El Cuerpo de Bomberos de Quito confirmó que desde la mañana del 14 de enero de 2020, trata de apagar un incendio en el cerro Casitagua, en el sector de Pusuquí, al norte de Quito. Según el Municipio de la capital ecuatoriana, fueron notificados del fuego a las 10:15 de la mañana, y se despacharon 60 miembros del Grupo Táctico Forestal del Cuerpo de Bomberos para empezar a combatirlo y extinguirlo fuego. Para ello, se destinaron 14 catorce vehículos contraincendios, cinco motocicletas y el helicóptero Argus del Cuerpo de Bomberos. 

| Si quieres recibir los textos de GK en tu correo, regístrate aquí. |

Según Juan Pablo Burbano, secretario general de Seguridad y Gobernabilidad municipal, el Puesto de Mando Unificado del Cuerpo de Bomberos —instalado en la Unidad Educativa Pomasqui— pidió que las Fuerzas Armadas apoyen los intentos de extinguir el incendio. Jorge Yunda, Alcalde de Quito, confirmó que desde las cuatro de la mañana del 15 de enero de 2020 se reanudaron las operaciones en el Casitagua, ya con el apoyo de las Fuerzas Armadas del Ecuador.  

Burbano confirmó que el 15 de enero se incrementó a cuatro aeronaves, doscientos bomberos, ochenta efectivos del Ejército, treinta guardabosques y veinte rescatistas de montaña del Cuerpo de Agentes de Control Metropolitano. Las cuatro aeronaves del Ejército, la Policía y los Bomberos de Quito están realizando operaciones aéreas conjuntas para apagar las llamas. Burbano explicó que las descargas de agua sirven, también, “para disminuir la temperatura” en la superficie, y que los bomberos que están en tierra “puedan tener mejores condiciones de trabajo”. 

Además de los bomberos quiteños y el ejército, participan en los esfuerzos por controlar el fuego la Secretaría de Gestión de Riesgos y Emergencias, la Policía Nacional y el Ministerio de Ambiente. La secretaria nacional de Gestión de Riesgos, María Alexandra Ocles, dijo que “se aumentará el contingente para tener una acción más efectiva”. La duración del incendio hace que sea necesario rotar los turnos de los bomberos y militares que intentan apagarlo. 

PUBLICIDAD

El alcalde Yunda confirmó que no hay “ningún riesgo ni afectación” para las viviendas y los habitantes de la zona. Burbano dijo que —según las mediciones y predicciones del Cuerpo de Bomberos— la población que vive en la parte baja del cerro no está en peligro.  El Municipio de Quito confirmó que no existe una alerta de evacuación en Pomasqui, ni en ninguna zona del noroeste de la ciudad. 

|Al periodismo independiente lo financian sus lectores. Aporta a GK, aquí.|

Si se encuentran animales afectados por el incendio en el cerro Casitagua, el Ministerio del Ambiente confirmó que Urbanimal —el centro de gestión zoosanitaria municipal—, para que sean atendidos en el Hospital Fauna Silvestre de la Universidad San Francisco. Los animales serán transportados por la Unidad de Vida Silvestre del Ministerio.