieros son muchos y dificultan el emprendimiento. Por eso, la Ley de Emprendimiento planea eliminar las barreras que tienen los emprendedores, dar facilidades para el emprendimiento, y brindar incentivos adecuados para potenciales emprendedores. 

    Durante el debate, César Rohon, asambleísta del Partido Social Cristiano, dijo que esta ley es “fundamental” para el futuro del país y su desarrollo. Según Rohon, la ley servirá para generar “trabajo y producción, que es lo que el país necesita el día de hoy, y para que especialmente genere divisas para sostener la dolarización”. 

    La ley tuvo el apoyo y aporte de 40 legisladores, la academia, y actores públicos y privados. Albornoz destacó el apoyo de la Alianza para el Emprendimiento e Innovación (AEI) del Ecuador, a quienes responsabilizó de manera positiva por “una buena parte del articulado de la ley.” 

    |Al periodismo independiente lo financian sus lectores. Aporta a GK, aquí.|

    Finalmente, Albornoz, dijo también “vamos a darle al país la primera Ley de Emprendimiento e Innovación, una ley que ha sido esperada y por sobre todo, una ley necesaria y urgente para buscar, a través del emprendimiento, dinamizar la economía y generar trabajo digno”. 

  • ¿Qué dice la Ley de Emprendimiento e Innovación?

    • beneficios de la ley de emprendimiento

      La Ley de Emprendimiento e Innovación promueve el crecimiento económico y productivo del país. Fotografía tomada de la cuenta de Flickr de la Asamblea Nacional.

    La Ley de Emprendimiento e Innovación promueve el crecimiento económico y productivo del país a través de incentivos para proyectos de emprendimiento e innovación. Según a ley, el Estado debe comprometerse a apoyarlos, a través de políticas públicas que lo fomenten, y a simplificar los trámites para la creación, operación y cierre de empresas. 

    | Si quieres recibir los textos de GK en tu correo, regístrate aquí. |

    Tomando que para emprender se necesita capital semilla, la ley establece fuentes alternativas de financiamiento y garantía para emprendedores, como tasas de interés preferentes, y así reducir los obstáculos financieros que enfrentan. 

    Además, la ley crea un régimen laboral específico para la industria. Establece nuevas modalidades de contratos para los empleados de start-ups (como se conoce en inglés a los emprendimientos nacientes), distintas a las que están definidas en el Código del Trabajo para las empresas ya establecidas. 

    Estas modalidades incluyen la jornada parcial, el tiempo de duración de los contratos, pago de beneficios de ley, remuneraciones y su forma de cálculo. Albornoz dijo que el objetivo de los miembros de la Comisión Especializada Permanente del Desarrollo Económico, Productivo y la Microempresa, que propuso el proyecto de ley a la Asamblea, es “respetar en absoluto los derechos de los trabajadores.” Por ello, la ley aclara que estas nuevas condiciones y modalidades serán incorporadas de acuerdo a lo establecido en el Código del Trabajo

    Respecto de la seguridad social para los trabajadores, la Ley dice que se alineará a la actual Ley de Seguridad Social. La normativa establece que una vez se firme el contrato de trabajo, independientemente de ser o no trabajo de emprendimiento, el empleador tendrá que afiliar al trabajador en el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) como cualquier otro patrono. Los empleados de los emprendimientos tendrán derecho a sus beneficios desde el primer día del inicio de la relación laboral.

    |Al periodismo independiente lo financian sus lectores. Aporta a GK, aquí.|

    En la Ley de Emprendimiento e Innovación, se crea, además, las Sociedades por Acciones Simplificadas, un Consejo Nacional para el Emprendimiento e Innovación y un Registro Nacional de Emprendedores. El documento aprobado por la asamblea contempla al crowdfunding  como forma de financiamiento colaborativo y la modificación de las mallas curriculares escolares y universitarias para “fomentar y afianzar el espíritu emprendedor e innovador”.

  • La ley de emprendimiento crea nuevos organismos y entidades, ¿cuáles son?

    • Registro Nacional de Emprendedores

      La Ley de Emprendimiento e Innovación creó el Registro Nacional de Emprendedores. Fotografía tomada del Flickr de la Asamblea Nacional

    La Ley de Emprendimiento e Innovación creó el Consejo Nacional para el Emprendimiento y el Registro Nacional de Emprendedores. Además, añadió una figura societaria a la legislación: las Sociedades por Acciones Simplificadas (S.A.S).

    | Si quieres recibir los textos de GK en tu correo, regístrate aquí. |

    El Consejo Nacional para el Emprendimiento e Innovación (Conein) será un organismo que se reunirá bimestralmente para plantear resoluciones que promuevan el emprendimiento e innovación del país, a través de la coordinación interinstitucional, las alianzas público-privada y la academia. 

    Estará conformado por delegados de la Presidencia de la República, el Ministerio de Producción, el Ministerio de Economía y Finanzas, la Secretaría Nacional de Educación Superior, Ciencia, Tecnología e Innovación, el Comité Interinstitucional de la Economía Popular y Solidaria, el Consorcio de Gobiernos Autónomos Provinciales, Asociación de Municipalidades del Ecuador, el Consejo Consultivo del Emprendimiento e Innovación, las Cámaras de Producción, y representantes de Universidades, Escuelas Politécnicas e Institutos de Educación Superior públicos y privados. 

    La ley establece, además, que el Conein se complementará con una secretaría técnica que dará seguimiento a las resoluciones que emitidas el Consejo. Esta institución estará encargada, también, de crear una Guía Nacional de Emprendimiento que provea información relevante y que será actualizada semestralmente. 

    El Conein también contará con el apoyo de un Consejo Consultivo de Emprendimiento e Innovación, que se encargará del seguimiento de las políticas públicas que afecten al emprendimiento e innovación. El Consejo estará integrado por representantes de las Cámaras de industrias, turismo, comercio, y otras organizaciones públicas y privadas que apoyen el emprendimiento y la innovación. El Consejo será responsable de la Estrategia Nacional de Emprendimiento e Innovación —las estrategias, acciones y metas para cumplir los objetivos de la Ley. 

    El Registro Nacional de Emprendedores (o RNE) es un ente de coordinación interinstitucional que llevará un conteo de los registros de emprendedores en el país. Podrán ser parte de este registro, las personas que tengan emprendimientos con antigüedad menor a cinco años desde la fecha de entrada de vigencia de la ley, menos de 49 trabajadores, y con ventas menores a 1 millón de dólares. 

    Según la ley, este registro será creado por el Ministerio rector de la Producción, que también se encargará de actualizarlo, según a lo establecido por la Ley de Emprendimiento e Innovación.

    Las Sociedades por Acciones Simplificadas (S.A.S) serán un tipo de sociedad mercantil, es decir, una sociedad cuya actividad económica es el comercio. Estas sociedades estarán conformadas por una o más personas, mediante un trámite simplificado para fomentar la formalización y desarrollo de empresas. Las S.A.S ayudarían a que los emprendedores tengan mayor libertad de desarrollar actividades comerciales, de crear estructuras societarias alineadas a sus proyectos, y de establecer un sistema que protege a los inversionistas. De esta forma se reduce el costo de capital de los emprendimientos. 

    |Al periodismo independiente lo financian sus lectores. Aporta a GK, aquí.|

    Esteban Albornoz, asambleísta de Alianza País, explicó en el último debate de la Ley de Emprendimiento e Innovación, que la nueva modalidad de Sociedades de Acciones Simplificadas es relevante para el emprendedor porque la forma en la que se abre y se cierra una empresa de este tipo es bastante ágil, “prácticamente en horas se podría cerrar la Sociedad de Acciones Simplificadas.”

    Las S.A.S estarán reguladas por los Intendentes de Compañías. 

  • ¿Qué pasa con las plataformas de financiamiento colaborativo?

    • El crowdfunding en Ecuador

      La Ley de Emprendimiento e Innovación establece regulaciones sobre las plataformas de crowfunding en Ecuador. Fotografía tomada del Flickr de la Asamblea Nacional

    Las plataformas de fondos colaborativos o de crowfunding conectan mediante internet a personas que buscan un capital para un proyecto con inversionistas. Estas plataformas permiten que un emprendedor reciba dinero de inversores en cualquier ciudad del país. 

    | Si quieres recibir los textos de GK en tu correo, regístrate aquí. |

    En el segundo debate de la Ley de Emprendimiento e Innovación, María Mercedes Cuesta, Asambleísta independiente, explicó que esta nueva modalidad de inversión “ofrece una alternativa para que con pequeños aportes de muchas personas se puedan llevar a cabo grandes proyectos e iniciativas empresariales sin la necesidad de un gran inversor”. 

    La Ley de Emprendimiento e Innovación, establece una amplia regulación sobre estas plataformas de crowfunding, ya que, según Cuesta, es necesario impedir el mal manejo de recursos en el país. De esta forma, la ley determina que la institución encargada del registro y control societario de estas plataformas sea la Superintendencia de Compañías, Valores y Seguros. El registro de las plataformas de fondos colaborativos será público y sus operaciones serán reguladas por el Consejo Nacional de Valores de la Superintendencia de Compañías, Valores y Seguros. 

    Según lo establecido por la ley, las plataformas de fondos colaborativos se clasificarán en 5 categorías de acuerdo al tipo de proyecto al que contribuyen: Donación, Recompensa, Pre Compra, Inversión en acciones, y Financiamiento Reembolsable. 

    Hay requisitos para usar las plataformas de fondos colaborativos. Según la ley, deben estar reguladas y acreditadas en el país. En su objeto social su actuación debe ser únicamente intermediario entre emprendedores e inversionistas, y las páginas web de las plataformas deben publicar los términos y condiciones de su uso para el conocimiento de los usuarios.

    La Ley de Emprendimiento e Innovación también establece que las plataformas de fondos colaborativos deberán recibir y publicar los proyectos de emprendimiento, crear y desarrollar canales para facilitar la difusión de información a los inversores, y brindar a los usuarios funciones de búsqueda basados en criterios de clasificación dentro de la plataforma para facilitar el acceso a la información. 

    Las plataformas de fondos colaborativos están autorizadas por la ley para cobrar comisiones por sus servicios. Estas comisiones tienen que ser claras para que el emprendedor conozca el precio que implica el uso de las plataformas. Además, las plataformas tienen la responsabilidad de hacer público el costo de las comisiones y de actualizar este valor permanentemente dentro de los términos y condiciones de uso de la plataforma. 

    Entre algunas de las prohibiciones establecidas por la ley, las plataformas de fondos colaborativos no podrán administrar directamente los recursos de los proyectos financiados, otorgar préstamos a los inversores o promotores, ni recibir fondos del inversor sin la aceptación de términos y condiciones de uso de las plataformas. 

    |Al periodismo independiente lo financian sus lectores. Aporta a GK, aquí.|

    La ley determina que un proyecto no puede financiarse al mismo tiempo en más de una plataforma de fondos colaborativos. Además, el monto máximo de recaudación de un proyecto de emprendimiento a través de una de estas plataformas es de mil salarios básicos unificados, para 2020, esto sería 400 mil dólares. Sin embargo, cada plataforma puede establecer un límite inferior a ese.

  • ¿Qué opinan los emprendedores sobre la ley de emprendimiento?

    • Los emprendedores creen en la ley

      La ley pretende que sean cada vez más los emprendimientos exitosos en el Ecuador. Fotografía tomada del Twitter del Ministerio de Producción

    La Alianza para el Emprendimiento e Innovación (AEI) del Ecuador, a través de su coordinadora de áreas, Karina Jara, dijo en una entrevista a Punto Noticias que la aprobación de la Ley de Emprendimiento es un “hito fundamental” para el desarrollo de los negocios, el emprendimiento y el fortalecimiento de procesos de innovación en el país. “Felicitamos a todos los asambleístas por haber dado este gran paso”, dijo Jara. 

    | Si quieres recibir los textos de GK en tu correo, regístrate aquí. |

    La simplificación de trámites ha sido un viejo pedido del sector emprendedor del Ecuador. El Director Ejecutivo de la AEI, Andrés Zurita, dijo que gracias a la ley los emprendedores podrán crear y cerrar sus empresas de forma más simple. También resaltó la importancia de la “protección de los nuevos emprendimientos, sus ideas y sus procesos” por el Servicio Nacional de Derechos Intelectuales (Senadi).

    Iván Danilo Bermeo, emprendedor, cree que la nueva Ley es muy buena para los nuevos emprendedores, sobre todo por la simplificación de los trámites. Dice que cuando él empezó su negocio, los trámites y permisos no sólo eran muchos sino también costosos, por lo que la liquidez inicial se ve mermada. 

    Galindo Parra, de la Corporación Microempresarial Yunguilla, dijo que la Ley de Emprendimiento e Innovación le parece “necesaria sobre todo”. Parra cree que muchos de los emprendimientos en el país “todavía no han tenido un respaldo constitucional, como deberían”. 

    Pero aún, creen muchos expertos, es necesario definir detalles y dar mayor claridad sobre los mecanismos establecidos en la nueva ley. Sebastián Chiriboga, encargado de Emprendimiento e Innovación de la Cámara de Comercio de Quito dijo que si bien es un avance, aún hay obstáculos estructurales que resolver, “dificultades para contratar, temas tributarios, tramitológicos, se requiere una agenda de competitividad clara”. Pablo Zambrano, Presidente Ejecutivo de la Cámara de Industrias y Producción, dijo en su cuenta de Twitter que la ley es un “muy importante paso adelante para generar un entorno legal positivo a favor de los emprendedores del Ecuador.”

    |Al periodismo independiente lo financian sus lectores. Aporta a GK, aquí.|

    La nueva ley espera cambiar la realidad actual en la que, según el asambleísta Albornoz, alrededor del 90% de emprendimientos fracasan luego de 3 años de lanzados. En su lugar, la ley pretende que sean cada vez más los emprendimientos exitosos que contribuyan positivamente a la economía del Ecuador.