El lunes 14 a la 1:40 de la tarde, la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie) dio una rueda de prensa en el Ágora de la Casa de la Cultura en Quito. Dirigentes de las organizaciones indígenas agradecieron al pueblo su apoyo y celebraron la victoria del diálogo con el presidente Lenín Moreno que concluyó en la derogatoria del decreto 883. 

Jaime Vargas, presidente de la Conaie, empezó agradeciendo a todos los ecuatorianos que los apoyaron. También reconoció el trabajo de “todos los medios que han estado siguiendo paso a paso todo lo que estaba sucediendo” y de las universidades. Además dijo gracias a las brigadas médicas y la Cruz Roja. Y agradeció a todos los valientes que “entregaron su vida para defender a su patria”. 

“Hermanos, hemos liberado al país, hemos liberado un derecho”, dijo Vargas, y agregó que ya es hora de que se detenga el saqueo al pueblo ecuatoriano. El presidente de la Conaie confirmó lo que el presidente Moreno dijo en Twitter: en las próximas horas será oficial la derogación del decreto 883. Vargas también dijo que a más tardar mañana 15 de octubre se normalizarán las tarifas.   

Durante su intervención, Vargas reforzó la petición de la renuncia de la ministra de Gobierno, María Paula Romo, y el ministro de Defensa, Oswaldo Jarrín. “La sangre derramada de nuestros hermanos no va a quedar así, esos dos ministros tienen que pagar por todo este crimen al pueblo ecuatoriano” dijo Vargas. 

Los dirigentes de los diferentes sectores indígenas del Ecuador también reforzaron los puntos de Vargas. Luisa Lozano, dirigente de la Mujer de la Conaie, habló sobre el papel de las mujeres indígenas durante las movilizaciones y dijo que pese a que sus vidas “han estado amenazadas, no hemos bajado la cabeza”. También dijo que es importante reconocer el daño y la intimidación de las noticias falsas. Pero que ellos saben quienes están detrás de eso y que son personas que “nunca van a querer que los indígenas estén sobre ellos”. 

PUBLICIDAD

Marlon Santi, coordinador nacional de Pachakutik —el partido político de los indígenas—, dijo que todos líderes indígenas han recibido amenazas la mañana del lunes 14 de octubre. Y  que si algún dirigente indígena se pierde o es atacado de alguna forma, “habrá responsables: el Estado y quienes configuraron la mal llamada Revolución Ciudadana.”

La rueda de prensa se terminó con una corta ronda de preguntas en la que Jaime Vargas confirmó que ya se ha dado la disposición a todos los dirigentes para que levanten las medias de hecho. Y que si no se ha cumplido todavía es porque están en zonas donde no hay señal o por la confusión generada por las noticias falsas. También dijo que se está organizando una minga de trabajo para “levantar la capital de los ecuatorianos”.